FRIJ*LIYE, el esperado regreso de Alejandro Dávila

El primer mexicano en conseguir una estancia en Red Bull Music Academy tiene un nuevo lanzamiento en la Volta Ros.
Foto por Jorge León.

Alejandro Dávila a.k.a. Pelito, es una de las piezas fundamentales de la electrónica mexicana. Ha contribuido a la construcción de la escena desde distintas trincheras como DJ, productor, periodista y promotor.

A lo largo de 29 años, ha sumado una buena cantidad de logros a su trayectoria: en 2003 obtuvo una estancia en la prestigiosa Red Bull Music Academy en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, siendo el primer mexicano en conseguirla.

Publicidad

Recientemente colaboró con el célebre Nortec Collective, remezclando junto a RDHS el tema Camino Verde, incluido en el último disco de los tijuanenses: Motel Baja.

Luego de una breve pausa, Alejandro Dávila está de regreso con un nuevo EP: FRIJ*LIYE, próximo a publicarse el 5 de mayo en el label tapatío, la Volta Ros, del cual se desprende el primer sencillo homónimo y que hoy estrenamos en exclusiva en Noisey, acompañado de una entrevista.

Noisey: ¿Qué fue de Alejandro Dávila en los últimos años?
Alejandro Dávila: Básicamente me alejé de la vida nocturna para enfocarme en mi mejor creación que son mis hijos. Después de 25 años siendo DJ, analicé mi estilo de vida y decidí por mi bien y el de mi familia continuar en la música haciendo bookings. Trabajé como independiente muchos años trayendo tours, bandas y DJs por primera vez al país. Actualmente lo hago como Senior International Booking Agent en KASST.

Eres un DJ y productor que desde muy joven se involucró en la música electrónica. Desde las Danceteríaz, los primeros raves, haciendo radio, televisión, periodismo, como promotor, DJ con residencias tanto en Guadalajara, Monterrey y Ciudad de México, lo mismo que presentaciones internacionales, entre muchos otros logros. ¿Cómo iniciaste?
Desde niño mi hermano me introdujo al synth pop, su sonido me sorprendió, fue un flechazo instantáneo. Fue entonces que comencé mi búsqueda de los orígenes de la música electrónica hasta que llegué al industrial, y a finales de los ochenta recibí una invitación de mi mentor Gilberto Domínguez y su hermano Carlos Dimancho para programar y conducir Fabrica X en Radio UDG junto con otros jóvenes melómanos como yo (Luis Flores, Rudy Almeida, Federico Sánchez aka Axkan y Sebastián Veytia). Seguí produciendo y conduciendo shows en la radio cultural y comercial por muchos años, siempre especializados en música electrónica. A la par comencé haciendo TV en Generación X, donde además de ser todólogo en producción, daba vida y voz a la editorial Transmisión. El programa tuvo mucho impacto porque nos enfocamos a las actividades culturales (música y arte) y deportivas extremas. Fue ahí donde ya sumergido en la cultura rave puse mi granito de arena para difundirla, cubrimos muchos de los raves significativos en todo México. Hay documentos históricos muy interesantes como la presentación de Paul Van Dyk en Teotihuacán y Sven Väth en Tepoztlán.

Publicidad

Mucha gente de mi generación recuerda mi voz y lo que descubrieron gracias a mi labor como comunicólogo. Lo de convertirme en DJ fue un paso lógico siendo coleccionista de música.

Foto por Jorge León.

Fuiste un actor importante en la construcción de la llamada escena electrónica nacional. Las cosas han cambiado desde entonces: las fiestas, los raves, han surgido nuevos estilos, ha aumentado el número de DJs y productores. ¿Qué opinión te merece el estado actual de la escena mexicana en términos generales?
De entrada, es un gusto que ya se pueda hablar de músicos, productores y DJs mexicanos convergiendo con la escena global, aunque honestamente pensé que una generación anterior a la actual era la que se iba abrir paso primero, y está terminó siendo arrastrada positivamente por la actual.

Precursores como Luis Flores, Axkan, Bostich y Fussible, entre otros pocos son esenciales para entender la evolución de la música electrónica en México.

Respecto al movimiento en México ha crecido muy rápido al igual que globalmente, esto ha llevado a cierto desinterés e ignorancia por parte de la gente, ni se documentan bien sobre los orígenes de lo que escuchan y bailan, ni las empresas como Beatport que se supone que son un punto de referencia, han venido desinformando desde hace muchos años, catalogando la nueva música en los géneros que no corresponden. Los mismos nuevos DJs no saben ni que están tocando en realidad.

Publicidad

Foto por Jorge León.

Cuéntanos del EP que estas por publicar con la Volta Ros, ¿de qué va?
De entrada habiendo yo crecido en Guadalajara me parece acertada la idea de integrarme al catálogo de La Volta Ros, primero por ser tapatía y por su apertura a mi música. Me gusta la energía de cada uno de sus artistas, semillero de jóvenes talentos mexicanos.

La original Frij*liye y sus remixes están inspiradas en mi hijo varón, donde usé los latidos de su corazón durante algún punto de su gestación.

Hello Platoniq fue el nombre de una fiesta que hice hace muchos años y me gustó el nombre, le pedí a Alfredo Cabello a.k.a. Kamizi que le pusiera letra y su voz. Ambos tracks los comencé a trabajar hace varios años. Los remixes fueron hechos en los últimos meses con la idea de completar el lanzamiento.

Escuchando tu material, considero que es un sonido muy distante del house y el techno más convencional, me parece un sonido complejo, con mucho trabajo de síntesis, por momentos cercano al idm. ¿Cómo fue el proceso creativo?
En mi búsqueda como DJ nunca he seguido tendencias, lo que he encontrado durante todos estos años lo he ido archivando en algún lugar de mi cerebro y ahora como productor se manifiesta en el proceso creativo. No prendo las máquinas pensando en hacer un track de house, techno, electro o similar a algún productor o canción que me guste. Simplemente me dejo fluir, aunque en muchas ocasiones no sepa a donde vaya o me tope con pared, siempre el resultado es un sonido atípico, oscuro, retro futurista. Imagino que musicalizo mis pasajes favoritos de la literatura de William Gibson, J.G. Ballard o Carl Sagan.

Publicidad

Trato de no usar plugins de instrumentos, sólo los de dinámica, más bien me gusta exprimir el hardware que tengo y usarlo en cada track.

Foto por Jorge León.

¿Qué sigue para Alejandro Dávila en los próximos meses?
Este año quiero lanzar dos EPs más. Tengo dos tracks en proceso, uno con un integrante de The Moment y otro con un chavo pianista que reside en Playa del Carmen. También terminaré la producción de un proyecto más multicultural con un amigo músico de Trinidad y Tobago.

Arte del EP por méxtasis.

Conéctate con Alejandro Dávila en: Facebook // SoundCloud.