FYI.

This story is over 5 years old.

Gracias por su preferencia sexual

Gracias por su preferencia sexual: Axan y su pelo largo (queremos que tenga el pelo como quiera)

Platicamos con la mamá de Axan, el niño al que le negaron la entrada en su escuela en Hermosillo por tener el cabello largo, sobre estereotipos de género y derechos humanos.
29.12.15

No puedes entrar porque tu pelo está largo. ¿Mi pelo está largo? Más o menos así de inverosímil fue lo que le dijeron a Axan, un niño de cuatro años, en la entrada del colegio IMARC en Hermosillo. Sí, como si fuera un antro o una discoteca a la que no te dejan entrar pues porque SRVP. No traes tal o cual ropa, parece que te inclinas a una ambigüedad de género que aquí no aceptamos, pareces cholo, chicano o indio, incluso te dicen pareces pobre. Eso dicen los que piensan que el pelo largo en la cabeza de un hombre es indebido. Recuerdo que cuando estudiaba la primaria, la directora pasaba por las filas de alumnos formados antes de entrar a los salones sacando una máquina inalámbrica para cortar cabello y daba unos llegues soberbios, obscenos y agresivos a los alumnos que traían un poco crecido el pelo del fleco, de los costados o haciéndose una coleta. Puro bullying pues. En la escuela los primeros bullys que tuve fueron mis maestros, maestras, empleados de limpieza e incluso la directora. Sí, era una escuela pública. ¿Y qué? No por eso hoy en día aceptaría que el bullying lo practicaran con alguien de mi familia. La historia de Axan se hizo pública ayer gracias a que su mamá pidió que firmemos una petición de no a los estereotipos de género en las escuelas. No lo dejaron entrar a la escuela a la que él asiste, con gusto, sin discusiones para levantarse, porque le gusta, disfruta del intercambio de conocimiento porque traía el pelo crecido. Fue incomprensible para él que no lo dejaran entrar argumentando delante de su mamá que él trae el pelo largo. ¿Cuestión de clase, de género, de vigilancia escolar, de anulación de los derechos de personalidad? Sobre estas cuestiones hablé con A de la Maza Pérez Tamayo, madre de Axan que es originaria de ciudad de México pero creció en Hermosillo, lugar al que ha regresado con Axan quien nació y había vivido hasta el momento en Phoenix, Arizona, entre comunidades chicanas, donde el pelo largo tiene un significado importante. #Axandecide

VICE: Además de Axan, ¿alguien más conforma su familia?
A: No. Axan y yo constituimos una familia uniparental por elección (concebí a través de inseminación asistida pues es el modelo familiar que se ajustaba más a mis deseos).

En la petición señalas que los directivos les dieron a conocer que "sólo las niñas pueden tener el cabello largo, Axan no puede asistir a la escuela hasta que se le corte el cabello", ¿esta cita fue dicha de viva voz, presentada por escrito?, ¿y quién la pronunció?
La frase fue dicha por la coordinadora de preescolar, Ana Silvia Galaz, durante nuestra primera reunión (el segundo día de clases, el 25 de agosto de 2015). No la grabé. De cualquier modo, la idea está incluida (no verbatim) dentro de la normatividad.

Publicidad

En otras familias cuando existe un caso del tipo de género en la escuela, ya sea que obligan al niño a llevar el pelo corto o a las niñas con el pelo largo, recogido, en coletas y nunca suelto, simplemente la familia acata estas reglas haciéndole saber al infante que debe integrarse a los estereotipos de un género. En tu caso, además del instinto maternal, ¿cómo decidiste darle el apoyo total a Axan dejándole saber que él puede decidir sobre estos aspectos culturales del género sin que afecten otros del comportamiento escolar e incluso de su vida? Sobre todo, me interesa que me digas, ¿cómo se lo hiciste saber? ¿Cómo lo explicaste?
Sé que no es del agrado de todxs, pero en mi casa practicamos la autonomía corporal. Esto quiere decir que a Axan se le ha enseñado, desde que nació, que su cuerpo es tuyo y que nadie puede tocarlo sin permiso. Esto se le ha enseñado de varias maneras: no lo obligo a dar besos o abrazos si no quiere hacerlo, no uso violencia física para disciplinar, le explico el razonamiento por el que es recomendable hacer ciertas cosas. La gente imagina que lxs niñxs no entienden razón. Este no ha sido el caso conmigo y con Axan. Por ejemplo, no le gusta lavarse los dientes pero accede a hacerlo (a veces de mala gana pero nunca a la fuerza) porque entiende que no hacerlo conlleva consecuencias que no desea. Como otro ejemplo, en nuestro hogar tenemos acuerdos, no reglas. De nuevo, hay gente que imagina una bola de nieve cuando escucha esto. ¿Qué quieren decir los acuerdos? Que los platicamos y ambxs estamos de acuerdo con ellos. Si les enseñas a tomar decisiones cuidadosamente razonadas desde que nacen, a esta edad no sólo están preparadxs para hacerlo sino también saben que pueden decirte cuando sienten que una decisión los sobrepasa. No lo dejo solo para tomar las decisiones: lo acompaño, lo guío y lo cuido mientras decide si quiere tomar una decision, mientras la toma, y después de tomarla (que los procesos de toma de decisiones no son tajantes). Con respecto al pelo, hasta hace seis meses no le importaba el largo ni el corte. Tanto así que disfrutaba que varixs miembrxs de nuestra familia extendida lo llevaran a cortarle el pelo según sus gustos. Hace poco menos de seis meses, comenzó a importarle. Justo le pregunté que si quería ir a cortarse el pelo porque en Hermosillo hace mucho calor durante el verano y fue la primera vez que me dijo que no. Le pregunté que si querría que se lo entre-sacaran (tiene mucho pelo) y me dijo que estaba bien, pero que lo dejaran largo. Lo respeté y es entonces cuando platicamos de que sus decisiones sobre su cuerpo se extendían al pelo y que yo apoyaría la decisión que tomara con respecto a eso. Ha mantenido su preferencia durante más o menos seis meses a pesar de que varixs miembrxs de la familia extendida le han ofrecido llevar a cortárselo. Sé que las preferencias cambian e igual mañana lo quiere corto. En ese momento lo cortaremos.

Cuando dices que la SEP, la CONAPRED, la CEDH y la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas han actuado oportunamente con el caso de Axan, ¿a qué te refieres? ¿Han citado al director de IMARC? ¿Qué han hecho para demostrar su apoyo?
A lo que me refiero con que las instituciones han actuado de manera oportuna es que todas han iniciado procedimientos investigativos y/o conciliatorios. La CONAPRED incluso le ha hecho saber las medidas precautorias a la escuela en varias ocasiones y antes de que suspendieran al niño. Después de cada instancia en que la CONAPRED le hizo saber las medidas precautorias por teléfono a alguna persona involucrada en la administración de la escuela, le ha pedido un correo electrónico para mandarle las mismas. En estas ocasiones, la escuela le ha proporcionado correos electrónicos incorrectos a CONAPRED. Ha llegado el punto que se rehusan a contestarle el teléfono a la Licenciada encargada de la queja. Por esto, CONAPRED envió ya el oficio por correo terrestre. Hace falta, ahora, que llegue y después de este punto tienen tres días para acatar las medidas precautorias (bajo pena de sanción, ya que antes era de buena fe) y diez para responder. La Unidad de Incorporación de Escuelas Particulares SEC (SEP estatal) le ha pedido ya a la escuela que proporcione sus contrargumentos y normatividad para comenzar un proceso conciliatorio pero, hasta hoy, la escuela no ha respondido.

¿Qué opinas de que colegios como el IMARC quieran pasar encima de los derechos humanos e individuales excusándose en su reglamento interno, mismo que no podría funcionar por muchas razones quizá omitidas en su contrucción? Por ejemplo, pienso en niños con capacidades diferentes, con enfermedades repentinas como el cáncer o alguna colitis, por ejemplo.
Creo que pensar que las instituciones privadas pueden hacer lo que les plazca con sus reglamentos internos es un malentendido muy común. Creo que la Directora General de la escuela, Patricia Arias, entiende el caso desde esta perspectiva (pues, en efecto, el día en que se suspendió al niño, me hizo saber que como IMARC es escuela privada, debí haber inscrito al niño a otra institución si el reglamento no me gustaba). En primera, cabe mencionar que la normatividad no se entregó hasta dos semanas después del inicio del ciclo escolar (y que, a la fecha, no lo he firmado). Sin embargo, esto no es más que un tecnicismo que detrae del hecho de que las escuelas, por más particulares que sean, deben usar los mandatos constitucionales del país como un piso mínimo al desarrollar su reglamento. Ahora bien, los mandatos constitucionales cambian. Esto quiere decir que es frecuente que los reglamentos institucionales se queden con lineamientos que solían ser constitucionales pero ya no lo son. Es común que los reglamentos cuenten con lineamientos justos, lineamientos constitucionales, y lineamientos que deben ser modificados o excluidos para ser uno, el otro, o ambos. Ahora bien, quiero que quede claro que lo que solicité (y lo solicité primero directamente a la escuela, quien me recomendó que fuera con organismos de derechos humanos para que me apoyaran) fue que el reglamento se armonizara con mandatos constitucionales. Tan es así, que les entregué mi argumentación jurídica a ellxs primero. Considero que intentar conciliar es un buen primer paso pero hay momentos en que vale la pena incluir a terceras instituciones (en este caso de derechos humanos) para contribuir al proyecto de conciliación (especialmente cuando se trata de determinar si un lineamiento efectivamente vulnera derechos humanos). Es interesante explorar los mismos lineamientos en contextos distintos la luz de los estándares de escrutinio estricto que establece la SCJN. Por ejemplo, si consideramos que el arreglo del pelo (llevar la cara despejada) pasa éste estándar porque una visión despejada es importante para pedagogía con niñxs videntes (siendo esta razón de peso para restringir la apariencia), lo mismo podría no ser cierto en escuelas que se enfocan en niñxs invidentes. Creo que la gente oye "discriminación" y lo piensa desde una perspectiva sociológica cuando aquí la cuestión es jurídica. Son topografías lo suficientemente distintas como para obstaculizar la discusión.

