Publicidad
Television

'Rick and Morty' fue a lugares muy oscuros en esta temporada

Pero no en la forma en que creías.

por Anthony McGlynn
03 Octubre 2017, 10:15pm

Adult Swim

El primer capítulo de la tercera temporada de Rick and Morty dejó claro que esta sería la temporada más oscura hasta la fecha. Como en la mayoría de cosas, Rick tenía razón: esa fue definitivamente la temporada más oscura de la exitosa serie animada, pero no en la manera en que muchos esperaban.

En ese mismo episodio "The Rickshank Rickdemption", Beth y Jerry deciden divorciarse, presentando un contraste contundente con el colapsado imperio alienígena. En su momento pareció ser una perfecta yuxtaposición que solo buscaba jugar con nuestros sentimientos, pero no, fue en serio: Beth y Jerry se divorciaron de verdad. De hecho, las siguientes dos entregas fueron una prueba de las consecuencias de tal decisión: el giro de Mad Max: Fury Road en "Rickmancing the Stone" y el ejercicio escalofriante que fue "Pickle Rick". El primero fue un divertido recordatorio del nuevo status quo, mientras el último fue una declaración de intenciones.


Lea también:


"Pickle Rick" empieza con Rick transformándose en un pepino para evitar la orientación familiar y concluye con él, todavía en forma de pepino, siendo psicológicamente deconstruido por una consejera familiar, en uno de los mejores intercambios presentados en un show de televisión desde Mad Men. Rick, quien acababa de construirse un "cuerpo" hecho con las extremidades de ratas y cucarachas para complementar su físico de vegetal, quien además usó ese cuerpo para derrumbar a una organización terrorista, aparece en la orientación familiar para básicamente reducirla a un sinsentido. La Doctora Wong, quien llevaba discutiendo algunos de los comportamientos erráticos de Rick y Summer como resultado del divorcio, lo refuta diciendo que solo es un sinsentido si se es incapaz de realizar las cosas poco interesantes que se precisan para enmendar lo malo. Rick preferiría morir antes de empezar a ser complaciente con ese tipo de cosas y, en el camino a casa, él y Beth discuten sobre todo, menos lo que acaba de pasar, mientras los chicos comentan cuánto desearían volver a donde la Doctora Wong.

"Pickle Rick" no solo deja claro que Jerry y Beth se divorciaron, sino que resalta que ese asunto no sería algo pasajero frente a la trama general. Su separación y los efectos que esta le trajo a la familia no se desvanecerían y ya. Las familias disfuncionales siempre han sido un tema de la serie, y ahora que los eventos lograron semejante conclusión, el show no está dispuesto a fingir que nada más pasará. Sus personajes atraviesan un periodo de transición en sus vidas, y toda esta temporada vimos cada paso que esta familia dio intentando identificar cuáles eran sus problemas y cómo podrían siquiera empezar a mejorarlos.

Photo via Adult Swim

Sobre el curso de la temporada, vimos también varias influencias, pero gran parte de su aproximación es considerablemente comparable con Malcolm in the Middle y The Simpsons, dos destacadas series que muestran los gajes de una familia clase media que habita en los suburbios de la ciudad. En su climax esos dos shows mostraron, con aplomo y tacto destacables, el caos típico de una familia moderna. Los niños hacen un mierdero mientras tratan de encontrarse a sí mismos, desgastado a unos padres cuyo matrimonio es cada vez más rancio, siendo el caos, muchas veces, lo único que los mantiene unidos.

Sí, a pesar de la manera acertada en la que estas series recrearon este microcosmos familiar desenfrenado, siempre regresaron a las mismas ideas nucleares de los ideales de familia. Sin importar qué tan tensas se pusieran las cosas entre Homero y Marge, en qué tan inútil pareciera convertirse su relación, nunca se separaron. Incluso cuando Hal y Louis admitieron amarse el uno al otro en niveles diferentes, siguieron juntos. Sus hijos siempre pudieron contar con su hogar familiar y sus amorosos padres como guía y apoyo. La desgracia, aunque siempre presente y palpable, nunca superó el consuelo que encontraban en sus familias, sin importar qué tan negativamente se afectaran entre ellos.

Más allá de la inspiración noble, es una fantasía injusta que juega con la confusión sin comprometerse con la realidad, apoyándose en la imagen de un final feliz haciendo a un lado las cosas verdaderamente difíciles. Porque las familias disfuncionales no siempre encuentran una manera de mantenerse unidas. A veces, de hecho, hacen lo opuesto, y los pequeños problemas se convierten en grandes problemas, mientras todo se derrumba en una implosión, donde una metralla emocional dispara en todos los sentidos. Los niños eventualmente descubren lo imperfectos que son sus padres —ordinarios, triviales, odiosos, egoístas— atrapados en medio, tratando de encontrarle algún sentido mientras poco a poco tejen su propio nido de problemas, preguntándose cuáles son heredados y cuáles son nuevos. Preguntándose si será posible que construyan una familia por sí mismos diferente a la que ya tienen.


Lea también:


En vez de evadir esto, Rick and Morty lo navega. Primero con el divorcio mismo, y luego con las secuelas que este trae. Jerry había proyectado todo su valor en su relación con Beth, a falta de esta, se ve disminuido hasta el punto de no poder pagar más que un pequeño apartamento. Beth, por el otro lado, tiene una obsesión con complacer a su padre y lograr su aprobación, lo que la ha llevado no solo a identificarse forzosamente con sus hijos sino a descubrir que ella misma también es bastante inconsciente. Morty y Summer tienen ambos un creciente desorden de personalidad, y el peso adicional de tener que ser adultos con sus propios padres no está precisamente ayudando. ¿Y Rick? bueno Rick es el narciso alcohólico, que, en parte es fundamental para la premisa y, en su totalidad, es responsable de los muchos problemas familiares.

Hay consecuencias frente a las condiciones por las que tienen que atravesar estos personajes, y esas consecuencias se toman en serio. Rick and Morty no está interesado en mantenernos cómodos. El show se está comprometiendo con la dificultad de las cuestiones que evoca su selección temática, y trata de averiguar cómo luce el vivir con las respuestas. Jerry y Rick vacacionando juntos, Beth aprendiendo a conectarse con Summer como madre, Beth confrontando a Rick por su deficiente crianza, Morty y Summer señalando la cobardía de Jerry; todas son situaciones incómodas en las que nadie quisiera estar, pero que deberán superar si quieren hacer algún progreso. Incluso si es más de lo que algunos merecen, e incluso si el resultado es algo que no quieren escuchar. Es un inicio.

Y si parece que las cosas están un poco distintas, es por que lo están, y porque necesitan estarlo. Las atolondradas aventuras perderían su encanto si fueran escritas a perpetuidad, y actuar como si todo estuviera bien traicionaría la inteligencia de la serie, y esa inteligencia es lo que todos esperamos. Como cualquier situación que incluye un trauma, hay desvíos ("The Ricklantis Mixup") y algunos mecanismos poco saludables para lidiar con el mierdero ("Morty's Mind-Blowers"), pero estos son solo elementos colaterales para confrontar los dolorosos eventos. Son un signo, como lo plantea la Doctora Wong, de que alguien está haciendo el trabajo de repararlos y mantenerlos, porque el primer paso es admitir que hay un problema, y al hacerlo Rick and Morty ha hecho bastante en su proceso de reparación.

Sigue Anthony McGlynn on Twitter.

Tagged:
tv
Adult Swim
animación
entretenimiento
VICE Colombia
Dan Harmon
Rick and Morty
Justin Roiland
rick y morty