Noisey

Oscuridad, astrología y chontaduro. Una charla con Inquisition

"En esa época se sentía en Colombia una atmósfera mil veces mas oscura que sentían los que descubrieron el black metal noruego en el 91."
18.7.16

Foto por Peter Beste.

Cali es una ciudad perfecta para el black metal. Entre el inclemente calor se ha forjado una urbe llena de violencia, caos y contradicciones que se juntan con la tradición católica y una extraña y oscura magia que recorre las calles, las plazas y los mercados por donde transitan una serie de demonios mitológicos y de carne y hueso. En ese hervidero, que vivió sus peores años entre el 80 y el 90, nació Inquisition, una de las bandas de black metal más crudas e influyentes de la actualidad que, el 26 de agosto, estrenará Bloodshed Across the Empyrean Altar Beyond the Celestial Zenith, su nuevo álbum.

Dagon, vocalista y guitarrista, llegó a Cali desde Estados Unidos en el 83 junto con su madre, que era colombiana. Aquí se sumergió en la creciente escena metalera y en el 88 fundó la banda que comenzó como un grupo de thrash metal, pero después se volcó a un black crudo y agresivo que durante esa época calzó perfectamente con la fracturada realidad del país. En el 96 decidió volver a Estados Unidos y desde ahí Inquisition se ha consolidado como una banda de culto, gracias a la oscura guitarra y la diabólica voz monótona e hipnotizante de Dagon, y la agresiva y estruendosa batería de Incubus.

Musicalmente este disco es una joya porque cada tema mantiene esa aura oscura y espeluznante que caracteriza a Inquisition, pero tienen una producción impecable que logra que la crudeza y agresividad de la música se sientan en cada célula del cuerpo. Además para hacer este álbum, el grupo replicó un ritual milenario que ha inspirado e intrigado a la humanidad durante siglos: mirar las estrellas. Desde hace varios años, Inquisition se ha alejado un poco de los temas relacionados con el satanismo y la espiritualidad y se ha sumergido en la exploración astrológica del cosmos. En este nuevo trabajo el grupo unió los descubrimientos de la ciencia y la física con las enseñanzas dejadas por la antigua civilización Sumeria. Basándose en los textos del escritor ruso Zecharias Sitchin, uno de los pioneros de la teoría de los antiguos astronautas quien opinaba que los Anunnaki crearon a los seres humanos como parte de un plan de experimentación genética, y en otros estudios que hablan sobre la mitología y la vida de esta antigua civilización, montaron el concepto del disco.

Después de un par de intento fallidos logramos hablar con Dagon por Skype, quien se encuentra en Seattle preparando el lanzamiento del disco y las próximas giras que hará la banda por Australia, Europa y Estados Unidos. El líder de Inquisition estaba muy feliz de poder practicar su español y nos contó más de la producción de Bloodshed Across the Empyrean Altar Beyond the Celestial Zenith, la antigua Sumeria y sus comidas típicas caleñas favoritas.

NOISEY: Háblame un poco de la producción de este álbum.

INQUISITION: No quiero decir que fue la producción mas técnica o compleja que hemos hecho, porque en esencia fue el mismo proceso de cada álbum. Sin embargo, esta vez quise elevar el estándar de la producción y tomar riesgos. Iquisition siempre se ha hecho con base en estas apuestas, rompiendo esas barreras tradicionales que dicen que el black metal debe ser lo más crudo, feo y asqueroso en cuanto a la producción. A pesar de que para algunas personas este disco suene limpio o pulido, en mi opinión tiene un sonido orgánico y así es cómo sonamos en vivo. Escogimos este estudio porque la consola fue hecha a mano en Inglaterra en 1973, la acaban de restaurar y es una obra de arte. En ella se grabaron los primeros álbumes de muchas bandas clásicas de Seattle y puede que eso no tenga mucho valor para los fans de Inquisition, pero para la banda sí porque sabemos el sonido que nos iba a brindar. El orgullo mío es que elegí llevar el grupo a un aspecto técnico y de producción al que muchas de las bandas de culto del black metal no van y así dejar que la esencia del metal y esa oscuridad se demuestre por medio de las ejecuciones de las canciones. Quiero demostrar que no dependemos de una producción cruda para sonar crudo.

Inquisition es un banda que últimamente mira mucho al cosmos para inspirarse en las letras de las canciones. Háblame del proceso de investigación y las temáticas que envuelven las letras de este nuevo disco.

Éramos una banda muy clásica y firme en su posición respecto a lo que era el satanismo, pero no quiero entrar mucho a esa tema porque es muy extenso y cada persona tiene su propia interpretación. Mas o menos en el 2009 tuve un pensamiento que nació esporádicamente y me dije: "voy a empezar a componer el quinto álbum y quiero algo más evolucionado, más profundo, no tan simbólico sino mas directo". En esa época me estaba empezando a obsesionar muchísimo con la astrología, y a pesar de que hay bandas que juegan con el tema en sus álbumes, noté que ninguna lo inyectaba de forma directa en sus canciones ni de forma científica y académica.

