El eterno femenino 11: Minicomponente, "hazlo tú misma"

Con herramientas diversas, tanto analógicas como acústicas y corporales ha creado una cosmogonía sonora.
31.8.17
Foto cortesía del artista.

Argentina ha sido cuna de muchos de los proyectos musicales más representativos de Latinoamérica a lo largo de nuestra historia. Súmale la llegada del Internet a un país en el que hay escuelas de música gratuitas y carreras de sonido y composición en universidades públicas. El resultado ha sido una proliferación de artistas y proyectos musicales de las más diversas índoles, formas y sabores. Afortunadamente, las necesidades e intenciones de cada artista, no se han homogeneizado del todo. Si bien es un hecho que a cualquiera nos encantaría vivir de lo que más disfrutamos hacer, es decir, que nos pagaran, hay gente que se desenvuelve sin inconvenientes fuera de dichas dinámicas e instituciones, personas que aún proclaman de manera tácita ese tan gastado el arte por el arte (pero también por la comunidad; esa comunidad humana desinteresada). Tal es el caso de Minicomponente, una chica argentina que ha creado toda una cosmogonía sonora, en sus ratos libres. Con herramientas diversas, tanto analógicas como acústicas y corporales. Después de varios años ha definido un estilo propio bastante genuino en donde su voz por ratos parece ser un instrumento más en sus canciones y en otros, podría ser un cántico chamánico incomprensible, ajeno a nuestra realidad pero bastante agradable y poderoso.

THUMP México: Cuéntame, ¿quién eres y qué es lo que haces? Minicomponente: Soy Paula. Trabajo con música electrónica, explorando el sonido en relación al recuerdo.

¿Cómo que el sonido en relación al recuerdo?

Publicidad

Creo que mis canciones son intentos por volver a encontrar y dar entidad a una melodía lejana que estoy segura de haber escuchado antes, en algún momento, a veces creo que en una vida anterior. Particularmente me interesa el vínculo existente entre el recuerdo y la información sónica (tu primer recuerdo sonoro, por ejemplo) ya que comparten una cualidad intangible, espectral, inter dimensional, que elabora una mitología personal y colectiva. Sonido y recuerdo, a mi modo de ver, tienen ambos una naturaleza muy mágica, a través de la cual ejercen una especie de fascinación. Creo que el sonido es un portal.

Álbum "Demo" Cuéntame acerca del nombre de tu proyecto, personalmente me parece muy bello.

¡Gracias! Un minicomponente es un aparato para escuchar música, fabricado en serie en los ochenta, que aplasta el sonido de acuerdo a curvas estándares: pop, disco, funk, clásico… Es un dispositivo de baja fidelidad, como en video sería el VHS. Cuando yo era chica eran muy populares, venían unos aparatos inmensos con parlantes y entrada para micrófono, cassetera, compactera y radio. Me gustaba jugar al programa radial, grabando canciones y entrevistas a mis amigxs. Me pareció divertida la idea de rechazar a la tecnología como valor supremo y también la creencia, tan arraigada, de que para hacer música se necesita de un gran virtuosismo, o de ser un iluminadx.

A la vez posee un significado esotérico, porque de esta forma nunca olvido que soy sólo un pequeño componente, una mínima partícula en un fluir espectral como es el sonido, que propicia la interconexión de dimensiones y la estimulación de procesos fisiológicos y psíquicos impresionantes. Cuando estaba eligiendo el nombre del proyecto me conmovía la idea de que yo podía tomar algo de ese fluir interminable, ser el medio para esa información de las estrellas que es lo audible, lejos de la idea de autor y genio, sólo ser una herramienta y darlo a otras personas como otras personas también me lo dieron a mi.

Publicidad

Justo cuando vivimos una época en la que muchos artistas se sienten el centro del universo y esa necesidad de distinguirse ante el resto, dentro del "mercado musical". Esa necesidad de venderse, de ofrecer su trabajo ya no como algo orgánico si no más bien pensado como una mercancía ¿Cómo lidiar con esas cuestiones?

Efectivamente creo que existe una tendencia a pensar en la música como producto en términos de su comercialización, esto se vincula, para mí, con el hecho de que el sonido posee esa cualidad pregnante, tan mágica y poderosa. Me resulta fácil notar cuando quien se pone en el lugar de artista está trabajando únicamente por el reconocimiento psico-social o por el rédito económico, porque de alguna manera todxs hemos estado ahí, todxs hemos sufrido esa presión, en mayor o menor medida… Las personas también pueden ponerse de moda, y es fácil, al sentir esa atención repentina que te brindan, creerte especial, o creerte no disponible, pero todo eso es una ilusión y se termina. Quizás suene cursi, pero yo trato simplemente de aprender y de generar vínculos sanos, de ser una persona nutritiva, compartiendo sin prejuicios. No es sencillo cuando la lógica de la organización mundial conspira para lo contrario, haciendo que tengas que activar de formas casi ininterrumpidas los circuitos mentales que elaboran la supervivencia, el cerebro de reptil, como leí una vez. A veces se hace necesario acomodar un poco el ego, pero la principal herramienta con la que cuento es la curiosidad, la inquietud por seguir aprendiendo, seguir trabajando, de una manera orgánica, sencilla, permaneciendo atenta. La música es mi lenguaje, la hago porque me ayuda a conectarme con lo que encuentro valioso y perdurable, no para vender nada. Esta forma de pensar me dificultó en algún momento entenderlo como un trabajo, pero ahora sé que todo forma parte de una retroalimentación, y que así como he regalado discos y liberado música, también puedo recibir dinero por un concierto, que es el parto, es donde sale a la luz todo el trabajo que llevas a cabo, los ensayos, el estudio, el perfeccionarte en el uso de las herramientas: tu tiempo. Lejos de ser una visión idealista, la siento bastante pragmática, en el sentido común de entender cabalmente cómo funcionan las cosas. Por otro lado, para mí una canción no es sólo una melodía bonita, es una posibilidad de empatizar y de generar acuerdos tácitos (acuerdos entre seres, recuerdos compartidos, afectividades fundacionales) y ese es el valor más importante que puedo encontrar cuando escucho música y también cuando la genero.

Publicidad

Nunca separé al proyecto de mi vida, sería muy distinto si lo pensara como un producto… tendría que haber aceptado una fecha en Niceto, por ejemplo, cuando estaba atravesando un duelo o una depresión. No podría. Prefiero amigarme con la idea de ser un poco inadaptada. Tampoco me resulta muy atrayente lo masivo, si pones la radio o la tele, todos esos hits tan feos ¿Para qué? ¿Acumular tanto, para qué? Entonces desde otros ángulos creativos tienen que surgir alternativas, sino queda sólo el envenenamiento. Algunas personas necesitan un lugar ameno donde refugiarse de todo ese bombardeo, volver a encontrar algo perdido y creo que se puede hacer una música que no confronte, que reciba y que conecte a una emoción como la melancolía, por ejemplo, que en términos capitalistas - capacitistas es absolutamente improductiva.

mini4.jpg

Según tu bandcamp, llevas al menos 9 años de haber comenzado. Cuéntame la evolución o transformaciones que ha sufrido tu sonido a lo largo de todo este tiempo.

Bueno, durante la adolescencia yo estaba tocando la guitarra y componiendo en bandas punks, hardcore, noise, hacía canciones. Como ya había comenzado a estudiar Sonido, tenía algunos conocimientos y empecé a grabarme. Un ex novio me pasó algunos programas y aprendí de forma autodidacta a hacer bases, a programar bajos, baterías, teclados, otros instrumentos. Minicomponente comenzó en esa época, en el 2007, cuando me iniciaba en la música electrónica e industrial. Grabé mi primer disco con el teclado de la compu como controlador MIDI, un clásico de mi generación; estaba tan conmovida por ese descubrimiento que recuerdo haber armado un programita en Flash, un emulador de teclado de PC, que puse en Myspace para que la gente tocara encima de mis canciones. Podían tocar hasta tres teclas a la vez. Era divino.
Entonces comenzaron a invitarme a fechas y a formar parte de sellos indie, se hizo un gran boca en boca, venían amigxs a ofrecerse para tocar conmigo, etcétera. En ese momento yo debía ser una de las pocas chicas en Buenos Aires, sino la única, que hacía electrónica low fi por mi cuenta, era raro ver a una mujer en el escenario sin un tipo detrás que manejara las máquinas, así que era curioso. Al principio trataba de hacer pop, un pop medio telúrico, psiconáutico y tercermundista pero pop en fin; es decir, orquestar mis canciones punkis básicas de forma electrónica y lograr inducir a un trance colectivo que fuese amoroso y subversivo de una forma cantable y, si salía bien, también bailable. Y eso era lo que pasaba, en mis conciertos la gente se ponía a bailar contact, se besaban, se abrazaban. Si escuchas el primer disco es fácil imaginarse a la guitarra criolla tocando quintas detrás, amo la música pop y eso era mi referencia. Con el tiempo fui complejizando: eso ya no me bastaba, mi énfasis pop devino en abstracción, ahora el sonido tenía un sentido por sí mismo. Fui sumando aparatos y buscando otras formas de componer.
Me di cuenta que al grabar y repetir mi voz se generaba en mí un proceso de calma, de unificación, y que eso se debía a las frecuencias… Para mí nunca hubo diferencia entre vida y música, tocar siempre fue mi ejercicio de meditación. Entonces el proyecto refleja mis estados del corazón, los momentos de la vida.. el nacimiento, la muerte, el duelo, enamorarse una vez más. A veces colaborando con otrxs, otras veces mucho tiempo inmóvil, practicando la escucha. Fui creciendo y aprendiendo sobre los procesos de la escucha, vinculándome a las expresiones mínimas, al error, las frecuencias graves y el silencio. Ahora si bien sigo amando al teclado de la compu, estoy más enfocada a trabajar con la señal analógica, a la par que desarrollo proyectos de arte sonoro.

