"Los humanos necesitan ponerse hasta el huevo": Una noche de chelas con Wild Beasts​

"Los humanos necesitan ponerse hasta el huevo": Una noche de chelas con Wild Beasts​

Llevé a la banda a un bar para platicar con la banda sobre su álbum 'Boy King,' y explorar cómo cada uno de nosotros cambia cuando se pone el sol.
15.11.16

Para una banda mejor conocida por sus dulces falsettos y sus referencias literarias, el quinto álbum de Wild Beasts, Boy King, es, pues, muy poco complicado. Tiene solos de guitarra, temas llamados"Tough Guy" y "Big Cat," y lo que sólo podría describirse como una rutina de baile en el video de su primer sencillo. Y sin embargo, pese a sonar como un gran cambio de todo lo anterior que habían hecho hasta ahora, siguen teniendo el mismo aliento alcohólico y vibra nocturna y sensual de sus esfuerzos anteriores.

Publicidad

Puede que suene a que estoy llegando a conclusiones demasiado rápido, pero en el universo de Wild Beasts el hecho de ponerte borracho siempre ha tenido un significado cósmico. Los sótanos de casas se convierten en castillos, las canciones de amor son un grito de guerra, y ahora los impulsos infantiles de los hombres ebrios e inseguros reciben una deconstrucción total.

Han pasado ocho años desde el álbum debut de Wild Beasts, y ocho años desde las primeras veces que empecé a salir de noche, y parece que tanto su como mi relación con la vida nocturna ha cambiado. Dicen que nunca deberías de conocer a tus ídolos, pero tomando en cuenta que los míos han pasado los últimos cinco años criticando la naturaleza fallida de sus propios egos, decidí que probablemente estaba a salvo. Así que, antes de su presentación este fin de semana en el Corona Capital​ y en Casa Corona​, le pedí a Hayden y a Tom de la banda si querían ir por un trago. Esto es lo que pasó…

NOISEY: Hola, Wild Beasts. Su música está basada en la semántica de la noche. ¿Cómo era la vida nocturna en Kendal, donde crecieron?
Hayden: Kendal tenía una vida nocturna bastante vibrante cuando yo crecí. Creo que teníamos más pubs por persona que en cualquier otro lugar de Gran Bretaña, y había algunos en los que te dejaban entrar si eras adolescente. Desde los 15 o 16 ya eras bienvenido en la escena de los pubs. 
Tom: Había noches de open mic [micrófonos abiertos] en donde todos los viejillos iban y tocaban el blues.
Hayden: Sip—la primera encarnación de Wild Beasts tocó allí, de hecho.

¿Las noches de open mic se llevaban a cabo en algún pub en particular?
Tom: Sí, era un lugar llamado Dickie Doodles—el cual por desgracia ya cerró, pero era una institución local. Estéticamente, no era el lugar más bonito, pero era un gran estándar y un gran punto de partida.

Publicidad

¿Y qué tal los clubes nocturnos? No me imagino que Kendal sea un lugar para unas noches de fiesta inolvidables…
Hayden: Había tres clubs. De hecho, según recuerdo eran bastante hedonistas.
Tom: Eran de esos lugares en los que te pones tu camisa Ben Sherman, tus buenos zapatos, y ese tipo de onda.
Hayden: Siento que los 90 pasaron en Kendal en los 2000.

Las calles alrededor de los antros son igual de importantes cuando estás creciendo, ¿no?
Hayden: Kendal es un pueblo con muchos callejones, barrancos y ladronzuelos, entonces siempre estaban llenas de gente con mala pinta. Lo normal.
Tom: Recuerdo ver la película Kids cuando tenía 13 o 14 y pensar, "Sí, ¿y…?" Cuando eres adolescente ese es el comportamiento normal —todo el mundo lo está haciendo.

¿Lograron evitar que les partieran la madre cuando salían en esas épocas?
Hayden: Kendal está lejos de ser un lugar peligroso, o jodido, pero era una comunidad agrícola. Era robusta. Había machismo.
Tom: Te podían partir la madre por usar un abrigo como este, por ejemplo.
Hayden: Exacto. En esas noches, en donde todo se alebresta y el machismo está a flor de piel, la gente se vuelve más temeraria y bravucona, pero al mismo tiempo más frágil. Conoces a hombres que te aman tanto que te quieren madrear. Recuerdo este extraño coctel de amor y violencia exuberantes, sin saber de qué lado se iban a ir las cosas. Creo que esa es parte de las razones por las que regresamos tanto a ello.

Siento que este álbum realmente captura cómo el tratar de encontrar amor en la noche muchas veces va de la mano con una falsa bravuconería. Han dicho que este es un álbum para la generación Tinder…
Hayden: Eso siempre me recuerda de una cita de John Steinbeck a la que suelo hacerle mucha referencia, que es: "Todos los vicios del hombre son un atajo para el amor." Se siente como que Tinder es exactamente ese tipo de atajo.
Tom: Definitivamente en el último par de discos hemos explorado el dolor del amor y la alegría del amor, y en este álbum el amor no está por ningún lado. Hay mucho sexo, pero todo es auto-gratificación. Siempre estando consciente de la fragilidad o la culpa. No es inconsecuente.

