FYI.

This story is over 5 years old.

Comienza la evacuación de combatientes y civiles de tres ciudades sirias tras un acuerdo

Irán y Turquía, que apoyan al régimen de Bashar al-Assad y a los rebeldes, respectivamente; han ayudado a lograr un alto el fuego en las ciudades sitiadas de Zabadani, Kefraya y Fuaa permitiendo la evacuación de cientos de familias y combatientes.
28.12.15
Civiles evacuados en Homs en 2014. Imagen vía EPA
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Decenas de combatientes y cientos de familias sirias están siendo evacuados hoy lunes a Turquía y el Líbano bajo el paraguas un acuerdo auspiciado por las Naciones Unidas y alcanzado por las partes en guerra con la ayuda de Turquía e Irán.

Ambulancias y autobuses han entrado en la localidad siria de Zabadani, ubicada en la frontera con el Líbano y controlada por los rebeldes, para evacuar a los combatientes opositores, muchos de ellos heridos.

Publicidad

El acuerdo permitirá a los combatientes rebeldes que han estado escondidos durante meses en Zabadani, asediada por el régimen sirio y la milicia chií libanesa de Hezbollah, un viaje seguro hacia el aeropuerto de Beirut para luego dirigirse a Turquía gracias al auspicio del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), según dijeron fuentes a Reuters. Sin embargo, el Observatorio de Siria para los Derechos Humanos (SOHR) ha dicho que los combatientes principalmente sunitas más tarde regresarán a las zonas controladas por los rebeldes en Siria, según ha informado el Daily Telegraph.

Mientras tanto, alrededor de 300 familias en Kefraya y Fuaa, dos ciudades chiíes sitiados en el noroeste de la provincia de Idlib, controlada principalmente por los rebeldes, van a viajar en un convoy terrestre hasta la frontera con Turquía, desde donde luego volarán a Beirut. El SOHR dijo que más tarde regresarán a la Siria controlada por el régimen de Bashar al-Assad.

Los 10 documentales de VICE News sobre Estado Islámico, Siria e Irak que deberías haber visto. Leer más aquí. 

El área Zabadani había sido el centro de una ofensiva por el grupo militante libanés Hezbollah y el ejército sirio contra los grupos insurgentes. La zona es de suma importancia para el presidente Bashar al-Assad, debido a su proximidad a la capital siria, Damasco y la frontera libanesa.

Los grupos insurgentes sunitas llevan asediando meses las poblaciones de Kefraya y Fuaa, un cerco que se ha intensificado después de que la mayor parte de la provincia de Idlib cayera a manos rebeldes la pasada primavera.

Publicidad

Algunos diplomáticos afirman que este tipo de treguas locales puede ser la forma más eficaz de llevar gradualmente la paz a un país donde han muerto más de 250.000. Sin embargo muy pocos acuerdos de estas características han tenido lugar hasta ahora.

Irán, que respalda al régimen, y Turquía, que apoya a los rebeldes, han ayudado a lograr estos alto el fuego locales en Zabadani y en las dos aldeas en Idlib en septiembre. Ahora, es el traslado de familias y combatientes la segunda fase de esta operación.

A principios de este mes, cientos de rebeldes y civiles fueron evacuados en autobuses de Homs, en virtud de un acuerdo de alto el fuego también auspiciado por la ONU, un acuerdo que tardó dos años en gestarse.

Las conversaciones de paz sobre Siria celebradas en Viena e involucran a las principales potencias mundiales, ya pidieron en octubre un alto el fuego para todo el país y una renovación de las conversaciones auspiciadas por la ONU entre las partes rivales. Como parte de este proceso, hace 10 días la oposición siria se reunió en Arabia Saudí para consensuar un postura común.

Sigue a VICE News en Español en Twitter: @VICENewsES