Television

Cinco razones por las que no debería perderse 'The Flash'

La serie de Warner Channel, que va en su cuarta temporada, hace una de las mejores interpretaciones del hombre más rápido del mundo.
18 Noviembre 2017, 4:34pm
Imagen: cortesía Warner Channel

Con la llegada de la Liga de la Justicia a los cines de todo el mundo, vale la pena preguntarse por el origen de algunos de los legendarios héroes de DC Comics. De Batman hemos sabido su origen por décadas, y lo tenemos más claro que la independencia de Colombia. De Diana Prince, es decir de Wonder Woman, lo conocimos hace unos meses gracias a la maravillosa película de Patty Jenkins y Gal Gadot. De Superman también lo tenemos medianamente claro, gracias, en parte, a la película de Zack Snyder de 2013 y a la cultura popular que a lo largo de los años nos ha dejado claro que esta es la historia de un kriptoniano que llegó a la Tierra, se crió en Smallville y terminó siendo el ser más poderoso del planeta.

Esto nos deja con Cyborg, Aquaman y Flash por resolver. Sin embargo, algo sabemos de Cyborg gracias a la popular serie de Cartoon Network, Teen Titans, y con respecto al origen de Aquaman, James Wan se encargará de resolverlo en su película de 2018. Flash por su parte, cuenta con una serie del mismo nombre ( The Flash), que inició en 2014 y hoy en día se encuentra en su cuarta temporada.

La serie, protagonizada por Grant Gustin, cuenta la historia de Barry Allen, el hombre más rápido del mundo. Conocemos, no solo su origen, sino también sus motivaciones, sus poderes, sus aliados y enemigos, y hasta sus versiones de mundos paralelos. The Flash ha sido una de las mejores adaptaciones de historias de superhéroes a la pantalla chica, y acá presentamos cinco razones por las que no debería perderse de este programa.

1. Es la interpretación más fiel del personaje en una serie de acción en vivo

La primera vez que vimos a Flash en carne y hueso fue en 1978, en un homenaje especial de un capítulo a la serie de Batman protagonizada por Adam West. Luego en 1990, Warner realizó la primera serie de The Flash, que tuvo una temporada de veintidós capítulos estelarizada por el actor ganador del Emmy, John Wesley Shipp. Años después, en la serie Smallville, el velocista también hace una pequeña aparición, pero no es sino hasta 2014 que finalmente logra consolidarse una serie exitosa, con la tecnología necesaria para realizar los efectos visuales de la velocidad de Barry Allen: se desprende del universo de héroes iniciado por la serie Arrow, y las actuaciones de artistas carismáticos como Grant Gustin, Carlos Valdés, Jesse L. Martin y el mismo John Wesley Shipp, esta vez en el papel de Henry Allen, padre de Barry.

2. Cuenta con un elenco diverso

Después de todos los escándalos de acoso sexual en Hollywood y de la iniciativa de #MeToo, se hace evidente la necesidad de contar con shows cada vez más diversos y que representen la realidad no solo desde la perspectiva del hombre blanco héterosexual. En un género como las series de superhéroes, la necesidad por representar es aún mayor. The Flash cuenta con personajes latinos, afroamericanos y miembros de la comunidad LGBT. Aunque Grant Gustin, el protagonista, no hace parte de ninguna de estas minorías, personajes centrales como Iris, Joe (ambos afroamericanos), Wally/Kid Flash (afroamericano y bisexual), y Cisco (latino) son muestras fieles de estas representaciones.


Lea también:


3. Es fiel a la narrativa de los comics

Una de las primeras cosas que uno nota al ver The Flash es que cuenta con una narrativa muy similar a la del mundo del cómic de superhéroes. En los primeros episodios de la serie, esta se asemeja fuertemente a one shots o cómics cuya trama inicia y concluye en un mismo número. Sin embargo, a medida que uno se sumerge en las temporadas completas, uno nota los arcos narrativos de los cómics, en los cuales pueden existir enemigos menores de un capítulo pero que hacen parte de un plan elaborado de un gran enemigo que rige toda la temporada.

4. Hace parte de un universo más grande

Una de las cosas más llamativas de la serie de The Flash es que, como en los cómics, el superhéroe velocista nunca está completamente solo. Esto le aporta dinamismo al show. Hace que fluya. Gracias a las ocasionales apariciones de héroes como Green Arrow, Supergirl, Firestorm o The Atom, The Flash logra mantenerse fresco sin perder su identidad y hace que este universo de superhumanos se sienta mucho más coherente y cohesivo.

5. El show sabe manejar el humor

El humor es un tema escabroso y difícil en los contenidos relacionados a superhéroes. Algunos lo llevan al extremo y se sienten más como comedias con escenas de acción mientras que otros deciden olvidar su existencia. The Flash, sin embargo, logra el equilibrio entre los tonos y usa la comedia en los instantes indicados y con los personajes apropiados. Cisco, interpretado por Carlos Valdés, suele ser el encargado de lanzar los comentarios humorísticos, pero de vez en cuando el mismo Barry Allen (Grant Gustin) hace chistes que no se sienten forzados ni fuera de lugar.

* The Flash se emite todos los jueves a las 8:00 pm por Warner Channel.