Sigue a Sotomayor por una fantasía color pastel en su nuevo video, “Eléctrico”

El segundo sencillo de ‘Conquistador’, el segundo disco del dúo mexicano, representa otro paso hacia una identidad propia alimentada por su latinidad.
26.7.17
Cortesía de Sotomayor.

Aunque Biggie dejó en claro que la familia y los negocios no se mezclan, hacer una banda de hermanos es una fórmula que se ha probado que funciona. Desde los Beach Boys, AC/DC y los Bee Gees hasta los Jackson 5; de Hanson a los Jonas Brothers y Radiohead, hasta más recientemente, HAIM, The National o Disclosure, cuando los hermanos y hermanas que no se odian (todavía) se juntan a hacer música, se produce un efecto que resulta entrañable.

Publicidad

Y eso es algo que también percibí cuando vi a Sotomayor en vivo hace dos años en el Foro Indie Rocks! –momento en el que fui expuesto a su música por primera vez. En esa noche entre semana de octubre, Raúl Sotomayor me pareció ese típico chico nerd de la música electrónica, moviendo perillas de sus sintes, apretando los botones de su Push y armando beats. Por otro lado, Paulina Sotomayor, quien vestía una bata vaporosa y usaba maquillaje azul en la mitad superior de su cara, derramaba miel de sus cuerdas vocales sobre la audiencia, inyectándole emoción de sangre caliente a la mezcla. Pero había una electricidad palpable entre ambos generada mientras golpeaban sus tambores y percusiones con la misma pasión, una que solo siendo familia se puede compartir.

Los hermanos no vienen de una familia musical exactamente, pero a través de una conversación vía email que tuve con Raúl, mencionó que el fanatismo de su padre por la música tuvo un impacto en ellos. "Su verdadera pasión es el futbol [ríe]. Pero mi papá es una persona rara, porque puedes ver en sus ojos cuando escucha una canción cómo está absorbiendo todo. Tiene muy bien oído para las melodías y siempre se da cuenta de los pequeños detalles que hacen grande a una canción".

El origen de Sotomayor de verdad tuvo una motivación familiar. "Comenzó por una razón muy sencilla: Yo nunca había hecho música con mi hermana", dijo. Paulina y él vienen de tocar en diferentes bandas, como Jefes del Desierto y Beat Buffet, respectivamente; pero nunca en su infancia ni adolescencia pensaron en hacer música juntos. "En ese momento pocos sabían que Paulina tenía un gran talento para cantar. Yo sí lo sabía, obviamente, porque ha cantado desde muy pequeña, entonces quise probar poniéndola a cantar". Este experimento resultó en Salvaje (2015), su álbum debut, donde abordaron la idea del global bass con un toque más soul, casi jazz, proporcionado por las voces.

Publicidad

Adelantémonos al 2017. El dúo acaba de sacar su segundo larga duración, Conquistador, donde nuevamente pusieron su latinidad al frente –una elección que han hecho con la finalidad de encontrar una identidad que puedan llamar propia. "Vivimos en un mundo donde ya todo es igual –todos tienen un iPhone, Netflix, tennis Nike, y una sudadera de H&M– y eso hace cada vez más difícil que encontremos una identidad, que encontremos cosas que nos apasionen y que hagan sentirnos orgullosos de ser mexicanos, de ser latinos", explicó Raúl. "Obviamente estamos inconformes con nuestros gobiernos, con nuestra crisis económica y con las injusticias que vivimos todos los días, pero nuestra cultura y el sabor de nuestra gente es solo nuestra. Quiero hacer música que te haga sentir eso, que te haga sentir que el lugar en el que vives es el más cabrón aunque tenga todos estos problemas".

De las canciones de Conquistador, el sencillo "Eléctrico" es probablemente el tema que mejor representa esa identidad en construcción que se alimenta del orgullo de ser mexicano. Su beat de cumbia, sus percusiones acústicas y riffs de guitarra eléctrica, son como la electricidad sobre la que canta Paulina, que se mete por nuestros pies y nos mueve hasta las puntas del cabello. En su video musical, producido por IGLÚ y estrenado aquí en Noisey, invitaron a amigos (incluyendo a miembros de Liquits, Little Jesus y Mylko) a bailar con ellos en una fantasía color pastel que contrasta con lo vibrante de las calles de Ciudad de México. Porque los amigos también son familia. Mira el video abajo.

Conquistador ya está disponible en plataformas digitales.

Algodón Egipcio está en Twitter.