Publicidad

Album "Lo dócil" Por lo que describes hay mucho movimiento musical en tu país. Es una región que históricamente ha parido muchos proyectos clave en la historia de la música latinoamericana, aunque pocas mujeres ahora que lo pienso…

¿Es difícil resaltar y poder vivir de la música? ¿Crees que el género juegue un rol importante en ello?

Creo que tenemos algo así como 5 músicos por metro cuadrado, afortunadamente hay escuelas de música gratuitas y carreras de sonido y composición en universidades públicas, pero creo que es un circuito que no escapa al privilegio de género y de clase. Por ahora los varones siguen dominando el ambiente sonoro y musical tanto en la academia como en la improvisación, aunque de a poco se comienzan a escuchar otras voces. Me resulta sorprendente que algunas mujeres no vean esto, o prefieren aislarse, o abstenerse de emitir una opinión con perspectiva de género por temor a ser malinterpretadas o excluidas, es una de-construcción muy profunda que tenemos que hacer para dejar de ser tan dependientes psíquicamente de la mirada del hombre. Ellos son mayoría de compositores, intérpretes, docentes, productores, dueños de espacios, empleadores… vos podés elegir si vas a tomar esto y a hacerlo consciente, planteando una alternativa viable, o si vas a jugar a que no pasa nada, tomando como parámetro que con tus amigos músicos tenés una excelente relación. El camino es largo.
Por otro lado la situación se enmaraña ya que en mi país si te dedicas 100% a la música, es probablemente porque naciste en un lugar de privilegio, siendo mujeres creo que es más difícil ver la desigualdad de género dentro de esos espacios, porque el privilegio, que es una construcción compleja y engañosa, puede generar una burbuja de falsa equidad entre quienes lo detentan.

Publicidad

Si es complicado dedicarse a la música sin ser adinerada, lo es más aún cuando tu trabajo es brindar cuidados a otras personas, una actividad que el feminismo clásico consideraba denigrante.

A veces ser mujer y hacer sonido y simplemente perseverar es mucho… Yo empezaría, como música, a reconocer la lucha de mis colegas no masculinxs menos pudientes y de lxs que tienen problemas de salud mental, otro grupo muy estigmatizado incluso dentro del campo del arte, porque realmente trabajar en sonido con esas limitaciones tan invisibilizadas es un logro muy importante.

Por lo poco que hemos hablado, parece que puedes hacer una canción en 2 horas si te lo propones ¿Siempre es así tu proceso creativo?

No siempre, pero en general sí. Ocurre que cuido a mi hijo, estudio un posgrado y trabajo con creación sonora, con diseño audiovisual y con astrología, entonces es divertido, siempre estoy contenta de sentarme con mis aparatos. En general cuando lo hago, o cuando salgo a caminar que para mí es lo mismo en el sentido creativo de ejercitar la escucha, no tengo ninguna ambición especial, sólo disfrutar del proceso y a veces puedo hacer algo que me parece finalizado. Trato de hacer lo mejor que pueda. Creo que es bonito acercarse a la música con un espíritu tranquilo y abierto, dispuesta a aprender de vos misma. Hace un tiempo leí una nota a Genesis P-Orridge en la que decía que rendir tributo al Bufón, al Loco, a través de la improvisación, es una parte fundamental del proceso creativo, de la inspiración.

Publicidad

También tengo en claro que por cada momento en el que producís un sonido tiene que haber tres o más momentos de trabajar el oído con todo el cuerpo, a veces nos saturamos de información y creamos como reaccionando a esa avalancha, yo siento que lo que me sale reactivamente no está tan bueno y me siento más a gusto cuando creo a partir de un momento previo de silencio e introspección.

Minicomponente - Manatia

Se que no va a ser fácil pero ¿Me podrías recomendar a tus 5 productoras, músicas o cantantes favoritas de toda Latinoamérica?

Dejó a varias afuera, pero… Me gustan mucho BAV y Florconvenas de Argentina, Miracle Black Magique de Argentina / España y Falon Cañon y Ana María Romano, de Colombia.

Dime en qué estás trabajando actualmente ¿Qué se viene departe de minicomponente lo que queda del 2017?

Actualmente estoy realizando la música para una obra de videodanza de una cineasta chilena. También editando el video de mi track "Verde Lir" que saldrá muy pronto y está quedando muy bello, y preparando música nueva para ediciones físicas en México y en Reino Unido.

Síguela en sus redes y mantente al tanto de lo que está preparando:
https://soundcloud.com/minicomponente
https://www.facebook.com/minicomponente/
https://minicomponente.bandcam…