FYI.

This story is over 5 years old.

Comics!

Fui al colegio con el carnicero de Milwaukee

Todos hemos tenido en el colegio, en el instituto o en la universidad al típico compañero raro. En el caso del dibujante Derf Backderf, resultó que el rarito de su instituto resultó ser el carnicero de Milwaukee. Nos pusimos en contacto con Derf para...
27.3.14

Todos hemos tenido en el colegio, en el instituto o en la universidad al típico compañero raro, que en ocasiones era muy muy raro. ¿Qué será de ellos ahora? Seguramente tienen profesiones mucho más lucrativas que las nuestras si es que su rareza se debía a que ocultaban en su cabeza un jugoso cerebro de científico o ingeniero. Pero por desgracia para los raritos del mundo, las cosas no siempre van tan bien.

En el caso del dibujante Derf Backderf (Ohio, 1959), resultó que el rarito de su instituto resultó ser, unos años después el conocido carnicero de Milwaukee, Jeffrey Dahmer. Como a cualquiera, el descubrimiento de esto le dejó bastante sorprendido e inmediatamente se puso manos a la obra, ya que para entonces él ya era dibujante profesional. La historia ha pasado por varios formatos y por las mesas de muchos editores, pero finalmente Mi amigo Dahmer nos ha llegado a España de la mano de la Editorial Astiberri.

Publicidad

Nos pusimos en contacto con Derf para que nos explicara más cosas sobre su libro y sus años de instituto junto a un tío muy raro que acabaría saliendo en los titulares de la prensa de todo el mundo.

VICE: Hola Derf, ya tienes una larga carrera como dibujante y lo primero que me llamó la atención es que te guardases esta historia durante tantos años. ¿Por qué esperaste tanto para escribir este cómic?

Derf Backderf: La verdad es que tenía otros libros que me apetecía más hacer antes, aunque siempre supe que Mi amigo Dahmer sería mi libro más famoso desde el momento en el que lo publicara. Además si lo hubiera hecho antes, todo mi trabajo se habría comparado con este libro. Eso me daba un poco de miedo, porque el resto de mi trabajo es bastante diferente a este libro, así que me gusta el hecho de haber publicado unos cuantos libros antes de terminar Mi amigo Dahmer.

Este cómic tuvo una primera versión, originalmente fue un tebeo corto que salió en 2003. ¿Por qué hiciste el cómic en ese formato originalmente y por qué decidiste ampliarlo?

Todo forma parte del mismo proyecto, son inseparables. Comencé a trabajar en las historias de Dahmer en 1995, poco después de que fuera asesinado en prisión. En 1998 ya había completado una novela gráfica de unas 100 páginas, pero no fui capaz de encontrar a nadie que quisiera publicarla. Estuve cuatro años intentando venderla sin conseguirlo. Aquel cómic original, que autoedité en 2003, era un intento de interesar a alguien de la industria en publicar la versión más larga. Para mí nunca fue una obra completa.

Publicidad

Es curioso porque aquella publicación de 24 páginas se ha convertido con el tiempo en un objeto de culto. Pero aun haciendo eso, ningún editor se interesó por la historia. Quizá era muy mala o yo era poco conocido… No sé. No tengo ni idea de las razones. Algunos editores me dijeron les resultaba demasiado oscura, cosa que me pareció muy curiosa porque ellos no paraban de publicar libros sobre zombis que comían cerebros o prostitutas vampiro. Pero este libro, en el que no hay nada de violencia, les asustaba…

¿Y entonces reformaste la novela?

Sí, decidí alargar la historia añadiendo recuerdos personales. El problema fue que habían pasado más de 10 años desde que había dibujado el cómic original, mi estilo había cambiado y había aprendido a plantear mejor las historias. Así que decidí empezar desde cero y el resultado fue un libro de 224 páginas que tienes en tus manos. Me costó mucho más de lo que me debería de haber costado, en parte por mi culpa y en parte no. Finalmente lo que cuenta es el resultado final. Ha tenido mucho éxito en muchos países, así que eso me confirma que todo lo hice bastante bien.

