Fumar marihuana y soñar es posible
Illustration: Jennifer Kahn
Identidad

Fumar marihuana y soñar es posible

Como persona que fuma un montón de hierba y tiene muchos sueños, puedo asegurarte que los fumetas también tenemos esas pesadillas en las que se nos caen todos los dientes, como cualquier otra persona.
16.11.16

A principios de la década de 1970, varios estudios pusieron a prueba los efectos del cannabis en el sueño, coincidiendo con la creciente popularidad del campo de la investigación del sueño en general. Los investigadores normalmente llevaban a un puñado de fumadores de hierba de esos que no tienen ni oficio ni beneficio hasta un laboratorio, les enganchaban a una máquina de electroencefalograma (EEG) y después monitoreaban su actividad cerebral conforme los fumetas iban atravesando las distintas etapas del sueño.

Publicidad

La conclusión a la que llegaron dio forma al modo en que pensamos actualmente acerca de la influencia de la marihuana en nuestras mentes en descanso: los primeros investigadores descubrieron que la droga acorta el sueño REM, es decir, la etapa en la que la mente está más activa y en la que se producen la mayoría de sueños. Así pues, la idea de que no tienes sueños cuando fumas hierba ha alcanzado el estatus de hecho irrefutable.

Sin embargo, como persona que ha fumado hierba cada noche antes de ir a dormir y posteriormente ha soñado la hostia de veces, esto nunca ha tenido sentido para mí. Otros fumetas con los que he hablado tienen una opinión similar: "Fumo hierba cada noche y recuerdo mis sueños casi todos los días", me dijo tajantemente mi amiga Mira. "A mí todo eso que me cuentas me parece una mierda" (los fumetas tenemos la desafortunada reputación de ser apáticos y pasotas, pero solo hay que darnos una buena razón y nos subimos a la parra).

Te puede interesar: Probamos el lubricante anal de cannabis

Así que me propuse llevar a cabo un estudio por mi cuenta. A lo largo de los últimos años he llegado a casa del trabajo e inmediatamente he inhalado determinada cantidad de hierba. Luego, después de hacer la cena, hablar de estupideces con mi novio, leer o quedarme absorta mirando una ridícula serie de televisión en mi portátil, me he ido a la cama y me he quedado dormida como un bebé (como un bebé que está muy colocado).

Los resultados son innegables cada noche: he soñado que tenía un hijo del que, hasta ese momento, me había olvidado, o que participaba en una carrera en la que todo el mundo podía correr de forma normal menos yo ―yo me arrastraba a cuatro patas y era incapaz de combatir la gravedad con suficiente tino como para ponerme de pie―, o cualquier otra cosa. Incluso he llegado a soñar que vuelo.

Publicidad

Al final resulta que no hay tanto consenso sobre la hierba y los sueños como parece. Un estudio sobre el cannabis y el sueño llevado a cabo en 1976, que incluye un breve análisis de los textos publicados sobre el tema hasta la fecha, admite que la mayoría de investigaciones realizadas hasta entonces habían sido "confusas".

El investigador del sueño y autor del estudio, Ismet Karacan, indicó que los primeros experimentos observaban una "tendencia a la reducción del [sueño] REM" en las noches en que los participante habían fumado hierba, en contraposición con las noches en que tomaban placebo. Pero cuando Karacan examinó esos estudios descubrió que estaban plagados de errores estadísticos y no podían tomarse como referente.

"El problema es que las investigaciones que se realizaron ―y fueron tan solo unos pocos estudios― no estaban bien controladas", nos contó por teléfono Timothy Roehrs, director de investigaciones en el Centro de Trastornos del Sueño Henry Ford. "La dosis de THC no fue bien documentada y tampoco se controló el placebo. Si observas los estudios, el efecto del cannabis en el sueño REM es equívoco. A partir de esos datos, no queda claro si hay efectos que se repitan con suficiente frecuencia en el sueño REM".

Las personas a menudo indican que tienen sueños perturbadores [cuando no fuman], pero esto se debe a que se despiertan en medio de la noche

De hecho, el estudio de Karacan desafió gran parte de las investigaciones previas de la época. Descubrió que, aunque la marihuana incrementaba el tiempo que tardaban los participantes en quedarse dormidos, también aumentaba la longitud del sueño REM y el porcentaje del ciclo de sueño que era REM. Pero estos hallazgos tampoco resultan inequívocos. Su estudio, llevado a cabo empleando fumadores de hierba residentes en Costa Rica, también tenía muchos fallos. Unos cuantos participantes fueron descalificados en el transcurso del experimento porque echaban siestas o cabezadas no autorizadas y, para el estudio, los participantes traían su propia hierba. (Él mismo reconoce que potencialmente podría enfrentarse al fracaso: "La elevada tasa de cabezadas en ambos grupos se debió al menos parcialmente a la costumbre latinoamericana de dormir la siesta, pero en futuros análisis exploraremos el patrón y la cantidad de cabezadas con mayor detalle").

