Medio Ambiente

Peces deformes, conejos con dos genitales: este parque nacional de Canadá está en declive

De no acatarse las medidas para su conservación, la ONU podría etiquetar al Parque Nacional Wood Bison​ como un patrimonio mundial "en peligro".
22.7.18
Imagen: Shutterstock

El Parque Nacional Wood Buffalo en el norte de Alberta es el parque nacional más grande de Canadá, y el segundo más grande de todo el mundo. Según una nueva evaluación ambiental del gobierno federal, el parque, su vida silvestre y las personas que dependen de él para una forma de vida tradicional están en problemas debido a una combinación de factores que incluyen el desarrollo industrial y el cambio climático.

Publicidad

Wood Buffalo contiene uno de los deltas de agua dulce más grandes del mundo, y es un hábitat importante para los bisontes y la grulla blanca en peligro de extinción. El informe federal analizó décadas de investigación y presenta una imagen desgarradora. Las aguas se están secando: los flujos del Río Peace han disminuido un 9 por ciento y los flujos del Athabasca han disminuido un 26 por ciento. En estas aguas bajas, se están concentrando productos químicos similares a los producidos por los desarrollos de arenas petrolíferas cerca del parque. Además, la calidad del aire ha disminuido.

Los impactos sobre la vida silvestre y los pueblos indígenas que viven en la región parecen ser terribles: la concentración de mercurio en los huevos es alta; los habitantes locales informan que se detectaron peces deformes y conejos con dos genitales, menos ratas almizcleras y menos bisontes, y la lista continúa. De los 17 indicadores ambientales en los que se centró el informe, 15 se encuentran en declive.


Relacionados:


Es probable que una combinación de factores contribuya a la degradación ambiental del Parque Nacional Wood Buffalo, según el informe, que incluye el desarrollo industrial y el cambio climático.

El Parque Nacional Wood Buffalo se convirtió en un sitio del patrimonio mundial en 1983, y las arenas petrolíferas, así como los desarrollos industriales y agrícolas, han surgido a su alrededor. En 2014, la Primera Nación Cree de Mikisew (MCFN, por sus siglas en inglés) llevó sus preocupaciones sobre el entorno deteriorado del parque a la UNESCO, que le encargó a Canadá la rectificación de la pésima situación del parque. El informe de mayo es el resultado de ese mandato, y se realizó en colaboración con la MCFN. Canadá tiene hasta diciembre para valorar la propuesta de la UNESCO de enmendar el parque.

Si Canadá no logra implementar las medidas, la ONU podría etiquetar al Parque Nacional Wood Bison como un patrimonio mundial "en peligro". Sin embargo, una nueva mina de arenas petrolíferas a cielo abierto a solo 30 kilómetros de la frontera sur del parque se encuentra actualmente en la etapa de solicitud.