¿Cuáles eran tus intenciones al crear esta novela gráfica?

Tenía entre manos una gran historia que me había caído del cielo. Mi principal intención era no cagarla.

Entiendo que tú tienes una visión personal de la historia, pero en el cómic hay muchos detalles “privados” de la vida de Dahmer, ¿cómo recopilaste todos esos detalles?

Conté con varias fuentes que explico detalladamente en las 20 páginas de notas que tiene el libro. La mayoría de la información proviene del propio Dahmer, de las muchas entrevistas que concedió en prisión. En parte también viene de su padre, que escribió su propio libro sobre los hechos. Otras cosas estaban en los informes policiales, o me las contaron vecinos y amigos con los que hablé. Lo difícil fue combinar la información proveniente de todas esas fuentes.

Publicidad

Tu estilo de dibujo es bastante especial. ¿Lo adaptaste para esta historia?

Un poco. El ritmo del libro es muy pausado, tranquilo. Opté por poner menos viñetas en las páginas de lo que suelo hacer. El promedio es de cuatro por página y normalmente utilizo el doble. Eso me dio la posibilidad de dibujar mucho. Sé que mi estilo es muy personal y eso me gusta, porque no es algo fácil de conseguir. Tampoco escribo de una forma muy habitual. Me encantan los dibujos de la novela y ha habido mucha gente que también me ha dicho que les gustan, lo que es muy gratificante.

He pensado muchas veces en qué habrá sido de algunos de los tíos raros con los que iba a la escuela. ¿Cómo es descubrir que uno de ellos es un asesino en serie?

¡Todo el mundo piensa esas cosas! Creo que es una de las razones por las que la gente se ve atraída por este libro. Todo el mundo conoce a alguien de su colegio o su instituto que era como Dahmer.

¿Te sorprendió que Dahmer fuera un asesino en serie?

¡Por supuesto! Sabía que no terminaría bien, esto lo tenía claro desde muy joven. Cuando eres un alcohólico descontrolado a los 16 años, tu futuro no pinta demasiado bien… Obviamente no podía imaginarme hasta qué punto le iba a ir mal. ¿Quién podía imaginar que tuviera 17 cadáveres en su congelador?

¿Crees que habría sido posible salvar a Dahmer antes de cometer sus crímenes?

Bueno, esa es la cuestión, ¿no? Pero no tengo la respuesta. No creo que nunca hubiera podido tener una vida feliz, de ninguna manera. Pero si alguien hubiera intervenido pronto, quizá eso habría sido suficiente para cambiar su futuro. Pero NADIE intervino y eso hizo su destino inevitable.

Publicidad

Para mí el comic es una reflexión sobre la soledad y la falta de comunicación. ¿Qué opinas?

Interesante. Yo creo que es una historia sobre el ser diferente y la indiferencia. La soledad es el resultado del ser diferente. Eso lo muestro en la primera escena, en la que Dahmer está solo debido a su extraño comportamiento. Y posteriormente la soledad le hizo todavía MÁS extraño.

La indiferencia, nadie se preocupó de él lo suficiente como para ayudarle, selló su destino. La falta de comunicación también puede provenir de la indiferencia. Nadie quería hablar con este tío. Los profesores no quisieron complicarse la vida. Sus padres sí, pero tenían demasiados problemas como para ver lo que estaba pasando. Su madre tuvo sus propios problemas mentales y emocionales. Todo el mundo le falla a Dahmer en esta historia: sus padres, los profesores, los adultos, sus amigos, incluso él mismo. No hay un final feliz.

¿Crees que con este cómic la historia de Dahmer queda cerrada para ti?

Definitivamente sí, este es el libro que quería escribir. No tengo nada más que decir sobre el tema.

@juanjovillalba