La ciencia y la física cuántica son casi como una poesía, como una mitología no mitológica. Lo que nos enseñan es que el universo es como un ser viviente real de carne y hueso. La astrología nos dice cómo el universo literalmente nació de la nada y la ciencia nos enseña que no hay que buscarle un significado porque el universo no tiene significado. Para complementar esto, hace unos siete mil años estaba Sumeria, una civilización que me inspiró mucho para escribir las letras de este disco. A diferencia de los dos últimos trabajos que estaban centrados mucho en el cosmos, este álbum es muy centrado en tomar las metáforas de las tablillas de arcilla que nos dejaron los sumerios. Esta civilización estudiaba mucho el movimiento de los astros y se preguntaban qué había más allá. En sus enseñanzas nos hablan del ADN y otras cosas que tienen un paralelismo con lo que nos confirma la ciencia actualmente.

Foto por Peter Beste.

Cuéntame ¿cómo era tu cotidianidad en Cali?

Es una pregunta muy buena porque creo que es al primera vez que alguien ha intentado conectarme con esa fase de mi vida en Colombia. Y quiero aclarar que no soy una de esas personas que se van de Colombia y se desconectan del país ¡Para nada! Yo a diario recuerdo a Colombia. Mi vida era como la de cualquier otra persona. Llegue en el 83 con mi mamá y para mí recordar esto es algo muy mágico porque al principio no quería ir y ella me dijo: "Esto te va a ensañar mucho, vas a aprender más en Colombia que en Estados Unidos. Vas a aprender una parte de la vida que jamás verías en Estados Unidos y te vas a conectar con tus raíces y tu familia". Mi vida era como la de cualquier otro muchacho, muy normal en los estándares colombianos y eso nutrió emocional y psicológicamente mi alma. No seria la misma persona si me hubiera quedado aquí.

Además estuve en una época donde todo era más libre, yo a los 11 ya estaba viviendo como un muchacho de 16. Pero a los 13 descubrí el metal, conseguí mi primera guitarra y eso cambio mucho mi forma de vivir porque mi cotidianidad era comer y respirar metal. Yo en el colegio no me aplicaba, lo odiaba. Además estaba muy obsesionado con mi instrumento y me fugaba. Iba a la casa de amigo mayor y grababa música. Una vez mi madre descubrió que había faltado una semana al colegio. Tengo muchos recuerdos.

¿Cómo buen caleño te gustaba la lulada?

Nunca llegó a gustar del todo pero por tradición la tomaba claro. Me gustaban los buñuelos, los pan de bono, la papa rellena y el sancocho con la fogata

¿O sea que fuiste a comer sancocho en Pance?

Jaja llegué a hacerlo, claro.

¿Volverías al río?

Claro que soy capaz

¿Te gustaba el chontaduro?

Claro, me encanta, pero hace tiempo que no como. También me gustaba mucho el mago biche bien verde. Yo en Cali era un vago, hermano. Me iba donde sea, tenía amigos de todo tipo y me metía en las partes mas peligrosos de la ciudad. Y lo digo con orgullo. Tenía amigos de todas las clases sociales y de todos los caminos de la vida. Por eso aprendí tanto tan rápido, porque no importaba la edad, el nivel social o donde vivían, disfruté mucho, era muy social y todo eso gracias al metal.

Imagino que al andar tanto por las calles tuviste contacto lo salsa.

Uy sí, la salsa era lo peor. No hermano, sinceramente te digo que ojalá eso se haya ido muriendo porque nunca la vi como la cultura colombiana, nunca la acepté. Se puede decir que el metal tampoco lo es, pero es distinto porque es algo universal. Pero entiendo la historia de la salsa y respeto las diferencias, pero es que Cali en los 80 era muy duro para un metalero. Uy no, no extraño eso para nada jajaja.

En Cali existe una energía oscura que está muy relacionado con la presencia de un demonio llamado el Buziraco que habita en la ciudad y en algo se relaciona con toda la región del Pacífico que también tiene una magia extraña, ¿esto te ha inspirado?

Yo siempre sentí como una especie de oscuridad en Colombia. Suena negativo pero no lo es. A mí inconscientemente lo que me inspiraba de Colombia era el hecho de que el catolicismo, la religión dominante de la sociedad, la que supuestamente enseña sobre el bien y el amor y todas estas vainas hipócritas no funcionaba. Más bien todo lo contrario, la iglesia está involucrada en todas las cosas mas extremas y prohibidas de la humanidad. Eso se siente en el aire cada vez que sales de la casa y hay una iglesia o ves gente haciendo la señal de la cruz. Estamos rodeados constantemente de catolicismo y eso genera una reacción opuesta. Pienso que el primer movimiento en Colombia que demostró eso fue el metal. El movimiento del metal era la primera y perfecta reacción ante la acción del catolicismo en Colombia, creo que por eso bandas como Parrabellun y Reencarnación eran el mejor ejemplo de eso. En Cali no teníamos un movimiento como en Medellín pero nos encantaba el metal y cuanto más malévolo y oscuro mejor, porque vivíamos constantemente rodeados de todo contra lo que protestábamos o blasfemábamos. En esa época se sentía en Colombia una atmósfera mil veces mas oscura que sentían los que descubrieron el black metal noruego en el 91.

***

Para estar en contacto con la oscuridad de Inquisition entrad aquí.