Cómo disculparse, una guía para hombres

Di "lo siento" y acepta que eso no significa que la gente te vaya a perdonar.

por Eve Peyser; traducido por Elvira Rosales
|
nov. 15 2017, 11:11pm

Créditos de las fotos: Raymond Hall vía GC Images, Jamie McCarthy vía Getty Images para Cantor Fitzgerald, Daniel Zuchnik/WireImage

Ya se ha dicho que las mujeres tienen el hábito de disculparse demasiado. Pero en medio de la ola de acusaciones de acoso sexual bajo los reflectores públicos después de la caída de Harvey Weinstein, se ha hecho evidente que los hombres tienen el problema opuesto: una incapacidad casi patológica de decir "lo siento".

El viernes pasado, Louis C.K. confirmó un reportaje del New York Times donde detallaron cómo se había masturbado en frente de varias comediantes sin su consentimiento. "Estas historias son verdaderas", escribió C.K. en una amplia declaración. "En ese entonces, me dije a mí mismo que lo que hacía estaba bien, porque nunca les mostré el pene sin preguntar primero, cosa que también es verdad".

Aunque C.K. dijo: "Me arrepiento por mi forma de actuar" y "no hay absolutamente nada que pueda perdonarme relacionado a este asunto", en lugar de expiar sus pecados, hizo énfasis en "el poder que tenía sobre estas mujeres" quienes "lo admiraban" y cómo "aprovechó el hecho de ser una persona admirada" en el mundo de la comedia.

¿Cuáles son las dos palabras que curiosa y evidentemente faltan en la declaración de C.K.? "Lo siento".


Lea también:


A diferencia de otros hombres importantes que han sido acusados de malas prácticas sexuales, Louis C.K. asumió su mal comportamiento. "Apenas puedo comprender un atisbo del dolor que les causé", escribió C.K. acerca de sus víctimas. Entonces, ¿qué sucede con esas palabritas — lo siento— que les cuesta tanto trabajo decir a los hombres?

Una disculpa no solo se trata de admitir que te equivocaste, sino que también sirve como una promesa implícita de que vas a corregir tu comportamiento y tu forma de pensar en el futuro. Tengo la teoría de que simplemente a los chicos no se les enseña a pedir perdón de la misma manera que a las chicas, así que, en un esfuerzo por corregir este error social, hice una guía sobre cómo disculparse para hombres.

NO: te disculpes por ofender a la gente que lastimaste.

Quitemos este obstáculo del camino. La herramienta más vieja de las disculpas falsas es "lo siento si [ inserta cualquier acción jodida aquí] te hizo sentir mal". Sé que es mierda. Tú sabes que es mierda. A quien quiera que le pidas perdón sabe que es mierda. Probablemente hiciste sentir mal a alguien por algo que hiciste. Solo acéptalo.

El otro problema que surge cuando los hombres medio piden disculpas a las mujeres con la frase "Lamento haberte molestado" es que contribuye a extender el viejo estereotipo de que las mujeres son demasiado emocionales, lo cual jode aún más la disculpa.

SÍ: ponte en los zapatos de la víctima.

Esto podría parecer un consejo para un jardín infantil, pero antes de que digas algo, imagina si tú fueras la persona lastimada. ¿Qué te gustaría escuchar?

NO: atribuyas tu comportamiento a factores externos.

Cuando Weinstein respondió al primer reportaje del New York Times, explicó: "Vengo de la época entre los sesenta y setenta, cuando todas las reglas de comportamiento en el lugar de trabajo eran diferentes". Aunque el deshonrado productor señaló que esto no era una excusa, es justo lo que es. Cuando tienes este tipo de excusas, estás sugiriendo que no aceptas la responsabilidad completa de lo que has hecho.

Después de que el actor Anthony Rapp acusó a Kevin Spacey de actos sexuales hacia él cuando solo tenía catorce años, Spacey declaró "no recordar el encuentro".

"Si me comporté como él lo dice, le debo mis más sinceras disculpas por lo que debió haber sido el deplorable comportamiento de un borracho", escribió Spacey. Culpar al alcohol no es excusa para tratar de acostarse con un niño de catorce años e implicar que esos fueron los hechos, solo daña tu caso y a la víctima aún más.

SÍ: discúlpate por todo.

A veces hay más cosas por las cuales disculparse que tu comportamiento físico. Louis C.K. pasó años negando las acusaciones que confirmó después de que publicaran el reportaje del New York Times. Aunque sí menciona en su declaración, "Me arrepiento por mi forma de actuar. Y he tratado de aprender de ello", no se disculpa por haber negado las previas acusaciones legítimas de su mal comportamiento. Las negaciones de C.K. —en septiembre, le dijo al New York Times, "No voy a responder, porque son rumores"— son sumamente ofensivas para sus víctimas.

NO: cambies el tema para hacerte la víctima.

En la disculpa de Spacey hacia Rapp, este se declaró gay, quizá en un intento por desviar la conversación o hacerse pasar por una víctima de las circunstancias. Es difícil inflar la reacción negativa que recibió la declaración de Spacey —todos, desde la presidente de GLAAD, Sarah Kate Ellis, hasta Trevor Noah pasando por Billy Eichner se manifestaron en su contra— lo cual demuestra que el público no tiene paciencia con la autocompasión cuando se trata de abusadores.


Lea también:

Después de que un hombre acusó a George Takei de tocarlo mientras estaba desmayado, la estrella de Star Trek negó todas las acusaciones y luego, en un tuit (ya eliminado), culpó a los "bots rusos" por "exagerar historias referentes a las acusaciones contra él". Philip Lewis de HuffPost tuiteó en respuesta, "Estoy harto de 2017", frase que resume la reacción general.

SÍ: di que lo sientes.

Existen millones de formas para evitar decir "lo siento". Louis C.K. dijo, "Me arrepiento por mi forma de actuar".

Kevin Spacey dijo, "Le debo mis más sinceras disculpas por lo que debió haber sido el deplorable comportamiento de un borracho".

Harvey Weinstein dijo, "Me doy cuenta de que la forma en la que me comporté en el pasado con mis compañeros les ha causado mucho dolor, y pido sinceras disculpas".

Art Landesman, el antiguo publicista de Artforum, quien renunció después de que nueve mujeres lo acusaran de acoso sexual, dijo: "Reconozco enteramente que crucé ciertos límites y estoy trabajando duro para corregirlo. Nunca lastimé a nadie voluntaria o intencionalmente".

Podría seguir para siempre.

Sólo digan lo siento, amigos. Acepten que eso no significa que la gente los perdonará. De hecho, acepten que esto no se trata de cómo se sienten ustedes, para nada. Se trata del dolor que le causaron a los demás y aceptar el remordimiento por sus pésimas acciones, no porque los atraparon, sino porque lo que hicieron estuvo mal.

Realmente son cosas básicas.

Sigue a Eve Peyser en Twitter .

Más VICE
Canales de VICE