FYI.

This story is over 5 years old.

Cultură

Borrachos, vómito y gritos: esto es lo que opinan los conductores de Uber sobre sus pasajeros

No grites, no hagas un drama por tener que caminar diez metros y no hagas nada raro, como tratar de lamer la pelona de un conductor para darle brillo. En pocas palabras: no seas un pendejo.
5.11.15

Un conductor de Uber. Foto por Alexaner Torrenegra vía WikiCommons.

Uber es muy grande. Desde su lanzamiento en San Francisco en 2011, se ha extendido a todo el mundo y hasta ahora ha conquistado 243 ciudades en 63 países. Es más, seguro el fin de semana pasado pediste un Uber a las 5 AM porque el aumento de la tarifa no importa después de haber tomado 11 cervezas y no poder usar las piernas para caminar hasta el metro y esperar a que abra.

Sin embargo, a pesar de su popularidad, la empresa también ha generado polémica con incontables manifestaciones y noticias negativas en los periódicos. Ayer, por ejemplo, salió la noticia de un conductor en California que le echó gas pimienta a un pasajero agresivo para defenderse. Y no podemos olvidar la guerra entre Uber y los taxis del DF en la que los taxistas afirman que los servicios prestados por los vehículos que operan por medio de aplicaciones son "ilegales" y señalan que representan una competencia "desleal".

Publicidad

Y a pesar de todo esto, Uber llegó para quedarse. Por eso decidí platicar con algunos conductores de Uber para que dijeran su qué opinan sobre sus pasajeros.

LA MAYORÍA SON AGRADABLES CUANDO ESTÁN PEDOS

Muchos creen que recoger a los especímenes humanos alcoholizados es una lata: una discusión de pareja llena de lágrimas, peleas, manoseos y gritos de "¡SÚBELE A ESA CANCIÓN!" a las 5 AM. Pero no es tan malo. Según Ali, de 28 años, "los borrachos son más divertidos. Hacen bromas. A veces son bromas muy tontas pero son tan tontas que dan risa. Normalmente son buenas personas".

Nadia, una conductora de 31 años de edad, dijo algo similar: "Los borrachos son muy abiertos; hablan sobre sus vidas, sobre la fiesta de la oficina, del cumpleaños de su novia o de lo que sea. En general son más agradables que los clientes sobrios que sólo se sientan y se quedan callados en todo el viaje. Los borrachos nunca me dan miedo".

George, de 53 años, no fue tan efusivo en sus comentarios. "Hay un 50/50 por ciento de probabilidad de que sean amables o no", dijo. "Y no me gusta que hablen a gritos. ¿Que no pueden hablar a un volumen normal?"

Así que, cuando pidas un Uber, no tengas miedo de hacer preguntas o externar ese monólogo interno que traes en la cabeza. A los conductores les gusta porque se distraen y así el tiempo pasa más rápido. Sólo no les grites en el oído.

Foto vía el usuario de flickr Joakim Formo.

POR SUPUESTO, LAS ZONAS DE MODA ES DONDE HAY MÁS BORRACHOS

"En las zonas de antros casi todos los que piden el servicio están borrachos", dijo Ali.

Publicidad

"En las zonas donde hay muchos bares y antros, en general, los clientes están muy, muy ebrios y fuera de control. En especial las chicas de 21 o 22 años. No saben ni dónde están. Van de cabeza en el auto", señaló Nadia.

Ok, lo entendimos.

LO PEOR QUE UN PASAJERO PUEDE HACER ES VOMITAR EN EL ASIENTO

George lleva un año y tres meses trabajando en Uber y hasta ahora dos personas han vomitado en el asiento trasero de su coche. "Es lo peor que puede hacer un cliente porque tienen que darme dinero para que laven el carro", señaló. "Pero aunque me den el dinero, Uber no me paga por el tiempo perdido. Digamos que un cliente se vomita en la madrugada y estoy hasta el sur, tengo que conducir hasta el centro [para encontrar un autolavado abierto las 24 horas]. Es un trayecto de casi 45 minutos para lavar el auto y en ese tiempo nadie me está pagando".

