Publicidad
relaciones

Les preguntamos a cuatro expertos cómo dejar ir el rencor

Consejos para superar los obstáculos que no te dejan avanzar.

por Anna Goldfarb; traducido por Daniela Vargas
14 Marzo 2018, 4:58pm

Foto vía Getty Images

El rencor no es propiamente algo malo. De hecho, a corto plazo, puede ser una emoción positiva. Cuando estás indignado en el momento, te dices a ti mismo: no está bien ser tratado de esta forma. Sin embargo, si el rencor se agudiza, puede transformarse en rabia no saludable, que puede hacer un daño psicológico y mental. Los sentimientos de venganza intensifican los niveles de cortisol, una hormona de estrés. En este elevado estado, la presión sanguínea y la frecuencia cardíaca aumentan mientras que los niveles de oxitocina, hormona del amor y la unión, se agotan. Los estudios demuestran que aferrarse a la ira erosiona la salud, mientras que perdonar la mejora.

Si has guardado rencor por un largo plazo, entenderás por qué es tan seductor: nos consuela (Me duele), da un sentido de propósito (Mi sufrimiento importa) y refuerza la mentalidad de víctima (¡Me han ofendido!). Las emociones poderosas como los celos, la ira, el resentimiento y la tristeza generalmente se enredan con los sentimientos hostiles, lo que puede dificultar superarlo. Es por eso que muchas personas guardan rencor por meses, años e incluso vidas.

Aunque no es fácil dejar ir el rencor y perdonar, vale la pena darse la oportunidad de dejar ir esos sentimientos negativos. Les pedimos a psicólogos, profesores —e incluso a un coach de divorcios— que nos dieran sus mejores consejos para liberar los persistentes sentimientos de mala voluntad. Esto fue lo que dijeron. Las respuestas han sido editadas por su extensión y claridad.

Expulsa a la persona de tu cabeza

La persona que te lastimó puede estar viviendo dentro de ti en un sentido psicológico; puedes pensar en la persona y soñar con esa persona, y eso puede hacerte miserable. Si eliges perdonar y estás listo para hacerlo, entonces libérate de la preocupación interna que tienes con esa persona. ¿Por qué dejarlos vivir un día más dentro de ti y sin pagar alquiler? Los rencores sostenidos por mucho tiempo que nos destrozan significan que quien nos lastimó gana dos veces: primero con la ofensa original y ahora con una miseria interior desafiante. ¡No dejes que la persona gane dos veces! — Robert Enright, profesor y fundador del International Forgiveness Institute

Vive en el presente

Haz una lista con pros y contras sobre conservar el rencor, identificando de qué forma ese rencor te está ayudando y de qué forma te está perjudicando. Cuando te encuentres a ti mismo aferrado a pensamientos relacionados con el rencor, reconócelos, pero también date cuenta de que son solamente pensamientos, no tu realidad o la posición desde la que necesitas funcionar. Distráete con alguna otra cosa. Centra tu atención en el presente, como si los rencores fueran cosa del pasado. Recuerda que hundirte en el asunto del rencor no es una forma productiva de usar tu tiempo. Enfócate en tus valores con respecto a cómo quieres gastar tu tiempo y energía mental. Entiende que dejar ir es un proceso, y no te des duro por recaer en el rencor de vez en cuando. Es un propósito, pero también puede ser nocivo. Cuando te veas "siendo rencoroso", reconoce tus sentimientos con compasión y pon tu atención de nuevo en ti mismo, tus experiencias, tu presente, y lo que esperas de tu futuro. — Stacy Rosenfeld, psicóloga y directora del Gatewell Therapy Center

Un poco de empatía toma tiempo

Es bueno tratar de ver las cosas desde la perspectiva del otro para obtener un mejor entendimiento de sus motivaciones o acciones. Intenta ponerte en los zapatos de esa otra persona y elabora tantas explicaciones como sea posible de lo que pasó. El objetivo no es excusar su comportamiento, sino más bien ayudarte a racionalizar de dónde pudo haber venido. De todas las otras explicaciones alternativas que hiciste, ¿cuál te empodera más? Pista: cuando elijas la explicación que te empodere, te ayudará a soltar el rencor y la energía negativa asociada a eso. —Cheryl Dillon, coach de divorcios y co-fundadora de Equitable Mediation Services

Encuentra el público correcto

Si mantienes un rencor porque sientes que no te escuchan, entienden, o creen, busca ayuda para ser escuchado. Esta es la condición: intenta ser escuchado por personas que se preocupen por ti y que puedan recordarte el objetivo. No es saludable buscar ser escuchado por aquellos que apenas validan o refuerzan la narrativa que ya te estás diciendo a ti mismo. La familia y amigos, por mucho que se preocupen por ti, están naturalmente sesgados hacia ti. Así que si no tienes amigos que escuchen bien, muestra preocupación e inquietud, valida tu experiencia, mientras que también dices la verdad, considera buscar a un terapeuta o consejero. Mereces libertad y paz. Elévate sobre este rencor y persigue los caminos que te traigan más libertad y satisfacción. — Melody Li, psicoterapeuta licenciada y especialista en relaciones

Sigue a Anna Goldfarb en Twitter.

Este artículo apareció originalmente en VICE US.