Publicidad
Bogotá

La obra de teatro que glorifica el placer femenino

Climaxxx es una obra hedonista que se presentará por última vez esta noche en Focus Teatro.

por María Rivas Serrano; fotos por Mateo Rueda
06 Octubre 2017, 9:28pm

Foto: Mateo Rueda | VICE Colombia

Conocer lo que hacen las integrantes de Diabolique Cabaret es, a mi parecer, conocerse un poco más a una misma. Ser mujer, tener deseos, orgasmos y llenar la vida de placer es algo que todas buscamos. O deberíamos.

Eso es precisamente lo que ellas nos quieren mostrar con el último show que montaron en el teatro Focus de Bogotá. Cuando fui a Climaxxx: una apología al placer, la obra, que es de hecho la primera dirigida por Elvira Lavey, más conocida como Hellvira, no sabía realmente a qué iba.

El poster, con el que me hice una idea de lo que iba a ver por una hora larga el viernes pasado, muestra a cinco chicas desnudas en una cama dispuestas a mostrarnos o a enseñarnos lo que es el placer. No se ven hombres, no se ve ropa.

¿De qué se iba a tratar todo esto?

Todas las fotos son por: Mateo Rueda.

Siempre me he considerado como una persona heterosexual, que aprecia mucho la belleza femenina y que —debo decirlo— tiene también ese lado de fascinación por su sexualidad. Me gusta ver a dos chicas besándose y si me pidieran un trío no dudaría en hacerlo con otra chica. El cuerpo femenino es espectacular: sus curvas son perfectas.

Pero —volviendo a lo que iba— con Climaxxx, esperaba ver mujeres muy guapas tocándose, gimiendo y hablando de sexo. Mujeres empoderadas que no les diera miedo pararse frente a más de treinta personas, se desnuden y les hablen de frente lo que es masturbarse, lo que significa el sexo anal y todo lo que conlleva sacar ese lado tan propio que se devela cuando se quitan la ropa.

Eso, exactamente, fue lo que iba a presenciar.

El Diabolique Cabaret, el elenco de la obra, fue fundado en 2015, después de que Elvira haya trabajado como Dj, haya tenido su marca de ropa y haya trabajado como modelo. En ese entonces, ya tenía un grupo de chicas consolidado con el que decidió empezar a tocar puertas y a hacer presentaciones de cabaret por Bogotá.

"Ha sido delicioso", me dijo cuando nos encontramos en un café en el barrio de Chapinero en Bogotá, para hablar del proceso de creación de su primera obra y de su cabaret. Todo empezó con un montón de ropa vintage y tres chicas que estaban dispuestas a hacer parte de él. "Fue un proceso de experimentación, de conocer chicas, de aprender a manejarlas, de saber quién venía con buenas intenciones y quién con malas. Fui depurando hasta llegar al grupo que quiero", afirma Elvira.

Climaxxx, la obra, empieza con las cinco protagonistas, todas vestidas en terciopelo negro como monjas, con partituras también en terciopelo que dejan ver tres letras (S E X). Suena música virginal que poco a poco se van camuflando con gemidos. Duro, cada vez más duro.

Y es evidente que el placer va a ser el hilo conductor de toda la obra, que está compuesta por ocho escenas, escogidas cada una para hablar de erotismo femenino y de situaciones muy puntuales que rodean la excitación.

Son ocho escenas en las que cada una de las protagonistas tiene una especie de monólogo en el que explora alguna sensación relacionada con el placer: el primer contacto con el orgasmo, la petite mort (que es el momento en el que acabamos de venirnos y esperamos un segundo orgasmo) y el sexo anal, entre otras, son algunas de las imágenes que Elvira quiso que fueran partícipes de la producción.

"La filosofía del Diabolique siempre ha sido muy hedonista, nihilista, entonces quería concentrarme mucho en eso. El placer que es algo tan básico que todos sentimos, todos lo buscamos y es algo también tan tabú, tan prohibido", me dijo. Y es ahí donde Elvira juega con sus escenas. Un ejemplo de ello son las constantes referencias religiosas en sus performances: "¿por qué [me meto con la religión]? Porque soy una atrevida y me vale verga. Puedo meterme con la religión porque me da la gana. ¿Cuánto tiempo llevamos esclavizados por la iglesia católica? Me parece un organismo completamente asqueroso, independientemente de las creencias espirituales de cada persona".

En Climaxxx esta referencia es clara. Pero se trata de su primera obra. Según ella, ya había tenido unos primeros escarceos en Cine Tonalá, que para ella fueron más orgánicos, más inocentes y ya con la experiencia en bares y eventos decidió asesorarse de gente que sabe del tema teatral. Fue entonces que empezó a leer sobre placer, sobre momentos puntuales en los que las personas tienen ese contacto directo y empezó también a preguntarle a sus chicas sobre experiencias que hayan tenido de este estilo. De hecho, las historias que ahí aparecen son historias de ellas mismas, amigas y amigas de amigas.

Y así empezó a tocar puertas, preguntar qué teatro se le medía a mostrar lo que quería mostrar, sin pelos en la lengua. Hasta que le dieron un espacio en Focus Teatro en el norte de Bogotá.

En el teatro caben por lo menos unas treinta, cuarenta personas. Todos, a la expectativa después de ser bombardeados con gemidos, se quedan en un silencio absoluto mientras un host guía las escenas hacia experiencias a veces demasiado personales.

"Lo más fácil para mi fue el nudismo" [risas] "pero para las chicas fue probablemente lo más difícil", afirma Elvira. "En la primera función, la única que se desnudó por completo fui yo. En la segunda, otra se animó. Y en esta última solo dos no se desnudaron". Y hubo también miedo, según ella, por lo que la familia de cada una pensara. Pero con el paso del tiempo, se han dado cuenta de que la familia ha aceptado esto de una buena manera y la gente en general ha reaccionado bien.

Me dijo que mucha gente las apoya y que tiene ya mil ideas que quiere empezar a ejecutar. "Tenemos mucha gente que nos apoya que se entusiasma con el tema. Y obviamente hay gente que piensa que somos el demonio. Pero es normal. Yo no quiero que todo el mundo esté de acuerdo. También chévere que haya gente que se nos enfrente y que no le guste, eso es lo que queremos", afirma.

Esta, su primera obra de las muchas que quiere dirigir, se presentará por última vez en Focus Teatro en la Carrera 18 # 80 - 94 a las 11:00PM.

Acá abajo más imágenes de la obra:

Tagged:
sexo
orgasmo
sexualidad
erotismo
teatro
Obra
placer
hedonismo
dirección
Diabolique Cabaret