FYI.

This story is over 5 years old.

'El Chapo' odia tanto la cárcel mexicana que quiere ser extraditado

Mientras el jefe de abogados de "El Chapo" dice que su cliente quiere ser extraditado por los malos tratos que recibe, la esposa del capo advierte a las autoridades mexicanas que lo lamentarán, ya que podría revelar información comprometedora.
3.3.16
Photo par AP Images
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El jefe del equipo legal de Joaquín "El Chapo" Guzmán ha dicho que su cliente está siendo tan maltratado en prisión, que por eso quiere ser extraditado a los Estados Unidos tan pronto como sea posible.

Al mismo tiempo, la esposa del capo de la droga ha advertido a las autoridades mexicanas que van a lamentar la extradición de su marido, debido a la información comprometedora que puede revelar.

Publicidad

Ambas declaraciones, hechas este miércoles en México sugieren que "El Chapo" ha aceptado que la extradición es inevitable, por tanto, está tratando de ejercer algún control sobre cuándo y cómo sucederá.

"Cuando lo vi ayer, vi a un hombre desesperado y roto", señaló José Refugio Rodríguez, abogado principal de "El Chapo", en entrevista con Radio Fórmula. "Me dijo que tratara de contactar al gobierno de Estados Unidos con el fin de sellar la extradición tan pronto como sea posible".

Rodríguez afirmó que los derechos del tristemente célebre jefe del Cártel de Sinaloa se violan sistemáticamente en la prisión de máxima seguridad del Altiplano, donde se encuentra encarcelado desde su recaptura el pasado 8 de enero, seis meses después de que escapara a través de un túnel hecho en su celda.

"Quiere que se detenga la tortura", dijo Rodríguez. "La única solución que ve es un acuerdo con el gobierno de Estados Unidos".

México detiene a la cerebro del aparato financiero del cártel de Sinaloa. Leer más aquí. 

En las pasadas dos semanas el equipo legal de "El Chapo", ha insistido en que la vida del narcotraficante está en riesgo debido a una política carcelaria, en la que se le obliga a despertarse a cada rato, además de que no recibe un tratamiento adecuado para controlar su presión arterial alta.

Representantes del líder del Cártel de Sinaloa también han alegado que su régimen de visitas se han visto gravemente restringido, y su privacidad aniquilada mediante la vigilancia constante, incluso cuando va al baño. También se han quejado del frío en prisión, y del acoso de los perros de la policía.

Publicidad

Las mismas autoridades han aceptado que aplican medidas especiales en el lugar para proteger al preso más famoso del país, e insisten en que éstas son permitidas por los protocolos existentes.

'Cuando se vaya, van a desear que nunca se hubiera ido'.

El gobierno mexicano ha dicho en repetidas ocasiones que le gustaría extraditar a "El Chapo", pero que esto sólo será posible una vez que se hayan completado todos los procedimientos legales. Estos incluyen el derecho de la defensa para impugnar el proceso en cada etapa; es decir, la extradición podría llevar años.

Incluso, mientras insistía en la desesperación de su cliente por abandonar México, el abogado de "El Chapo" desestimó la idea de que la defensa retire sus argumentos legales sobre la extradición, que se encuentran actualmente en los tribunales. Retirar éstos dejaría el capo de la droga con mucho menos poder de negociación.

Rodríguez dijo que pensaba que las negociaciones podrían ser completadas en un par de meses, y citó "otros casos relevantes" en los que capos de la droga de alto perfil en México tenían ofertas garantizadas en las que se descartaba recluirlos en prisiones de máxima seguridad, e incluían sentencias reducidas.

No mencionó que tales acuerdos se obtienen a cambio de información, aunque a esto se refirió de forma implícita la actual esposa de "El Chapo".

Emma Coronel, que recientemente ha comenzado a hablar con los medios de comunicación, por primera vez desde que se casó con el señor de la droga en 2007, advirtió a las autoridades mexicanas que no vean la extradición rápida como "una victoria".

Publicidad

"En el momento en que se vaya, van a desear que nunca se hubiera ido. Ellos saben perfectamente que el señor Joaquín sabe muchas cosas que los puede afectar", dijo a Radio Fórmula. "Querían matarlo antes de ser extraditado porque podría decir todo lo que sabe. Esperemos que no tengan éxito [en matarlo]. A eso lo están forzando".

Así es cómo el gobierno de Estados Unidos ayudó a armar a 'El Chapo'. Leer más aquí.

Raymundo Riva Palacio, periodista y comentarista político, quien escribió un libro sobre la última fuga del Chapo, dijo que la comparación más cercana del caso sería el líder del Cártel del Golfo, Osiel Cárdenas.

Cárdenas fue detenido en 2003 y extraditado a los Estados Unidos en 2007. Después, llegó a un acuerdo que redujo su sentencia a 25 años, el cual, según dicen, también incluía poder conservar parte de su dinero.

'El Chapo es un problema, ellos están aterrados de que escape de nuevo'.

Riva Palacio también mencionó que las condiciones extremas en las que está retenido actualmente "El Chapo", muestran que las autoridades no saben cómo manejarlo y por consiguiente él sería feliz de ver que se vaya, incluso si tiene información perjudicial.

"Los perros y todo esta parafernalia muestran que 'El Chapo' es un problema", dijo. "Ellos tienen miedo de que escape de nuevo."

El narcotraficante fue detenido por primera vez en 1993 y permaneció en prisión hasta su primera fuga de la cárcel de alta seguridad en enero de 2001. Fue recapturado en febrero de 2014, después de 17 meses tras las rejas escapó de nuevo. Su regreso a la prisión se logró después de seis meses de fuga.

Publicidad

Las autoridades mexicanas también tienen un pésimo historial en la obtención de condenas en contra del Chapo. De acuerdo con la revista política semanal Proceso, "El Chapo" solamente ha sido condenado por "asociación ilícita" y nunca por tráfico de drogas o crímenes violentos, a pesar de contar con al menos 20 juicios diferentes. Ahora se enfrenta a 10 procesos penales en diferentes tribunales mexicanos.

"No ganamos nada si lo tenemos aquí", dijo una fuente gubernamental de alto nivel a la agencia de noticias española EFE esta semana.

"No le lastimará el orgullo nacional si está allá", agregó la fuente, quien reconoció que el embarazoso escape del año pasado había alentado a las autoridades mexicanas a cambiar de opinión sobre la extradición del capo de la droga. "Si esto se puede resolver mediante la extradición, no lo veríamos como un fracaso, sino como una muestra más de nuestra buena relación [bilateral con Estados Unidos], y nuestro compromiso de luchar contra el crimen organizado".

Sigue a Jo Tuckman y Alan Hernández en Twitter: @jotuckman and @alanpasten

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs