Champions League

El Bernabéu se entrega a Xabi Alonso en su despedida de Champions League

El mediocampista español disputó su último partido de competencia europea, cayó derrotado ante su exequipo, pero fue ovacionado de principio a fin
18.4.17

Lo anunció hace poco más de un mes, lo sufrieron quizás más en Madrid que en Liverpool o Múnich, Xabi Alonso dejará el futbol al final de la temporada y este martes disputó su último partido en competencias europeas, después de 126 participaciones; precisamente enfrentándose al club con el que lo ganó todo.

Se demoró el adiós, pudo ser de 90 minutos en la que fue su casa por cinco años, el Santiago Bernabéu, pero fue de 120 y con dos goles en contra, durante la prórroga, que terminaron con la ilusión de vencerlo al borde del silbatazo o en penales. Carlo Ancelotti eligió que Alonso jugara hasta el 75' y entonces vino la segunda ovación de la noche -la primera ocurrió cuando su nombre fue anunciado por las bocinas del estadio-, apresurada porque el pase aun estaba en el aire.

Publicidad

"Recuerdo la vuelta de Cristiano a Old Trafford con el Madrid. Él estaba impresionado. Fue un recibimiento de categoría mundial, los ingleses lo ovacionaron como se merecía", dijo Xabi en entrevista para El País, previo a este reencuentro. Esta noche lo vivió, el público del Bernabéu se entregó al jugador que conquistó con la camiseta merengue una Champions League, un título de Liga, dos de Copa del Rey y una Supercopa.

Al final, cuando tocaba asimilar la eliminación, Xabi Alonso volvió al campo mientras se vaciaba, se paró al centro con los brazos en alto y aplaudió a los aficionados, mientras estos coreaban su apellido: "¡Alooonso, Alooooonso!"

¿Cuál fue su respuesta? "Me quedaré con este momento de por vida", dijo después de reconocer a su rival de esta noche porque "toca desearle suerte al Madrid".

Compartió el adiós de Champions League con su compañero y capitán del equipo, Philipp Lahm, quien también está jugando sus últimos meses, y tras 113 partidos jugados en esta competencia, se va con un título, aquel que consiguió en 2013 al derrotar al Borussia Dortmund. Una de las grandes postales del partido fue el abrazo entre ambos.

La mejor noche no fue para Xabi, el mediocampista del Bayern Munich que cayó eliminado, pero seguramente ha sido especial para su historia en el futbol. No volverá a esa cancha, al menos como jugador, y tal como él dijo de Cristiano, lo ovacionaron como merecía.

¡Emoción, nervios, gratitud, lealtad! El — Best of You (@bestofyou)18 de abril de 2017