Publicidad
festivales

Arrechera pura: Guía Noisey al Petronio 2016

Prepárese para una sobredosis de viche, marimba y piangua. En Cali, esta semana arranca el festival más poderoso de la Africolombia.

por Noisey Colombia
10 Agosto 2016, 1:30am

El Festival de Música del Pacífico Petronio Álvarez es mucho más que una rumba que dura días y en la que todo el mundo toma viche hasta caer. El evento, que arranca su veinteava edición este miércoles 10 de agosto en Cali bajo el lema “20 años de memoria viva”, es un espacio en el que la africolombia del pacífico profundo comparte su vitalidad y alegría, principalmente a través de sus dos músicas más características, la chirimía y el currulao, y del sonar de su instrumento principal: la marimba. Es una instancia mágica donde la selva se une con la ciudad, donde la música hipnotiza, los tragos excitan y la comida estimula.

Al Petronio, por lo tanto, hay que llegar con los sentidos preparados.

Y para que vaya entrando en calor, aquí le tenemos una guía para que vaya calentando para esta tremenda rumba.


***

Tenga en cuenta...

  • Este año la ciudadela del Petronio cambió de ubicación, ya no es en las canchas panamericanas sino en la Unidad Deportiva Alberto Galindo ubicada al sur de la ciudad, sobre la carrera 52 cerca a la Plaza de Toros. Esta nueva locación cuenta con trece mil metros cuadrados, cuatro mil más que la anterior, lo que permitirá un mayor aforo.
  • Si va a llegar en bus, para este fin de semana, el Sistema de Transporte MIO estará abierto hasta las 11:30 de la noche y la estación más cercana para llegar será la Unidad Deportiva.
  • Si va en carro, no hay problema: en la Plaza de Toros el parqueadero solo cuesta seis mil lucas, tarifa única durante el tiempo que sea.

  • La percha tiene que ser lo más cómoda y fresca posible. Si acaso viene de afuera, recuerde que en Cali hace un calor el hijuemadre y usted va a estar bailando toda la noche. Prepárese para temperaturas diurnas que pueden subir hasta los 35 y nocturnas que pueden bajar hasta los 23.
  • Si no sabe bailar, no se preocupe: apenas empiece el movimiento la marea de sabrosura se lo va a tragar.
  • Solo hay dos cosas que debe llevar sí o sí: repelente, porque el zika anda alborotado, y un pañuelo blanco para batir mientras se baila. No olvide calentar esas muñecas porque van a terminar adoloridas.
  • Tampoco olvide que las bebidas propias de este festival tienen propiedades afrodisíacas; así que lleve su kit de anticonceptivos porque, según la tradición, "en el Petronio se acuestan dos y se pueden levantar hasta cinco".

¿Y de musiquita qué?

La marimba, el cununo, el guasá o los violines caucanos son instrumentos hechos con la madera de los árboles que crecen en el corazón de la selva del Pacífico y que durante décadas han sido ornamentados con una magia única, la cual se potencia con las sublimes voces de las cantadoras y cantadores que viven entre el río y la espesura verde. Esta mezcla de tradición, talento e ingenio le dan ese veneno especial a la música de esta región, que produce escalofríos y te pone a bailar sin mente. Los 20 años del Petronio Álvarez se festejarán con todo y por eso le contamos de qué van los platos más fuertes:

Alta competencia

Aparte de ser una rumba desquiciada y una vitrina para exponer la cultura del Pacífico, el Petronio también es una competencia en la que se presentan músicos que llegan como pueden desde todos los rincones del litoral, la gran mayoría por el río y en chalupa. Este año, 44 grupos participaran en las cuatro categorías del festival, que son Marimba, Chirimía, Violines Caucanos y Versión Libre (en esta última, los grupos fusionan los sonidos urbanos con la tradición). Las clasificatorias serán el jueves 11 y el viernes 12 desde las 6:30 de la tarde, y las finales el domingo 14 desde la misma hora. Ese día también se realizará un ensamble a cargo del gran Hugo Candelario en el que participará el maestro Gualajo, con quien repasarán los 20 himnos del Petronio.

