FYI.

This story is over 5 years old.

En imágenes: miles de haitianos se enfrentan a la deportación en República Dominicana

Una sentencia del Tribunal Supremo de República Dominicana despojó a cerca de medio millón de dominicanos de ascendencia haitiana de su ciudadanía, dejándolos apátridas.
Imagen por Chris Gregory

En 2013, una sentencia del Tribunal Supremo de República Dominicana despojó de su ciudadanía a aproximadamente medio millón de dominicanos de ascendencia haitiana, hecho que los ha empujado a la condición de apátridas. La presión internacional obligó al gobierno dominicano a extender la posibilidad de regularización a los afectados, así como a los migrantes haitianos, que justo finalizó este 17 de junio. El proceso se vio empañado por una serie de requisitos burocráticos muy difíciles de cumplir para la humilde comunidad haitiana.

Publicidad

Miles de ciudadanos dominicanos de ascendencia haitiana llenaron las calles alrededor del Ministerio del Interior en Santo Domingo para registrar o adquirir la confirmación de su registro ante el gobierno. El registro puede ofrecerles el alivio de la amenaza de la deportación inmediata. Esto afectará a todas las personas de ascendencia haitiana que no están registradas.

Para conocer la historia completa de VICE News detrás de estas fotos, mira nuestro documental aquí.

Batey Naranjo, a las afueras de Santo Domingo, una comunidad de ascendencia haitiana mayoritariamente. Fundada como un campamento para trabajadores de la caña de azúcar de Haití, ahora se echó a perder en la pobreza y el abandono. Alrededor del 90 por ciento de la comunidad de las cuatro mil personas que residen en él es de ascendencia haitiana.

Una mujer lava la ropa en las fuentes en la escuela de Bayord al otro lado de la frontera con Haití, en Malpasse.

Josue Inelis carga en un camión sus pertenencias. Huye de la violencia discriminatoria en la ciudad dominicana de Santiago, dónde vivía con su esposa e hijos. Sus hijos, a pesar de haber nacido en la República Dominicana, ahora son apátridas.

Un niño juega al baloncesto en las orillas del Lago Enriquillo en la República Dominicana.

Muchos de los lugareños y recién deportados se establecen en esta zona, justo al otro lado de la frontera, en el lado haitiano del lago Etang Saumatre, en busca de sustento.

Todas las fotos son de Chris Gregory.

Esta historia fue producida con el apoyo de LG, como parte del programa Photos from Beyond  haz clic en el enlace para ver más fotos de esta serie. VICE News mantiene su independencia editorial en la producción de este contenido.