Publicidad

Muchas de las letras me recuerdan de charlas autocomplacientes que tienes cuando estás hasta el huevo. ¿Son culpables de ello?
Tom: Absolutamente, ¡de eso se trata el alcohol!
Hayden: La canción "Celestial Creatures", de este álbum, nació a partir de la idea de que existe una necesidad humana para ponerse hasta el huevo. Sacía algo muy importante dentro de nosotros. Derramar tus vísceras en la esquina de un bar, con una persona desconocida, puede ser algo bastante profundo. 
Tom: Así empiezan los matrimonios.
Hayden: Hace poco nos dimos cuenta que el coro en la primera canción de nuestro álbum debut, "Vigil For A Fuddy Duddy" dice "Men to be men, must love and pity, so deeply and secretly," la cual es una letra que debería de pertenecer en este disco. El camino ha sido bastante consistente.

Platíquenme de todos los solos de guitarra que hay en este nuevo disco.
Hayden: Siento que nos hemos ganado el beneficio de la duda de que si estamos sacando la lira de una manera absurda y asquerosa, es porque esos solos son utilizados por motivos artísticos. Pero cuando te pones a pensar, si es un álbum sobre hombres y lo absurdos que son, entonces, ¿qué es lo más absurdo de los objetos masculinos? Es una guitarra y un rascacielos de amplificadores. Es muy de hombres. Siempre pienso en la cara de un hombre que se está eschando un solo como uno de los momentos en donde más expuesto y vulnerable se encuentra.
Tom: Es poder, angustia, incertidumbre.

Es como la cara de tu ego cuando se está viniendo… Se siente como que lidian con el concepto de masculinidad como una mitología fallida.
Hayden: Está rota. No quiero ponerme muy denso, pero la causa de muerte más grande para los hombres de mayores de 50 años, después del cáncer, es el suicidio. Eso sugiere que algo está roto. En un nivel básico.
Tom: Somos lo suficientemente mayores como para ver que las personas que nos rodean se han enfrentado a crisis verdaderas, problemas con enfermedades, depresión, suicidio, y muerte causada por el abuso de drogas. Los pedos reales empiezan cuando te vuelves más grande. Me da gusto que lo notes. Siento que siempre hemos tomado mucho de las políticas sexuales con las que nacimos, y al mismo tiempo tomamos otras cosas de escritoras feministas.

Publicidad

¿No llegan a sentir temor de que han hablado tanto de la masculinidad que la gente piense que hicieron un álbum de los derechos masculinos?
Tom: Claro, pero espero que la gente entienda los matices. Existe una tendencia actualmente de que la gente grite en los debates, particularmente en el internet. Por ejemplo, toma la canción "All the King's Men" de Two Dancers. La mayoría de la gente entiende de qué se trata esa canción, pero hay quienes se acercan después de un show y dicen "Esa canción es súper misógina." Me dan ganas de decirles "No tienes ni puta idea, ¿verdad?". Existe un elemento de sátira alrededor de todo, pero es una sátira en la que estamos muy involucrados.
Hayden: Nosotros somos el chiste, esa es la clave. Sabemos que somos parte del chiste absurdo, somos los "tipos en una banda".

¿Cuál es la peor salida de noche que han tenido?
Tom: Me peleé en Nochebuena una vez. Debo recalcar que no soy una persona violenta, pero había viajado a casa por Navidad, y salí a tomar con unos amigos y un tipo me empezó a hablar de manera condescendiente… Terminé en casa de mis papás con sangre en mis puños, pensando "Esa es la cara de alguien más. ¿Qué carajo estoy haciendo con mi vida?"
Hayden: La mía fue la noche en que se anunció el Present Tense. Empezó con una exclusiva mundial con Zane Lowe. Sonó, y de ahí obviamente empezamos a tomar de inmediato. Terminamos encontrándonos a Andy Carroll y a Kevin Nolan en un bar —y soy fan del Newcastle— así que el resto de la noche era yo, completamente volado, tratando de hablarles y declararles mi amor. Ellos estaban ocupados con un par de muchachas del bar, y si alguna vez has visto a un futbolista en acción, es algo digno de verse. Pero sí, esa noche fue una especie de crisis de la edad adulta. Estaba en el escusado vomitando, luego regresaba y platicaba con ellos. Fue bastante vergonzoso.

El futbol suele reducir a la gente a niveles bastante básicos.
Hayden: Es algo digno de analizarse. Hemos pasado mucho tiempo en Estados Unidos este año, yendo a juegos de basketball y hockey sobre hielo, y el ir a eventos deportivos y no tener violencia es una experiencia extraña. ¿Dónde está el autodesprecio?
Tom: ¿Dónde están los fans de los equipos contrarios?
Hayden: ¿Por qué ahí nadie se pone pendejo? Creo que es algo muy británico. Este aspecto de tu psique que requiere llevar la violencia a términos físicos. Está relacionado de manera tan directa con las emociones sensuales también.

Es una dicotomía bastante extraña.
Hayden: Es casi como si para llenar el vacío del amor lo tienes que llenar con violencia.

Sigue a Angus Harrison en Twitter.

​Wild Beasts se presentará en Casa Corona el  viernes 18 de noviembre a las 9 pm, y en el Corona Capital el sábado 19 de noviembre a las 4 pm, en el escenario Corona Light.