Pura arrechera.

La apertura

El miércoles 10 de agosto desde las 6:30 de la tarde será la apertura del festival. Esa noche, la ciudadela vibrará con cuatro presentaciones que engloban perfectamente la tradición y la unión entre las culturas y las redes de trabajo de todo el litoral.

Red de Cantadoras del Pacífico Sur
Más que un grupo o un ensamble, esta es una red que reúne músicos, cantadoras y cantadores de Cauca, Nariño y Valle del Cauca y se dedica a gestar procesos de formación, investigación y fortalecimiento de la cultura del Pacífico sur colombiano. Mejor dicho, es como una súper banda de la región.

Markitos Micolta
Este cantador es una leyenda andante. Criado en Buenaventura, algún día se ganó la vida haciendo mandados antes de convertirse en una de las voces más poderosas del Pacífico. Este amante de la poesía, cuyo canto reconforta el alma y hace que todos los pelos del cuerpo se ericen, ha ganado dos veces el Petronio. En los 60 brilló junto con Peregoyo y su Combo Vacaná y más recientemente con Ondatrópica.

Changó
Este grupo representa la unión entre la sangre vieja y la sangre nueva. Fundado en Tumaco en 2004, Changó se ha convertido en un abanderado de la cultura nariñense. Pango, patacoré, bereju, bambuco viejo, chigualo, alabao, bunde y juga son los ritmos con los que ha conseguido reconocimiento y seguidores por todo el país. En 2014 el grupo ganó la categoría de Marimba del Petronio y ha estado presente en el festival desde 2005. Una joya de marimba, cueros y cantos que cada vez brilla más.

Herencia de Timbiquí
La mezcla perfecta entre la tradición ancestral de la marimba de chonta, los bombos y los cununos, con las guitaras eléctricas, los saxofones y las trompetas. El sonido del pasado unido al del presente. Para nosotros, una de las 15 bandas más importantes de lo que va de este siglo con una carrera que lo demuestra: en 2006 ganó la Categoría Libre del Petronio y en 2013 una Gaviota de Plata en el Festival de Viña Del Mar. Estos once músicos del alejado y pequeño Timbiquí son una descarga de pura sabrosura que hará vibrar esa ciudadela de forma frenética como los clásicos que ya son.

La noche de gala

El sábado 20 la cosa se pone venenosa, ya que es el día en el que el Petronio celebra dos décadas con toda su fuerza y esplendor. Esa noche se presentarán Dejando Huella de Santander de Quilichao, Semblanzas del Río Guapi de Cauca, Son Familia de Istmina y La Jagua de Popayán: nada menos que todos los ganadores de la edición pasada del festival.

También se realizará la presentación especial de Río Mira, un proyecto apadrinado por el sello AYA Records y coordinado por el productor ecuatoriano Ivis Flies y el legendario productor colombiano Iván Benavides, responsable de proyectos como La Tierra del Olvido de Carlos Vives, el sonido de Chocquibtown, y quien también hizo parte de bandas seminales como El Bloque y Sidestepper. Río Mira es un ensamble en el que participan músicos de Ecuador y Colombia como Esteban Copete y Carlos Hurtado, lleva el nombre del río que pasa por ambos países y representa la unión entre los pueblos de esta región. Para los habitantes del sur de Colombia y el norte del Ecuador, esta zona es un mismo territorio en el que no existen fronteras, una hermandad que se manifiesta a través del instrumento que comparten: la marimba.

El concierto que busca ser la joya de toda esta corona es el Pazcífico Sinfónico. Una unión de la música tradicional del Pacífico con la música sinfónica en la que participan músicos como Hugo Candelario y Nidia Góngora junto a la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia dirigida por Paul Dury. Un acto único que lleva el concepto del encuentro de dos mundos a un nivel completamente nuevo. Un acto que suena ambicioso, pero que esperamos que resulte conmovedor e histórico.

