Publicidad
Cultura

¡Perras, regludas y a la moda!

La artista bogotana Jaqueline Brandwayn es especialista en pegar en paredes de todo el mundo una combinación visual: el objeto de deseo de todos con el objeto de desprecio de todos. La entrevistamos.

por Ita María
22 Agosto 2016, 4:00pm

A la hora de etiquetar despectivamente a una mujer, el cielo es el límite y la creatividad se nos expande como nunca. Las palabras pueden ser perra, zorra, cerda, regluda, tostada, pata... En fin, el zoológico de los prejuicios nos queda corto.

¿Qué pasaría si esa perra, esa zorra, esa gata y esa regluda fueran las mejor vestidas del lugar, e incluso de la ciudad? ¿Afuera los prejuicios? Ese es el juego de La Jaxx: poner en un mismo diálogo visual el objeto de deseo de muchas y el objeto de prejuicio de todos. Lo que pega en las paredes alrededor del mundo son justamente eso: las mejores prendas con cabezas que simbolizan prejuicios.

Las Literales son el fashion squad mejor vestido y más diverso del que insiders de la industria de la moda tengamos registro a la fecha: regludas y boconas luciendo los boleros más recientes de Johanna Ortiz, perras en McQueen y zorras capaces de matarnos de la envidia en Gucci Resort 2017.

Jaqueline Brandwayn es la artista detrás de todo esto: rola, con padre diseñador y abuelo fabricante de telas. Desde muy pequeña lleva la moda consigo pero solo hasta hace aproximadamente un año comenzó a exorcizarla en las calles, dejando huella en las ciudades por donde pasa con sus Literales , que son, en esencia, recortes que hace de sus atuendos favoritos para mezclarlos y pegarlos por la ciudad.

Hace poco me topé en Instagram con estas figuras maravillosamente vestidas y cabezas de animales, flores, reglas y tostadas, y decidí encontrarme con su creadora, tomarme un café con ella y entender de dónde salió este fashion squad maravilloso y para dónde va.

Logramos concretarlo ––para mi dicha Jacqueline no pensó que yo fuera una stalker peligrosa y aceptó verse conmigo–– y a modo de charla relajada en un cafecito de una calle llena de cafecitos y panaderías de Bogotá, me contó prácticamente su vida con absoluta frescura y tranquilidad, así como el origen de Las Literales.

Les comparto un texto con lo que me contó La Jaxx.

Los inicios

Después de estudiar fotografía y comunicación para publicidad en Boston, y diseño gráfico en Miami, se mudó a Londres para descubrir su pasión por el arte callejero. Luego vino Amsterdam, para reforzarla todavía más por medio de un trabajo en una agencia de publicidad de la mano de un director de arte grafitero.

De esta suma, le surge una necesidad imperativa de plasmar su huella en los muros de la ciudad.

Su primer stencil fue del Chapulín Colorado; luego de los amigos que dejó en Colombia y, al volver, de los que dejó por fuera. Comenzó a firmar como La Jaxx, como la llamaron siempre, donde la doble equis simboliza lo femenino. Finalmente, encontró una válvula de escape a su obsesión por el blanco y negro y las rayas y comenzó a hacer piernas y a dejarlas por todas partes. Luego, un amigo le dijo: "you're spreading your legs" ––entiéndase putiando––, y ella, fascinada por el concepto, le dijo "entonces voy a putiar por todo el mundo".

Así continuó con su legado de piernas rayadas y abiertas (ya lleva siete años haciéndolas).

Para Jacqueline, las piernas y el término "spreading your legs" eran la imagen perfecta para celebrar el hecho de ser mujer y canalizar un feminismo empoderador con tintes de ironía y humor, capaz de poner el dedo en medio de toda la llaga.

Collage, moda y humor

Al preguntarle por la técnica de Las Literales, Jacqueline se remite a su infancia, y me cuenta que hacía collages desde niña con las revistas Vogue de su mamá. Ya más grandecita, La Jaxx se encarretó con la sociología y con el poder de las marcas de lujo y su efecto en la psique, en la forma de actuar y en la forma de juzgar. Esto la llevó a ver el vestuario de lujo como un elemento de empoderamiento inagotable y a elegirlo como lenguaje en su comunicación.

Siempre ha sido una asidua seguidora de desfiles ––las temporadas otoño invierno son sus favoritas––, escoge los outfits que más le gustan sin más criterio de selección que su subjetividad y los imprime en cualquier Auros o su equivalente en la ciudad en la que se encuentre, los corta a mano y los guarda en su cartera ––de rayas–– para cuando llegue la oportunidad de pegarlos.

Antes de cualquier viaje, se prepara, hace research, se datea con la flor nacional, el espacio, etc, y va pensando en su próxima intervención porque, para ella, Las Literales no son arte urbano sino quizás una interacción con la ciudad... Creo que no le preocupa definirlas, pero tiene claro que la calle es una plataforma y que sus Literales ya tienen un lenguaje propio.

Lo cierto es que las calles están repletas de manifestaciones creativas que suelen darnos pistas de lo que pasa y cambia en una sociedad y Las Literales son ejemplo de ello: documentan la moda y prejuicios. Las calles y los muros hablan y, temporada tras temporada, vemos cómo nutren colecciones enteras, pero es muy extraño ver que la relación se invierta, y eso justamente es lo que hace La Jaxx, lleva la moda a la calle, a los muros, a los postes, a los bolardos, capturando la belleza de ambos mundos, ofreciéndola al transeúnte desprevenido, al turista, al local, al conocedor, al desentendido, a todos.

A la fecha existen 164 Literales en 10 ciudades (Miami, Ciudad de Panamá, NY, Ciudad de México, Copenhague, Tel Aviv, Jerusalén, Cartagena, Bogotá, Medellín), documentando la moda y los prejuicios de nuestros tiempos en un diálogo de arte, humor, collage, moda, calle, diseño y movimiento.

Están ahí, afuera, expuestas, poderosas y vulnerables. Jacqueline sabe que dejan de ser suyas en el instante en que las pega, pero al tiempo se deleita con la idea de que vayan a interactuar con las calles y las personas.

***

Sigue a Ita por acá.

Tagged:
street art
Μoda
Vice Blog
Stencil
arte callejero
Jaqueline Brandwayn
Las Literales
La Jaxx