Los tres conductores de Uber coinciden en este punto, aunque también idearon una solución.

"Siempre tengo bolsitas para vómito en el auto", dijo Ali. "Si veo que entra un cliente que está borracho, le aviso que tengo bolsitas por si necesita una. Así el cliente se siente más seguro porque tiene algo que le ayuda. También les da más responsabilidad; se portan más amables y creo que se vuelven más conscientes".

En resumen, no vomites. Si crees que es posible que te vomites, avísale al conductor cuando te subas al auto. Es mejor que sepan para que te vigilen y se aseguren de que llegues a casa sin manchar sus tapetes nuevos. No vomites. En serio. ¡No vomites!


Relacionados: Cual es la forma más segura de regresar a casa cuando estás ahogado


CÓMO OBTENER UNA BUENA CALIFICACIÓN COMO PASAJERO

Así como los conductores no saben qué calificación les diste, tú como pasajero no puedes ver cómo te calificaron. Pero si siempre estás borracho cuando pides un Uber, es probable que tu puntaje no sea muy alto.

Publicidad

"Siempre y cuando sean respetuosos, yo les doy una buena calificación", dijo Ali. "Está bien que quieran escuchar música, cargar su celular o lo que sea. Pero algunos entran gritando: '¡Prenda el radio! ¡Prenda el radio!' o que maneje más rápido. Si me dijeran 'Disculpe, ya se me hizo tarde, ¿podría ir más rápido?' entonces lo haría con gusto. Pero usualmente no les digo nada. No me gusta echarle leña al fuego. Lo que podemos hacer es darles tres o dos estrellas y dejar un comentario. Creo que lo más bajo que he dado es tres estrellas y fue porque el cliente no paraba de gritarme sobre el radio y que manejara más rápido".

Nadia comparte esta opinión y añadió: "Lo que más me molesta es cuando dejan caer el pin en el lugar equivocado y por eso llego dos minutos tarde. Usualmente les dijo '¿Puede caminar hacia donde estoy?' pero muchos no quieren y dicen 'Estoy pagando por este servicio'. Si es en el centro de la ciudad, puede ser muy difícil llegar al punto exacto. Pero de todas formas recojo al cliente. Para que aprendan la lección, les dijo 'Por favor no haga esa clase de cosas. Y le recomiendo que no le haga lo mismo a otro conductor porque le van a dar una mala calificación'. En general, cuando me hacen eso, les bajo la calificación a cuatro estrellas. Casi siempre doy una calificación de cuatro estrellas a la semana. Aunque a veces cambio de opinión cuando veo que es una persona amable".

Publicidad

George dio un consejo más directo: "Con que sean normales está bien".

Ahora ya sabes: no grites, no hagas un drama por tener que caminar 10 metros y no hagas nada raro, como tratar de lamer la pelona de un conductor para darle brillo. En pocas palabras: no seas un pendejo.


Relacionados: Mira cómo este conductor de Uber le echa gas pimienta a un pasajero para defenderse


UBER ES MÁS SEGURO QUE UN TAXI DE SITIO, TANTO PARA EL CLIENTE, COMO PARA EL CONDUCTOR

En medio de la lucha para crucificar a Uber por el daño que presuntamente le hace a los taxistas, es importante recordar que esta empresa ayuda a mucha gente a tener un empleo seguro y estable.

"Mis estándares son muy bajos porque trabajé en un sitio de radiotaxis", dijo Ali. "Con los radiotaxis, la gente se baja sin pagar o son muy groseros. En Uber los clientes son educados y respetuosos porque les importa obtener una buena calificación".

"Trabajé tres años en otra empresa", dijo Nadia. "Llevo dos años en Uber y hasta ahora no he tenido malas experiencias. Toco madera. Cuando trabajaba en un sitio de radiotaxis, me asaltaron tres veces; rompieron mi ventana y se llevaron mi bolsa. Pero Uber es muy seguro. Los clientes saben que no hay transacciones en efectivo y por eso los conductores no traemos mucho dinero en el auto. Además, tenemos la dirección de las personas y su número de tarjeta de crédito, por eso es seguro. Así todos quedan contentos".

Sigue a David en Twitter.