¿Y pa' rematar?

El Petronio es legendario porque la pachanga y el viche no se acaban cuando se cierra la ciudadela. Al contrario, la fiesta se pone buena cuando se acaba la competencia y la rumba se toma las calles. Muchos remates son improvisados, se arman donde haya una marimba, un par de tambores y la voluntad de seguir bailando. Pero igual hay remates planeados pa que se despeluque todo lo que quiera. A continuación, nuestros recomendados (y eso sí: lástima que ya no exista la clásica Calle del Pecado...).

Arrullo en el Barrio
Conocido como el “gran remate del Petronio”, el Arrullo en el Barrio es un desmadre popular organizado por la maestra Nidia Góngora (Ondatropica, Quantic, Socavón, Canalón de Timbiquí). La idea de esta fiesta es replicar las celebraciones que se hacen en las comunidades de donde viene la mayoría de los grupos que tocan en el festival, en pleno Distrito de Aguablanca.

Cuándo: 12,13 y 14 de agosto.
Dónde: Calle 50 con carrera 51G, Ciudad Córdoba.
Cuánto: Al gratín.

Kilele
Gestionado por la organización Chao Racismo, este es un mega evento con un cartel del lujo. La respuesta privada, mejor dicho, al Petronio que es público. Aunque comienza casi a la misma hora del Petronio, va hasta más tarde y lleva la rumba del Pacífico a niveles más extremos ya que no solo incorpora ensambles de música tradicional y aquellos que a esto le suman algo más libre, sino que también le meten salsa urbana y hasta salsa choque. Un reventón en el que estará el emblemático Grupo Bahía de Hugo Candelario, Alexis Lozano de Guayacán, Cali Flow Latino del "Ras tas tas" y varios artistas que le van a entrar duro a la gozadora, entre los que recomendamos a Junior Jein, que le pega a la nota con toda.

Cuándo: 13 y 14 de agosto
Dónde: Parqueadero Plaza de Toros.
Cuánto: $33 y $85

Mikasa Bar
En el hogar de la alternativa caleña, el ambiente del Petronio también va a estar intenso. El jueves la fiesta empieza con Afrotumbao, quienes estarán compitiendo en la categoría de Versión Libre del festival. El viernes, el ex residente en la Sultana Quantic prenderá la casa con toda su investigación Caribe junto a Cuero y Chonta, Pinche DJ y la sorpresa de la noche, Cut Chemist, ex DJ de Jurassic 5 y un maestro de los beats. El sábado habrá hip hop, folclor y mucho bailoteo gracias a Profetas, Los Indajaus y Ed Gordillo. El domingo, el cierre estará en manos de Canalón de Timbiquí, uno de los grupos con más trayectoria del Cauca que está encabezado por doña Nidia Góngora.

Cuándo: 11, 12, 13 y 14
Dónde: Call 26N # 5AN - 51
Cuánto: Entre $15 y $25

Sabores, olores y brebajes del Pacífico

En el Petronio no solo se prueba la música, también hay comida típica y muchos elíxires caseros que según dicen nos ponen como minotauros y sirenas en la cama y en el dancefloor. Y como siempre es bueno saber qué nos estamos metiendo a la garganta, aquí una sencilla ilustración...

Viche
El rey de los tragos del Petronio, licor puro sacado directo de la caña de azúcar poco madura. Este trago es la base de la mayoría de los cocteles de la región y dicen que no da guayabo: que uno se levanta igual de loco a como se acostó, pero más sobrio. Del putas.

Tomaseca
Esta se supone que es una bebida medicinal elaborada con miel, anís, hierbas de pipilongo y viche. Se dice que ayuda a las mujeres con los dolores parto, limpia los órganos y venas sucias, y para los hombres es una especie de viagra. Justo lo que recomienda el doctor.

