Publicidad
los propios

Una conversación entre porros y manzanas con Doble Porción

Nos fumamos entero el nuevo disco del dúo paisa.

por Sara Kapkin
25 Agosto 2016, 11:11pm

Fotos por Santiago Mesa.

Después de darle muchas vueltas a la redonda, los de Doble Porción volvieron con Manzanas a la Vuelta, su segunda producción juntos después del Abrebocas (2012). Un trabajo mucho más ambicioso, lo cual se evidencia desde el arte en la portada hasta las intenciones de El Mañas y Sanix que, a lo largo de 15 canciones, abren las puertas de sus vidas para convertirlas en un rap parsimonioso. En su última visita por Bogotá los acompañamos de fuma y nos deleitamos escuchando a todo volumen su nueva producción.

En ese entonces, cuando visitaron las frías tierras de la capital, el ambiente era espeso por el humo y la ansiedad que dejaban las ganas de sacar el disco. Faltaba poco para el lanzamiento, pero ya sumaban tres años trabajando en él. Estaban felices, pero con ganas de quitárselo de las manos. A diferencia de Manzanas a la Vuelta, el Abrebocas había sido apenas una muestra de lo que podían hacer. Fue una suerte de señal que los puso girar en la escena local y que permitió a los oyentes crear expectativas frente a lo que eran capaces de hacer y de rapear. En el intermedio de los dos discos a dúo, nos dieron muestras de su trabajo, cada uno en solitario, primero El Mañas con El Rap de la Montaña y luego Sanix con Serenata Sin Mariachis.

Los discos en solitario sirvieron de anestesia para aguantar la espera de lo que venía: Manzanas a la Vuelta, que vio la luz apenas la semana pasada. Las letras empezaron a escribirse desde 2013 pero el trabajo intenso se concentró el año pasado. El viaje a través del disco es largo. Hay historias de amores y desamores, y de una Medellín oscura, la que aparece cuando se oculta el sol. Aquella ciudad donde los bandidos son leyendas, como dicen ellos, donde sobran las drogas y el sexo. La crudeza de las historias introspectivas contrastan con un sonido amable y seductor, con toques nostálgicos. Sonidos que se mueven entre la melancolía del jazz y los viajes astrales llenos de destellos. Este álbum es denso y profundo, se deja recorrer con amabilidad y viene cargado de sensaciones más que de mensajes, porque lo de Doble Porción, aunque ambicioso, nunca ha tenido la pretensión de cambiar el mundo.

“Es un disco muy personal. No hay temas con mucha gente. Estamos satisfechos, lo hicimos nosotros, todo salió de nuestro bolsillo. Fue más fluido”, dice el Mañas.

No hay que ir muy lejos para saber quien está detrás de esta creación, son los de siempre. Los beats estuvieron a cargo de Glad2Mecha, Zof Ziro, Granuja, Vic Deal y Crudo Means Raw. En el arte Iconblast y Juan Bernardo Silva y en algunas canciones, acompañando, Lianna y de nuevo el Crudo y Gordo Sarkasmus.

Por ahora, el disco puede conseguirse en las tiendas Keep it Real de Medellín y Bogotá. A principios de septiembre estará en todas las plataformas digitales y además, en esos primeros días de mes saldrá a la luz el primer vídeo del disco: Roca N`Ron.

Como no hay adelantos por ahora, quedan las fotos del paso de Doble Porción por Bogotá mostrándonos su primer disco. Aguanten que ya llega.

***
Sigue a Doble Porción por aquí.