¿Al inscribir a Axan en el IMARC se te dieron a conocer los estatutos o condiciones de vestimenta, entre ellos el del corte de pelo?
Como mencionaba anteriormente, la normatividad (como tal) se repartió hasta dos semanas después del comienzo del ciclo escolar. Sin embargo, se me notificó verbalmente que el niño debía cortarse el pelo al finalizar el primer día de clases (y desde ese día comenzó mi diálogo con la institución, mismo que fue amigable hasta que lo suspendieron y ya no me contestan el teléfono). De nuevo, mi idea no es abalanzarme sobre un tecnicismo sino armonizar reglamentos a mandatos constitucionales para hacer de estos espacios lugares más incluyentes (independientemente de que lo hubiese firmado, un lineamiento inconstitucional no es sujeto a contratos).

Publicidad

¿Por qué insistir en el IMARC permita volver a Axan a sus clases regulares y no ir en busca de otro colegio? ¿Qué representa el caso de Axan en la historia de los derechos individuales en los que se incluye la decisión de la personalidad, por mencionar alguno?
Me encantaría buscar otro colegio. Sería lo más fácil. Sin embargo, considero que es más benéfico quedarse e intentar cambiar EL lugar que cambiar DE lugar. Finalmente, si nos cambiamos de espacio cada vez que nos topamos con discriminación, encontraremos pronto que nos quedamos sin espacios a donde huir. Además, un cambio de este tipo beneficia a todxs lxs que están por venir; cambiarse de lugar sólo nos beneficia a nosotrxs (y dudo que sea un beneficio a largo plazo). Un requisito básico para una democracia funcional es el compromiso y participación política de quien la compone. Yo en el reglamento veo un espacio por armonizar. ¿Por qué no armonizarlo? Creo que es importante recordar que los cambios sociales no se dan solos y que, a pesar de en la actualidad el marco jurídico del país es bastante expansivo, aún queda mucho camino por recorrer actualizando reglamentos, procedimientos y códigos. El chiste es que no se actualizan solos.

¿Qué tan largo tiene el pelo Axan? ¿Podrías regalarnos una foto?
El pelo de Axan le llega a la nuca. Sin peinar le tapa los ojos. Es por eso que lo peino diario de tal manera que el pelo no obstaculiza su visión y el peinado le dura todo el día escolar. Si decide llevarlo más largo, hemos platicado acerca de la posibilidad de llevar una cola o trenza y está de acuerdo. La foto que acompaña la petición fue tomada hace tres semanas, durante el primer día de clase. El video que acompaña la petición fue tomado hace seis días, cuando lo suspendieron. ¿Necesitas una más (incluí una afuera del colegio, por si acaso)?

Publicidad

Por último, en relación a las redes sociales, he visto cómo descarada y descarnadamente hacen garras cualquier tema en cuanto a derechos humanos, y personalmente me parece más que mero divertimento una ofensa gravísima cuando hacen bofa del caso de Axan. Desde opiniones ilógicas, censura, castración familiar, votos a favor de la institución represora y que maltrata la constitución, etc. ¿Cómo reaccionas ante todo esto?
Mientras contesto esto estoy, precisamente, tomándome un descanso de redes sociales. Hubo quien respondió con apoyo y hubieron quienes respondieron con preguntas sinceras. Estoy abierta al diálogo pero no a las agresiones. Hubo bastante gente que respondió con racismo (mofándose de la indigenidad del nombre de Axan (palabra Náhuatl) y de la indigenidad asociada con el cabello largo) y aún más que respondió con homofobia (llamándole "puto," "pasivo" y "maricón" y, supongo, asumiendo que yo partiría desde una homofobia que, por supuesto, no comparto) y misoginia (diciendo cosas como que si le permitimos elegir el largo del pelo, al rato las niñas van a querer ir vestidas como "putas"). La normalización de la violencia sexual es temible (la enorme mayoría de la gente, por ejemplo, me culpa por esta violencia y no a quien la propone; supongo que la consideran violencia justificada, aunque no sé cómo justificas un acto de violencia sexual a nadie y por ninguna razón, particularmente a un niño de cuatro años que no ha hecho otra cosa que confesarme que prefiere llevar el pelo largo. Decidí tomar un respiro de redes sociales después de que en Twitter comenzaron a amenazar a Axan con violencia (particularmente sexual). Por ahí tengo las capturas de pantalla de todo esto, por si te sirve. Desafortunadamente no hay mucho que hacer con la violencia cibernética. Espero que no se materialice y tengo contemplado irnos de la ciudad un tiempo corto, en lo que disminuyen las amenazas de violencia física. Verdaderamente no entiendo como se pueden proponer estas vejaciones por ejercer los derechos que luego aplaudimos cuando nos queremos sentir progreso. En fin.

