Noticias

Esta es la razón por la que te automedicas con marihuana

Algunos de los usuarios más frecuentes de la marihuana posiblemente se automedicaron, sin darse cuenta, con el fin de compensar la baja producción de sustancias similares al THC en su cerebro.

por Colleen Curry
09 Diciembre 2014, 7:57pm

​Los médicos que estudian el uso de la marihuana entre los pacientes que se automedican con la droga como una forma de combatir la depresión y la ansiedad dijeron que podría haber una manera de ajustar la función del cerebro de un individuo para que no vuelva a necesitar marihuana para sentirse bien.

La investigación, dirigida por el profesor de psiquiatría Sachin Patel de la Universidad de Vanderbilt en Nashville, Tennessee, y publicada en la revista científica Cell Reports , sugiere que algunos de los usuarios más frecuentes de la marihuana posiblemente se automedican, sin darse cuenta, con el fin de compensar la baja producción de químicos similares al THC de su cerebro, conocidos como los endocanabinoides.

"Una de las principales razones por las que la gente usa la marihuana es para reducir la ansiedad y hacerle frente al estrés, además hay una teoría que supone que las personas que consumen marihuana pueden tener una deficiencia de sus propios productos químicos similares al cannabis en el cerebro", dijo Patel a VICE.

Patel y sus coinvestigadores probaron esta teoría en ratones modificados genéticamente, criados especialmente para que sus cuerpos crearan bajos niveles de moléculas similares a las de la marihuana llamados 2-AG.

"Cuando analizamos los animales estos mostraron ansiedad y comportamientos depresivos, tanto como es posible detectarlos en los animales, y cuando les administramos de nuevo esas moléculas, los ratones volvieron a la normalidad", dijo.

La hipótesis de Patel presenta la idea que algunos usuarios de la marihuana, afligidos por la ansiedad y la depresión, probablemente no producen suficientes de sus propias moléculas de THC, por lo que están compensádolas al fumar marihuana.

"Si somos capaces de normalizar sus moléculas, podríamos ser capaces de evitar su dependencia a la marihuana", dijo acerca de los usuarios que se automedican.

Patel explicó que el ingrediente activo de la marihuana, el THC, se une a un receptor en el cerebro para crear un efecto que estabiliza el humor, muy parecido a lo que los opiáceos, el producto químico encontrado en drogas como la heroína y la oxicodona, hace parar crear un efecto de euforia. La mayoría de los cerebros humanos crean suficientes químicos similares al THC que se unen a los receptores cerebrales para normalizar los estados de ánimo de una persona, de la misma manera en que cierta gente puede obtener un viaje eufórico a través de endorfinas producidas naturalmente.

"Esencialmente es el mismo efecto, pero las personas también puede utilizar analgésicos para drogarse y abrumar sus receptores", dijo. "La gente ha encontrado plantas para activar sus receptores de THC".

El cerebro, de la misma manera en que crea estabilizadores del estado de ánimo, también genera una enzima para romper las moléculas de 2-AG. Para las personas que tienen una deficiencia en ciertas moléculas, los médicos creen que un medicamento que evite dicha ruptura podría ayudar a estabilizar el estado de ánimo del consumidor y reducir su dependencia a la marihuana. Patel dijo que las implicaciones de su investigación podrían conducir, algún día, a la fabricación de un medicamento que ayudaría a las personas a que produzcan más THC en sus cuerpos, y potencialmente desintoxicar a los adictos de marihuana.

"Si puedes evitar la ruptura, puedes construir tu propio suministro de químicos naturales, que podría ayudar a las personas que necesitan utilizar la marihuana", dijo.

La diferencia entre los antidepresivos naturales y la medicina que Patel está describiendo, es que esta última podría abordar específicamente la baja producción de moléculas similares al THC. Las medicinas tradicionales no han abordado este problema, el cuál, según él, contribuye a que los pacientes busquen alivio en la marihuana.

Cuando se le preguntó por qué los pacientes preferirían consumir una droga sintética en lugar de usar marihuana natural, respondió que el exceso de consumo de marihuana es realmente contraproducente con el tiempo; se vuelve menos efectiva cuantos más usuarios se vuelven dependientes de la misma.

"El problema es, y esto ha sido demostrado por los grupos de investigación recientemente en los seres humanos, que cuando las personas abusan de la marihuana, el THC se une fuertemente al cerebro, y no puedes conseguir que vuelva a su estado primigenio, por lo que se produce una desensibilización", dijo Patel. "Después de que las personas usan la marihuana crónicamente, se están disparando en el pie, ya que les lleva a usar más drogas para obtener el mismo nivel de efectos".

A Patel le gustaría ver más investigaciones realizadas al respecto, con el fin de consolidar la conexión entre la baja producción de ciertas moléculas y la depresión. El siguiente paso después de eso sería el desarrollo de un medicamento a disposición del público, dijo. Pero hay un largo camino por delante y otro gran obstáculo sería la financiación.

"Vamos a tener que convencer a las compañías farmacéuticas, de que son capaces de invertir, en que la obtención de un medicamento  del tipo para el mercado sería algo útil", dijo Patel. "Ese es el obstáculo para una gran cantidad de medicamentos".

La investigación de Patel es la última de un creciente número de estudios contradictorios sobre la marihuana y la depresión, algunos de los cuales apuntan a la inutilidad de la droga en el tratamiento de la depresión, y otros que enlazan la marihuana con los cambios cerebrales, la depresión, otros trastornos mentales, e incluso el suicidio .

Sigue a Colleen Curry en Twitter en: ​@currycollen
Foto vía ​Flickr