Arrechón
Con este trago hay que tener cuidado por que está hecho de borojó, miel, clavos de olor y viche. Toda esa mezcla forma un destilado extremadamente dulce que emborracha rápido y que según los expertos es capaz de levantar a un muerto. Así que: ¡OJO!

Vinete
Es un aperitivo hecho a base de viche y manzana. Es un trago suave que se usa en reuniones sociales. Como para el coctelito elegante o apenas para el guayabo.

Crema de viche
Es una especie de rompope, básicamente leche con viche. En todo caso no se lo vayan a echar al cereal.

Tumbacatre
Esta pócima tiene borojó, chontaduro y un bejuco misterioso de la selva. También se dice que le ponen chichí de cusumbí, un mamífero pequeño del Pacífico que muere por los hombres para que los hombres rompan sus catres. ¡Noble!

Cerezas de la pasión
Este es un trago, dicen, "prohibido para los hombres". Está hecho de viche, cerezas y vino blanco. Eso suena como a un guayabo muy verraco.

Caigamos juntos
Es un viche puro que básicamente te tumba... y pues la idea es tener con quién caer.

Comida para mantenerse en pie

Con tanto licor afrodisíaco rodando por los aires es recomendable comer para no sucumbir. Y en esta misión, más de cincuenta puestos de comida se alzarán en la ciudadela del Petronio para hacerlo... y hacerlo bien, porque esta comidita viene directo del mar y del río a las tripas con la sazón más increíblemente deliciosa que puedas digerir.

¡Qué rico!

La piangua
Es un molusco sabrosísimo que viene en una concha de color negro. Crece entre los manglares y es un ingrediente básico en la dieta del Pacífico. Generalmente es recolectado por las mujeres de la comunidad cuando baja la marea y hay muchos platos que lo incluyen, desde arroces hasta tamales, pero sobre todo se recomienda en empanadas.

Pata de burro
Es un marisco duro al que hay que darle golpes para que se ablande. Se recomienda sobre todo encocado, porque se hace con leche de coco y se sirve con arroz y patacón. Suena bien, ¿no?

Toyo
El toyo es un tiburón pequeño que se hace ahumado y se usa como ingrediente del arroz atollado, pero también se encuentra encocado y en empanadas.

Arroz endiablado
Este es un plato que de seguro lo ayudará a aguantar toda la fiesta porque tiene camarones, almejas, mariscos, ají, y se sirve con tostadas de plátano. ¡Qué delicia!

Chorga
Es un mejillón al que se le cubre la cáscara con coco y se le ahúma. Puro sabor.

Pusandao
Es un plato sudado que se hace con carne, pollo o pescado. El mejor es el de bagre y entre sus ingredientes hay papas, yuca, plátano verde y leche de coco. La pura gloria.

Tapao de pescado
Es un filete de pescado sudado que se sirve sobre una especie de sancocho hecho con papa, yuca y plátano el cual queda perfecto con arrocito.

Camarones
El camarón es algo obligado en la gastronomía del Pacífico, algo simplemente delicioso que se sirve como acompañante o como plato principal y va bien con todo.

Sopitas levanta muertos
Toda buena rumba viene acompañada de un buen guayabo y como el Petronio dura varios días lo mejor es coger energía. En el Pacífico la energía sale de las ollas. Sancochos de todo tipo de pescados, sopas mágicas como la de cabezas de langostino o las de almejas y, claro, la poderosa sopa de cangrejo, son perfectas cuando uno está amanecido y quiere seguir bailando. Todos esos caldos son medicina natural para el guayabo y cualquier otro mal.

Postres
Y para meterle dulce a la vida hay que probar las famosas cocadas que están hechas con panela, coco, leche y limón. Todo un manjar. También hay arroz con leche de coco, canchaca –mejor conocida como panela– mezclada con miel y cáscaras de naranja, pasteles de chontaduro y dulces de papaya, piña y por supuesto borojó.