¡Yo quiero una mamá como la de Axan! No me importa que sea adoptiva, afectiva o de ratitos. ¡Queremos y admiramos a A de la Maza Pérez Tamayo! Además, le pregunté a Alehlí Ordóñez, quien se desempeña en el litigio independiente. Vean lo que me contestó.

VICE: ¿Qué representa el caso de Axan en la historia de los derechos humanos en México?
Alehi Ordóñez: Este sería un triunfo para la efectividad de los derechos humanos en México todos los ámbitos de nuestra vida, incluido el privado. Manda el mensaje claro de que nadie —ni las escuelas privadas— están sobre la Constitución y los tratados internacionales. Que podemos cuestionar todas las reglas que nos discriminan, no importando que resulten históricas o tradicionales, si nos hacen daño, tienen que cambiar.

¿Estás enterada del proceso que está llevando a cabo la mamá de Axan?
Sí, totalmente. A de la Maza, es una persona fuertemente comprometida con la libertad de género, francamente admirable, está llevando una batalla pública contra lo que muchos consideran intocable, las instituciones privadas. Intentó varios acercamientos con la escuela IMARC AC previó a la suspensión indefinida de Axan, se acercó a la CEDH, a CONAPRED, SEC y CEAV para que hubiera interacción con la escuela -que hasta el momento ignora sus comunicaciones- y, no obstante CONAPRED emitió medidas precautorias, la institución ha hecho caso omiso. Y fue en ese momento que inició la petición en la plataforma Change.org, que ha dividido profundamente a la opinión pública, sin embargo, es ampliamente apoyada. El plazo para acatar las medidas precautorias concluyó este lunes, mientras que el término para la contestación de la escuela tiene aún como plazo esta semana.

Sabemos que el caso de Axan no es aislado ni que todas las familias van a responder del mismo modo, ¿qué aconsejas hacer legalmente a quienes se encuentren en un caso parecido? ¿Qué pasos deben seguir?
Todos conocemos una historia como la de Axan, la diferencia en este caso es que su mamá conoce sus derechos y está dispuesta a hacerlos respetar. A las familias que pasen por este tipo de situaciones, aconsejaría que inicien queja con los organismos de Derechos Humanos que les correspondan. Las instituciones privadas deben saber y entender, que no pueden seguir violando derechos y respaldarse en su libertad normativa, la tienen, en efecto, pero su límite es la Constitución y tratados internacionales de los que México es parte. Los pasos, primeramente buscar diálogo con la institución, si esto no funciona acudir con CONAPRED, el órgano local contra la discriminación o la Comisión Estatal de Derechos Humanos serían las instancias indicadas, si la discriminación no cesa mediando la resolución de estas instancias, la persona agraviada entra el Registro Nacional de Víctimas y puede entonces buscar la reparación del daño con la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, la instancia federal que ejecuta la Ley General de Víctimas.

Cuéntanos sobre tu trabajo en el litigio independiente vinculado con las cuestiones de género y la comunidad LGBTTTI.
Sobre mi trabajo, soy Alehlí Ordóñez Rodríguez, abogada especializada en el litigio estratégico de Derechos Sexuales y Reproductivos relacionados con la población LGBTI en México. Inicié mi trabajo con la comunidad en 2013 con el litigio para conseguir la aplicación del Reconocimiento de hijos para familias lesbomaternales, participé en la elaboración de la iniciativa de Reconocimiento a la Identidad de Género en el DF, la iniciativa de reforma constitucional en materia de Orientación Sexual e Identidad de Género y litigo casos civiles por lo general relacionados con familias LGBTI y gestación subrogada. Antes de la campaña #AxanDecide, participé en el desarrollo de algunas como #YakiriLibre, Por la disolución de la Comisión de la Familia en el Senado, #ApellidoFamiliar para familias homoparentales y más recientemente en #Tambiénsonmexicanos, Pasaporte para Diego y Santiago vs. la SRE, entre otras.

Sigue a Óscar David en Twitter.