colecciones raras

Este tipo colecciona cuchillos hechos en la cárcel

Nos sentamos con el feliz dueño de un catálogo de armas hechas artesanalmente por los presos con esferos, cordones y hasta cepillos de dientes.

por Tom Usher
06 Marzo 2017, 3:09pm

(Todas las fotos cortesía de @artisanal_prison_shanks).

Este artículo se publicó originalmente en VICE UK.

Coleccionar cuchillos es un pasatiempo bastante popular. Ya sea por usuarios de Reddit, fans de Soulcalibur o simplemente ermitaños siniestros, debe haber cientos de miles de cuchillos por ahí, orgullosamente exhibidos en gabinetes de vidrio pulido o pegados con cinta de enmascarar a las paredes de una habitación que huele a mierda.

La mayoría de las veces, los coleccionistas tienden a escoger cuchillos que están bien elaborados, son "estéticamente agradables" o son de algún interés para coleccionistas de objetos bélicos del siglo XVII. Pero no sucede así con el hombre detrás de "Artisanal Prison Shanks" ("Cuchillos artesanales de prisión"), una página de Instagram que publica fotos de cuchillos improvisados por presos a partir de lápices, cepillos de dientes y madera afilada.

Para averiguar por qué alguien querría coleccionar estos objetos, conversé con el tipo —quien quiso permanecer anónimo— para saber qué piensa.

VICE: ¿Por qué decidiste hacer esto, coleccionar cuchillos hechos en la cárcel?
Artisanal Prison Shanks: Siempre he estado interesado en este tipo de objetos. Son estéticamente agradables, pues fueron fabricados exclusivamente por su funcionalidad con materiales que estuvieran a la mano. Solo sentí que más gente debía verlos.

¿Te preocupa que las personas crean que eres un maniático violento, o que glorificas estas armas?
Absolutamente. Me preocupo bastante, así que tengo que mantener todo esto en secreto. Es mi secreto oscuro. La gente podría pensar que soy un poco un psicópata por apasionarme por este tema, aunque sí, puedo entenderlo. Quiero decir, no es el tipo de cosas que pones en tu perfil de Tinder.

¿Cómo empezaste? ¿Alguna vez estuviste tras las rejas?
No, nunca he estado en la cárcel, pero recuerdo haber escuchado sobre estos cuchillos en algún documental de los noventa, y luego los vi en carne y hueso en una venta de curiosidades en Estados Unidos. Siempre me ha interesado el arte popular o underground, y cuando los vi por primera vez no pensé en ellos como armas, sino como piezas escultóricas.

"Para ser honesto, es probablemente un mal momento para decir que soy pacifista".

¿Cuántos cuchillos tienes?
En mi colección personal tengo cinco, pero estas son piezas que he fabricado yo mismo: recreaciones de piezas que he visto. Cuando estaba en Estados Unidos tenía seis más que compré en subastas y tiendas, pero tuve que dejarlos.

¿Los haces tú mismo?
Bueno, sí, porque no he visto que vendan muchos cuchillos de prisión de verdad en el Reino Unido. Las cárceles los destruyen aquí, pero es sabido que en Estados Unidos algunos guardias se los quedan, aunque en realidad es un delito federal hacerlo.

¿Así que en Estados Unidos los venden como artículos de colección?
Sí. Supongo que no es mercancía oficial de la prisión, pero puedes comprarlos al por mayor en Estados Unidos. He visto a gente en Instagram venderlos por 25 dólares (unos $75.000 pesos) la pieza. Sin embargo, no los venden en Reino Unido.

¿Porque es ilegal?
Es ilegal comprar y vender ciertos tipos de cuchillos aquí, y como los cuchillos de prisión entran en la categoría de cuchillos "disfrazados", "sigilosos" o "zombies", es ilegal comprarlos, venderlos o incluso poseerlos directamente. Dicho esto, si bien conservo estos cuchillos con fines artísticos, está permitido tenerlos en tu propia casa, siempre y cuando no camines por la calle con uno en tu bolsillo. La misma ley que te permite justificar la posesión de cuchillos con fines artísticos también puede aplicarse a los cuchillos que se utilizan en ciertas ceremonias religiosas o exhibiciones públicas, básicamente.

¿Tienes algún favorito?
Me gustan los que se fabrican con artículos cotidianos totalmente inocuos.

¿Como cuáles?
Como los cuchillos de cepillos de dientes. Cada preso tiene uno, y la mayoría puede conseguir un encendedor o unos fósforos. Basta con calentar el extremo del mango para darle cualquier forma, puedes poner una pequeña pieza afilada de metal y listo: tienes un cuchillo con mango. Pero ni siquiera necesitas pedazos de metal. Se puede simplemente calentar el plástico y frotarlo contra una superficie áspera para hacer una punta.

Más cuchillos.


¿La forma en que están hechos es la razón por la que te gustan tanto?
Sí, me encanta el arte detrás de ellos. Ver cómo los fabricaron usando solo materiales que los presos pueden encontrar en sus celdas o alrededor de la prisión. El ingenio es increíble. La gente hace cuchillos de todo tipo. He oído rumores de alguien que estaba haciendo cuchillos con dulces de Jolly Rancher. Solo alguien que pasa el día encerrado en una celda podría pensar en eso. Es una especie de Apolo 13. Tienes estos materiales nada más: no puedes conseguir nada en la tienda. Tienes que ser creativo.

¿De qué cárceles son estas piezas?
No sé de dónde vengan los de las fotos. Todas mis piezas físicas son réplicas, pero he visto algunos que han salido de los centros penitenciarios de Tennessee, y un cuchillo que fue usado en un homicidio en 1981.

¿Entonces sabes que algunos de ellos han sido utilizados para lastimar gente?
Solo hay uno o dos que puedo decir con seguridad que han sido utilizados para lastimar a alguien. Tienes que suponer que el resto han sido utilizados como armas, ya que provienen de una prisión. Hablé con el dueño de una pieza que se veía particularmente elaborada y me dijo que fue utilizada para asesinar a un preso en Estados Unidos.

¿Eso no te molesta, el hecho de que los muestres así? ¿O ves belleza en la violencia?
Bueno, para ser honesto, es probablemente un mal momento para decir que soy pacifista. Puedo entender que la gente encuentre belleza en ellos, pero no yo. Simplemente me gustan como objetos cuantificables.

¿Qué planeas hacer con tu colección —además de tu página de Instagram—?
Espero vender algunos para recaudar dinero para las caridades que ayudan a las prisiones: organizaciones benéficas que usan el arte como terapia para los reclusos. Una gran parte del arte de prisioneros se vende por miles de libras o dólares, así que espero que la gente eventualmente pueda ver la belleza artística de estos cuchillos.

@williamwasteman