Publicidad
Este artículo se publicó hace más de cinco años.
Noticias

Irán afirma que los ataques aéreos estadounidenses no bastan para derrotar al Estado Islámico

Esta vez Estados Unidos no desarrollará un rol combativo en Irak.

por John Beck
23 Septiembre 2014, 7:13pm

El presidente y el ministro de Relaciones Exteriores de Irán afirmaron el pasado miércoles 17 de septiembre que Estados Unidos no iba a derrotar a los militantes del Estado Islámico (IS) usando solo ataques aéreos, así como el presidente estadounidense Barack Obama hizo hincapié en que no iba a desplegar las funciones del personal militar en el combate.

Por su parte el presidente iraní Hassan Rouhaní dijo que los bombardeos podrían jugar una parte importante para darle una paliza al Estado Islámico, pero que se iban a necesitar más tropas y un mayor "sacrificio" para lograrlo completamente.

"¿Estarán los estadounidenses asustados de causar bajas en terreno irakí? ¿Estarán asustados de que maten a sus soldados en una guerra que afirmaron, es contra el terrorismo? dijo Rouhaní a la NBC en Teherán. "Si quieren usar aviones anónimos para que no sean los responsables de varios heridos, me pregunto ¿Es posible luchar contra el terrorismo sin ninguna dificultad, sin ningún sacrificio? ¿Es factible alcanzar algún gran objetivo sin eso? Cuando se trata de conflictos nacionales e internacionales, los ganadores son los que están dispuestos a hacer el sacrificio.

Asimismo, Rouhaní condenó la brutalidad del Estado Islámico, sosteniendo que querían matar a la humanidad. Irán ha proporcionado un apoyo militar significativo a las fuerzas iraquíes desde que el Estado Islámico se tomó la parte norte del país en junio.

Estados Unidos viene llevando a cabo ataques aéreos contra objetivos del Estado Islámico desde agosto, cuando el grupo extremista suní realizó una incursión en territorio controlado por el Gobierno Regional Kurdo apoyado por Occidente (GRK) y la capital de Erbil. Obama declaró la semana pasada que también había autorizado ataques en Siria, a pesar de que todavía no había tomado lugar ninguno.

El ministro de Relaciones Exteriores Mohammad Javad Zarif dijo el mismo miércoles que esto era una amenaza que debía ser tratada. "Esto no es una amenaza contra una sola comunidad, ni una amenaza contra una sola área... es una amenaza global", advirtió, al hablar en un evento realizado por expertos del Consejo de Relaciones Exteriores, con sede en Washington.

Zarif llegó a decir que los ataques aéreos realizados por Estados Unidos no iban a ser suficientes para batir al grupo: "No va a ser erradicado con bombardeos aéreos, necesitamos enfrentar esa realidad".


Dijo que en vez de eso, "la mayoría" de países dentro de la coalición que se formó en contra del Estado Islámico en París recientemente, estuvieron implicados en la creación y el soporte de este mismo, y llamó la atención para que esto parara: "Un gran número de aliados en la región han soportado y dotado de armas al Estado Islámico", afirmó, indicando también que otros Estados facilitaron el tránsito del grupo.

El Estado Islámico, aseguró, era un "frankenstein que vino a cazar a sus creadores", y el grupo de oposición recientemente anunciado era una "coalición de arrepentidos".

También reiteró que hubiera deseado que Irán fuese incluido en las conversaciones de París. Ni este país ni Siria fueron invitados.

Zarif no acusó directamente a algún país de la coalición de haber apoyado al Estado Islámico, pero hay informes de que tanto Qatar como Arabia Saudita han financiado el grupo, mientras que las fronteras porosas de Turquía con Siria han permitido que miles de yidahistas extranjeros se unan a este.

Zarif estuvo en Estados Unidos haciendo parte en las conversaciones del programa nuclear de Irán, el cuál empezó el pasado jueves 18 de septiembre

Mientras tanto, Obama reiteró que el personal militar de Estados Unidos no iba a adquirir un rol combativo en Irak. Tras ser informado por el Comando Central en Tampa, Florida, este pasado miércoles, Obama afirmó que las fuerzas estadounidenses iban a actuar como capacidad de soporte y que iban a operar como parte de una coalición.

"Las fuerzas estadounidenses que fueron enviadas a Irak ni son, ni tendrán una misión combativa. Van a apoyar a las fuerzas iraquíes en tierra quienes luchan por ellos mismos contra estos terroristas", le dijo a las tropas en la base aérea de MacDill. "Como su comandante, no los voy a comprometer ni a ustedes ni al resto de nuestras fuerzas armadas a iniciar otra batalla terrestre en Irak".

Añadió que la única solución a largo plazo exitosa es ayudar a los países socios de Estados Unidos a asegurar sus respectivos futuros. "Usaremos nuestras fuerzas aéreas. Entrenaremos y equiparemos a nuestros socios. Los aconsejaremos y los asistiremos".

Los comentarios de Obama se dieron un día después de que su oficial militar sugirió que se necesitaban botas estadounidenses para luchar contra el Estado Islámico en Irak. Mientras tanto, en un panel del senado, el general Martin Dempsey, jefe del Estado Mayor Conjunto,dijo que aunque no hay un plan actual para enviar a las fuerzas militares a un plan de combate, podía recomendar una expansión en su papel durante operaciones ofensivas, como la retoma de la ciudad de Mosul, la cual cayó a manos del Estado Islámico en junio, cuando el grupo reclamó gran parte de la parte norte del país.


"Esto podría ser parte de la misión particular, el proveer asesoramiento en los combates cuerpo a cuerpo y el acompañamiento en misiones específicas", dijo Dempsey según Reuters, añadiendo que Obama le había dicho que le "consultara caso por caso" para discutir las acciones militares.

El secretario de prensa de la Casa Blanca Josh Earnest dijo en consecuencia que Obama había sido claro al decir que "no iba a desplegar tropas en rol de combate en Siria o Irak", en una rueda de prensa corta el pasado martes 15 de septiembre.


Dempsey también dijo el pasado miércoles que el 50% del ejército iraní era incapaz de asociarse con las fuerzas militares estadounidenses para combatir el Estado Islámico, y que el otro 50% necesitaba un mayor entrenamiento y equipamiento. Los equipos de fuerzas militares estadounidenses descubrieron que 26 de las 50 brigadas armadas de Bagdad no podrían trabajar de manera efectiva con Estados Unidos, según dijo Dempsey para Sky News, mientras que las otras 24 brigadas necesitaban mayor entrenamiento y seguían muy dominados por los chiítas para describirse como un ejército nacional genuino.

Tagged:
Irak
Estado Islámico
Vice Blog
ataques aéreos
Coalición