Y para ir entrando en la onda, lo dejamos con estos himnos del Pacífico...

“Mi Buenaventura” – Peregoyo y su combo vacaná

Esta fue la canción que dio comienzo al festival. Fue compuesta por el propio Petronio Álvarez e inmortalizada por el visionario Peregoyo y su Combo Vacaná en los 60.

“Con el Corazón” – Grupo Bahía

Hugo Candelario, director del Grupo Bahía, ha dedicado su vida a investigar y difundir la música del Pacífico y es quién tomó la posta de la marimba tradicional y le dio nuevos aires.

“Te vengo a cantar” – Grupo Bahía

Este es un himno que logra con su ritmo suave y su letra romántica plasmar toda la belleza del litoral.

“Kilele” – La Contundencia

Fiesta, rebelión, desorden... ese es el significado de Kilele, una palabra africana que se arraigó en el Pacífico y que nadie sabe de dónde salió, pero se convirtió en sinónimo de rumba dura.

“Quítate de mi escalera” – Grupo Socavón

Este currulao tiene uno de los arreglos vocales más sublimes de todos. Un canto que es como un llanto lleno de nostalgia y sabrosura que simplemente es hermoso.

“Zapateando y coqueteando” – Grupo Socavón

Este tema ganó el premio a mejor canción inédita del Petronio en 2002. Narra una historia que pasa todos los años en el festival: “Los negros zapatean y las negras coquetean”.

“La vamo' a tumbar” – Grupo Saboreo

Una de las chirimías más famosas de todos los tiempos. El sabor de esta canción es tan poderoso que fue elegida como la canción de la feria de Cali en el 2000. ¿Quién necesita salsa cuando la vamo' a tumbar?

“Somos Pacífico” – Choquibtown

El tema que le contó a todo el mundo cómo se vive en el Pacífico y logró que los colombianos se acordaran de un lugar llamado Chocó.

“Devuélveme mi rancho” – Rancho Aparte

Compuesta por Edwin Manuel Rentería Reyes, está chirimía ganadora de la XVIII edición del Petronio, cuenta uno de los mayores dramas que sufre el Pacífico: la minería de oro y todos lo problemas que esta acarrea.

“Adiós Morena” – Esteban Copete y su Kinteto Pacífico

Un bambuco viejo de Esteban Copete, nieto de Petronio Álvarez y uno de los músicos que ha sabido manter la tradición de la marimba al tiempo que la ha juntado con sonidos nuevos.

“Molino mi Molinete” – Canalón de Timbiquí

Canalón de Timbiquí es una escuela que existe desde los años 70 y que se ha dedicado a preservar la música tradicional de Timbiquí. En este currulao Nidia Góngora demuestra por qué, a pesar de ser tan joven, la llaman maestra.

“La memoria de Justino” – Inés Granja

No hay rumba en la que no suene “La memoria de Justino”. Este homenaje al marimbero Justino García hecho por la maestra Inés Granja tiene uno de los coros más recordados de todos los tiempos: “Como tocaba, como se oía... como replicaba esa marimba”.

Cualquiera del maestro Gualajo

Nadie toca la marimba como José Antonio Torres, mejor conocido como el maestro Gualajo, quien ha dedicado sus más de sesenta años al instrumento y su legado musical, o el de su familia, más bien, es uno de los más importantes del país.

***

Ahora sí, a gozar en el Petronio carajo.

Tagged:
Music
Noisey
Marimba
Camarón
artículos
nariño
Chocó
Herencia de Timbiquí
Cauca
Chirimía
Pacífico Colombiano
Hugo Candelario
Pazcífico Sinfónico
cali
Festival de Música del Pacífico Petronio Álvarez
Violines Caucanos
Viche
Borojó
Valle del Cauca
Unidad Deportiva Alberto Galindo
Tomaseca
Comida del Pacífico
Markitos Micolta
Kilele
Mi Buenaventura
Piangua
Cocadas
Remate del Petronio