Cómo Avey Tare de Animal Collective se escapó del mundo a su alrededor
Ilustración de Efi Chalikopoulou

FYI.

This story is over 5 years old.

Cómo Avey Tare de Animal Collective se escapó del mundo a su alrededor

El miembro de Animal Collective nos habló de 'Eucalyptus' y de cómo grabarlo lo hizo regresar a la diversión adolescente de sólo hacer música.

Dave Portner está harto de tanta actividad, y no lo culpo. Con Animal Collective cerrando dos décadas de actividad sin parar, el músico, quien también graba como Avey Tare, sintió la necesidad de escapar física y emocionalmente. Así que mientras los compromisos con su acto principal se redujeron, no la pensó en la primera oportunidad que tuvo para grabar su álbum en solitario. Sin grandes estudios ni juntas sin fin, sin sencillos pre-lanzamiento: para Eucalyptus (disponible desde julio a través de Domino), Portner sólo quería centrarse en la música. "Quería hacer un disco más íntimo, de cerca, para la hora de dormir. Normalmente tengo esa sensación con mi material en solitario, porque Animal Collective se ha convertido en un proyecto de estudio mucho más grande", nos dijo.

Publicidad

Después de que su racha con el proyecto alterno Slasher Flicks llegó a su fin en 2014, Portner comenzó a grabar música en su casa de California. Hizo demos que no llevaron a nada, se olvidó de ellos, llegó al estudio con Animal Collective, viajó con la banda durante dos años y, finalmente, desenterró los demos después de una conversación casual con su compañero Josh Dibb, quien saca música bajo el nombre de Deakin. Dibb grabó el último esfuerzo en solitario de Tare, Down There en 2010, y ambos decidieron finalmente grabar lo que se convertiría en Eucalyptus en 2015.

Eucalyptus proviene del amor de Tare y Deakin por grabar, así como un intento de volver a capturar la ingenuidad de la prepa, cuando hacer música no era más que una forma divertida de pasar el rato. "A Josh le encanta grabar música, es algo en lo que todos nos clavamos cuando éramos más jóvenes, cuando íbamos en el colegio", explica Portner por teléfono, antes de subirse al escenario con Animal Collective en Jackson, Wyoming. Las primeras sesiones de Eucalyptus fueron totalmente informales y sin prisa, un ambiente que se refleja en el álbum. "Quería que tuviera una sensación de cinta en el sentido de los collages y algunas de las cosas que quería rebotar en el casete", recuerda Portner. "Quería que tuviera una cualidad como de parche".

Eucalyptus funciona como un ciclo de canciones, con temas fluyendo el uno hacia el otro a un ritmo sin premura. Rígido en su estructura pero holgado en sus sensaciones. Es un proyecto hecho por pasión en el sentido más estricto de la frase. El álbum es turbio y es pantanoso, con guitarras acústicas y equipo en el fregadero de la cocina, apoyando la distintiva voz de Portner. "Ms. Secret" utiliza un sonido de steel pedal, que le da un toque de country al minimalismo psicodélico de Eucalyptus. La voz de Tare es la protagonista del disco, quien se muestra descarado y emocionado en su entrega. Incluso cuando está respaldado por instrumentos sombríos, su voz es animada y extática. Portner se nota fascinado haciendo el disco; la diversión se irradia a quien escuche.

Publicidad

Al mantener el proyecto cerca de casa, Portner también reclutó a la ex colaboradora de Slasher Flicks, Angel Deradoorian. "Me encanta su voz y tenemos una relación muy cercana e intensa, una amistad profunda", nos dijo. "Siempre hemos respetado la música que hacemos, y porque me encanta tanto su voz, fue fácil acercarme a ella. Entiende las cosas de inmediato y en el momento". La relación casi telepática del dúo se siente a lo largo del disco, mientras la voz de Deradoorian, como un fantasma, se esparce por todas partes, sobre todo en canciones como "Melody Unfair", en la que su voz se mezcla con el paisaje de electrónica para crear una textura distante y como de otro mundo.

Mientras que Eucalyptus planea sobre el paisaje de California, el tiempo que pasó Portner en Los Ángeles y su relación con Deradoorian también afectaron el sonido del álbum. "Mucho es sobre el cambio. Estando en la naturaleza, me gusta observar patrones y ciclos, [como] las estaciones". Para Portner, los ciclos de la tierra y los patrones de su vida están entrelazados. "Me doy cuenta de estas cosas en el océano y en los bosques y entonces veo cómo se relacionan con mi vida: Mi relación con LA, que fue una fase pasajera para mí, superar ciertas emociones", añade. "Mi relación con Angel llegó a su fin en Los Ángeles, todo está ahí". Cuando el contenido lírico no toca directamente estos temas, las composiciones de Portner se sienten inmersas en un zumbido de reflexión, con un elevado nivel de contemplación melancólica y, a veces, alegre.

Eucalyptus recuerda a los primeros días de Animal Collective, cuando eran sólo él y Panda Bear jameando al lado de una fogata imaginaria. "Creo que Animal Collective es muy humano en cierto sentido, con elementos y emociones melódicas", reflexiona. "Y eso está escondido dentro de esta paleta más grande de sonidos y ambientes". En Eucalyptus, Portner se fue directamente a la fuente, aprovechando la energía de los desiertos expansivos y los océanos interminables de California, haciendo que navegue esta inspiración de regreso a su vida. "Todo está relacionado y hay tantas cosas sucediendo en un nivel mucho más grande, que también están ocurriendo en un nivel más pequeño", reflexiona. Y esto es similar a cómo funciona Eucalyptus en su conjunto, con pequeñas ideas y fragmentos que se estrellan juntos en algo mucho más grande. La música de Avey Tare está atrapada en algún lugar entre lo cósmico y lo mundano. Y no hay otro lugar donde prefiriera estar este músico.

Sigue a Noisey en Facebook.