Investigaciones recientes y fiables proporcionan una refutación más sólida. Un estudio de doble ciego y controlado por placebo que fue llevado a cabo en 2004 en cuatro hombres y cuatro mujeres a quienes se administraron 15 mg de THC descubrió que la droga no tenía prácticamente ningún efecto en el sueño. "El presente análisis no proporcionó evidencia de que 15 mg de THC alteraran el proceso del sueño", concluyeron los investigadores. Su estudio indicaba que "en algunos individuos, la duración del sueño de ondas lentas puede verse incrementado", pero eso no tenía necesariamente efecto alguno en la capacidad de soñar. El sueño de ondas lentas (SWS, por sus siglas en inglés) es una forma de sueño no REM (NREM) que conforma la etapa más restauradora del ciclo del sueño, y soñar es más común en esta etapa que en ninguna otra etapa NREM.

Publicidad

Pregunté a Roehrs sobre esta idea del fumeta que no sueña y me contestó que en su investigación no ha visto nada que respalde la idea de que la hierba acorta el sueño REM. Junto con su colega Leslie Lobel, Roehrs dirigió un estudio del sueño realizado en usuarios de grandes cantidades de cannabis (el estudio formaba parte de un estudio más amplio sobre el uso de cannabis que actualmente todavía no ha sido publicado).

"Algunos días los usuarios recibían cigarrillos con placebo y otros días recibían cigarrillos que contenían un 3 por ciento de THC. Fumaban por la mañana y por la tarde y nosotros registrábamos sus patrones de sueño por la noche", explicó. Roehrs descubrió que no había diferencia alguna entre los participantes ―durante las noches en que fumaban hierba― y un grupo de control de la misma edad formado por personas no usuarias de cannabis.

"No había efecto sobre el sueño REM", continuó. "No había pruebas de que el sueño REM se redujera en aquellos fumadores de grandes cantidades de cannabis cuando se les administraba un cigarrillo activo".

Te puede interesar: Asistimos al primer encuentro de mujeres cannábicas de España

Entonces, ¿cómo se explica que haya personas que afirman que quedan relegadas a una vida privada de sueños después de fumar hierba? Roehrs dijo que probablemente no estén experimentando nada diferente de lo que experimenta la gente sobria que no recuerda lo que ha soñado. Para él todo se reduce a que simplemente resulta más difícil identificar qué ha pasado durante tu sueño cuando has dormido profundamente toda la noche y no te apresuras a anotar lo que has soñado en tu diario de sueños nada más despertarte o algo así. (Un estudio sugiere que recordar los sueños ni siquiera depende de la etapa del sueño en la que te despiertes, aunque la probabilidad es ligeramente mayor si te despiertas en medio de la fase REM).

"La noche que los participantes fumaban, dormían toda la noche del tirón y no se despertaban. Dormían como una persona normal", indicó. "Muchas personas no recuerdan sus sueños cuando duermen las horas necesarias".

Y en lo que respecta al hecho de que algunas personas afirman tener sueños más intensos cuando dejan de fumar maría, Roehrs dijo que cree que esto también es debido a un problema relacionado con la capacidad de recordar. "Cuando observábamos a los usuarios la noche del placebo, es decir, la noche que no habían fumado marihuana, dormían mal, como una persona con insomnio. Se despertaban con frecuencia", explicó. "Las personas a menudo indican que tienen sueños perturbadores [cuando no fuman], pero esto se debe a que se despiertan en medio de la noche". En otras palabras, no es que tus sueños sean necesariamente más extremos, sino que puedes recordarlos mejor por la mañana porque te despertaste bruscamente a mitad de noche, con toda probabilidad durante la fase REM del sueño.

Para finalizar, como sucede con muchas áreas de interés relacionadas con la hierba, debemos señalar que es preciso investigar más en esta área. Ahora bien, si quieres despertarte recordando cada detalle de tus estresantes pesadillas cuando te vas a dormir, parece que hay pocas pruebas que demuestren que la maría te lo vaya a impedir.