Publicidad
Cultura

¿Qué pasaría si los jóvenes dejaran de tener hijos?

Obviamente la raza humana llegaría a su fin, pero le preguntamos a algunos expertos qué más podemos esperar.

por Samantha Power
26 Septiembre 2016, 4:00pm


No necesitaríamos más de estos... Foto via Flickr usuario Brett L.

Muchos jóvenes piensan que tener hijos es una de las peores cosas que les pueden pasar. Se trata de un fenómeno mundial; en Alemania, un nuevo estudio sugiere que la paternidad hace miserable a los nuevos padres y en Colombia, estadísticas del DANE de 2015 muestran una reducción importante en las tasas de natalidad en personas de 20 a 29 años con respecto a los números de 2009.

No tiene mucho sentido sumarle más gastos a una juventud que tiene que lidiar con costos de EPS, salarios bajos, un dólar disparado y deudas universitarias tan abrumadoras que, a veces, es incluso mejor olvidarse de pagarlas.

¿Entonces qué pasa si a nivel mundial renunciamos a esos costos y nos olvidamos de la siguiente generación?

No es algo completamente imposible. El 40% de las mujeres japonesas dice que no tendrá hijos. En Dinamarca la escasez de niños tiene a los políticos cerrando guarderías y colegios en algunas zonas. En Canadá, los bajos índices de natalidad han sido tendencia por más de 40 años.

Pero una población estable o creciente es clave para una gran número de funciones sociales. Le preguntamos a dos expertas qué pasaría si decidiéramos no producir más copias de nosotros.

La doctora Amy Kaler es profesora de estructuras sociales en la Universidad de Alberta, y la doctora Susan McDaniel es socióloga de la Universidad de Lethbridge y presidente del Prentice Institute for Global Population and Economics.

VICE: ¿Qué pasa si todos dejamos de tener hijos?
Doctora Amy Kaler: Todo el mundo, la raza humana, llegaría a su fin en más o menos 100 años.

Pero 100 años es mucho tiempo... ¿Qué le pasaría a la sociedad mientras se acerca a su fin?
Kaler: Habría consecuencias demográficas y económicas, pero también efectos psicológicos. Si la gente se volviera incapaz de tener sexo o de dar a luz, probablemente veríamos mucho conflicto y caos, así como luto y desdicha colectiva. La infertilidad o la esterilidad en un nivel individual puede ser muy estresante y si multiplicamos eso a toda la población, mucha gente podría pasar por un momento muy duro. Si hablamos ya de un acuerdo colectivo para dejar de involucrarnos en actividades sexuales, probablemente terminaríamos matándonos entre nosotros mucho antes de morir por causas naturales.

¿Y qué pasaría con la economía y la mano de obra?
Kaler: Primero notaríamos el colapso de las actividades económicas que requieran de niños pequeños y de padres, como las tiendas de maternidad, las niñeras, las guarderías. Luego vendría una ola que acabaría con los colegios de primaria y los deportes infantiles. La gente tendría también más ingresos disponibles. Si no hay niños, no hay necesidad de ocuparse de sus gastos, lo que significa más plata para gastar en lujos.

También dependeríamos completamente de la inmigración para seguir existiendo como país. Haríamos mayores esfuerzos para atraer inmigrantes, sobre todo jóvenes. Pero, de nuevo, podríamos simplemente caer en el caos. Una sociedad que sabe que no habrá una nueva generación después puede ser una sociedad que dice 'me rindo'. No tiene sentido trabajar duro o intentar mejor el mundo porque no hay nada que dejar para el futuro.

McDaniel: Además, los niños le pesan al presupuesto público: los colegios, las actividades deportivas, las instalaciones... Así que los ahorros públicos crecerían y esos fondos se reasignarían a otras cuestiones. Los niños son un factor muy costoso en el sistema de salud. Casi siempre se ignora este hecho, pero la información es clara: los niños, desde antes de su nacimiento hasta su adultez, consumen una parte sustancial del presupuesto del sistema de salud de Canadá y de otros países. Entonces, ahí se ahorraría.

¿Existiría alguna ventaja para las mujeres? ¿Cómo cambiarían las dinámicas de género si ya no se tienen que quedar en casa con los niños?
McDaniel: Actualmente las madres de niños pequeños están en una desventaja económica. El concepto sigue siendo la desigualdad y la noción de que las mujeres son las principales responsables por los niños y por el trabajo del hogar. Así que esto podría resultar en una mayor igualdad entre hombres y mujeres.

Kaler: Si las mujeres dejaran de ser las personas que tienen hijos, habría una desconexión entre el género y la procreación. Nos preguntaríamos cuál es la diferencia entre hombres y mujeres si nuestros órganos reproductivos se vuelven innecesarios.