FYI.

This story is over 5 years old.

Drogas

Hablamos con los analistas de Energy Control: 'La droga es más segura y pura en la deep web'

Claudio Vidal, una de las caras visibles de Energy Control — el proyecto que analiza y asesora en cuestión de drogas — explica cómo los los consumidores suelen ser engañados y por qué los estupefacientes adquiridos en la deep web son más seguros y...
25.2.16
Foto di rainchurch/Flickr
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Trabajan con el anonimato y por eso saben tanto. No en vano, Energy Control, el proyecto de la ONG Asociación Bienestar y Desarrollo (ABD) que analiza en España la composición de las drogas, asesora sobre las mejores pautas para su consumo e informa sobre las tendencias y las nuevas amenazas del mercado de los estupefacientes, ganó el Premio de Prevención Europea.

Las puertas de este laboratorio social están abiertas a cualquier ciudadano que tenga dudas sobre el consumo o la composición de estupefacientes. A Energy Control no le interesa saber cómo se llaman sus usuarios y los miembros de su equipo sólo preguntan para dar mejores respuestas.

Publicidad

VICE News habla con Claudio Vidal, responsable de este proyecto nacional dedicado a la prevención del consumo de drogas en Andalucía, sobre la venta de estupefacientes en la deep web, los fraudes que cometen los camellos [dealers] para con sus incautos clientes y acerca de los verdaderos y los falsos mitos en torno a las nuevas drogas sintéticas.

VICE News: ¿La droga sigue matando a los jóvenes?
Claudio Vidal: La muerte es la peor consecuencia del consumo de drogas pero las tasas de mortalidad vinculadas a su uso han bajado mucho, son estables y no demasiado importantes cuando hablamos de uso recreativo, es decir, el que hacen los jóvenes cuando se van de fiesta. Pero el consumo de estupefacientes tiene consecuencias de tipo agudo como las intoxicaciones y está asociado a problemas cardiovasculares y a las psicopatías. Con un uso muy intensivo de droga puedes sufrir capítulos de pérdida de contacto con la realidad, tener ideas delirantes y alucinaciones. Además, para las personas vulnerables, con mayor predisposición a sufrir este tipo de patologías mentales, la droga, sobre todo el cannabis, actúa como un detonante.

Pero con el cannabis, al menos, el usuario sabe lo que se está consumiendo, ¿no?
Más que con otro tipo de drogas; y este es precisamente un punto muy importante porque, desde hace algunos años, estamos asistiendo a la proliferación de nuevas drogas psicoactivas, algo que genera mucha incertidumbre. Inquieta porque no sabemos cuál es la composición de estos estupefacientes y, por lo tanto, tampoco podemos predecir cuales serán sus efectos adversos.

Publicidad

¿Qué es lo que sabemos de estas drogas?
Que tienen un origen químico y, que, normalmente imitan les efectos de estupefacientes como la cocaína o el cannabis. Se crean para venderse en el mercado legal porque, al ser nuevas, no están prohibidas y eso hace que su coste de producción, distribución y comercialización se abarate. Suelen ser más potentes y venderse en dosis más pequeñas.

¿Cómo se llaman y qué llevan?
Hay muchas pero las más frecuentes pertenecen a dos familias químicas. Las catinonas sintéticas, derivados sintéticos del khat, como la mefedrona o el MDPV, que se construyen a partir de una molécula original de esta droga natural, y los cannabinoides sintéticos, que son sustancias químicas que actúan en los mismos lugares del cerebro que los cannabinoides naturales. En España, nadie ha muerto debido a su consumo pero en otros países europeos [como Reino Unido, donde acceder a la marihuana es más difícil y su precio es mucho más elevado], sí.

El 'boom' de las plantaciones de marihuana en España. Leer más aquí.

¿La droga caníbal o la flakka también serían drogas psicoactivas?
Sí, pero ten en cuenta que los medios de comunicación han sido muy sensacionalistas al tratar la irrupción de estas dos nuevas drogas. Como te decía, el peligro de estos estupefacientes radica, sobre todo, en el desconocimiento.

¿Así que ni con la flakka voy a desarrollar súperpoderes, ni con la caníbal me comeré a nadie?
Exacto, estas afirmaciones, que hicieron algunos medios de comunicación, no tienen ningún tipo de fundamento en la literatura científica.

Publicidad

Con todo, lo paradójico es que la mayoría de estos estupefacientes, a los que muchos se refieren simplemente como sintéticos, son legales.
Sí, sólo cuando se popularizan o se detectan problemas asociados a su uso, la ONU las incluye en las llamadas listas de fiscalización, que son las que establecen la ilegalidad de este tipo de sustancias. El problema es que este veto puede esquivarse con una simple modificación química de su composición. Hoy ya vamos por la tercera generación de estas drogas.

El juego del gato y el ratón… Entonces, ¿qué debería hacerse para combatir la pericia de los productores?
Las instituciones siempre van por detrás, prohibir las drogas no es una solución, porque se envían más drogas al mercado negro y se incentiva la creación de otras sustancias para comercializar en el mercado legal. La regulación controlada de ciertas drogas es la única solución.

¿Eso acabaría con su adulteración?
Sería una de las consecuencias, claro. La adulteración en el mercado negro es una realidad aunque no es el único fraude que paga el consumidor. Si compras cocaína o speed en España estarán, con total seguridad, adulterados. Así, en la cocaína, por ejemplo, se han detectado casos en los que se añadía Levamisol, que es un antiparasitario cuyo uso para humanos fue retirado y que potencia los efectos de la cocaína.

¿Qué otras fórmulas se utilizan para engañar a los incautos clientes?
La sustitución. Algunos compradores de éxtasis han acabado tomándose anfetaminas con PMMA [con una alta toxicidad] o catinona sintética.

Publicidad

¿Y eso pasa más o menos cuando la droga se adquiere en la deep web de Internet?

Menos, mucho menos. La venta de droga ilegal por la deep web ofrece una mayor seguridad porque no tienes que ir a comprar a ciertos lugares que pueden ser más o menos peligrosos y porque funciona, como muchas webs de la Internet abierta, por méritos. Los consumidores puntúan a los proveedores y la droga suele ser de mejor calidad, más pura, porque no se paga hasta que llega a casa del cliente y éste la revisa. Sin embargo, sigue siendo un modo de adquisición minoritario porque la gente prefiere comprar droga a su camello de confianza.

¿Y cómo te llega a casa?
Por correo postal.

Sigue a Maria Altimira en Twitter:@MariaAltimira

Sigue a VICE News En Español en Twitter:@VICENewsEs