Publicidad
Este artículo se publicó hace más de cinco años.
Cultura

En Zaragoza, España le declaran la guerra a las bicicletas

Mientras muchos países y ciudades del planeta se vuelven cada vez más bike friendly, en Zaragoza, España están multando incluso a los niños de cuatro años por andar en triciclos por la acera.

por Juanjo Villalba
03 Octubre 2014, 10:19pm

Imagen vía.

Ser ciclista en Zaragoza, España nunca ha sido fácil. Recuerdo que cuando era un niño ver a alguien montado en una bicicleta por la ciudad era algo raro. Eran personas un poco locas, con tendencias hippies, aspecto raro y algo amenazante para un niño como yo.

En realidad eran héroes que se jugaban la vida cada día circulando entre los carros y los buses del centro, algunos supongo que por necesidad, aunque me atrevo a decir que la mayoría lo hacía por convicción en que la bicicleta algún día triunfaría.

Hoy en día casi todas las ciudades de España son mucho más bici friendly y tienen carriles exclusivos o están construyéndolos e incluso hay bicicletas en alquiler. Así era también Zaragoza hasta hace solo una semana, cuando entró en vigor la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón que saboteaba algunos artículos de la Ordenanza de circulación de la ciudad que permitían a las bicicletas circular por las aceras y las zonas peatonales. Aunque también por los parques y los bulevares. Un cambio legal que hace que Zaragoza deje de tener una de las ordenanzas más avanzadas de España en este sentido y retroceda a la situación paleolítica que había hace más de cinco años.

Para que nos explicara un poco de qué va todo esto, nos hemos puesto en contacto con Perico Ruiz del Colectivo Pedalea, que lucha desde hace años por mejorar la situación de los ciclistas en la capital de Aragón.

VICE: Hola Perico, de todo esto lo que más me llama la atención es que no se pueda circular en bicicleta por los parques.

Perico Ruiz: Según la sentencia del TSJA no se puede. Pero en realidad la sanción queda totalmente en manos del agente de la policía que te pille, porque investigando descubrimos otra norma más antigua y no derogada que dice expresamente que sí se puede circular en bicicleta por los parques, con lo que las leyes se contradicen.

¿De dónde sale esta sentencia? Alguien tuvo que presentar algún tipo de denuncia.

Claro, todo empieza porque un particular presentó una denuncia por unas bicicletas que le molestaban al pasar por delante de su casa. Esta denuncia fue apoyada por una asociación de peatones de la ciudad dedicada fundamentalmente a intentar poner todos los problemas posibles. Son personas que realmente odian a los ciclistas, porque aunque en teoría defienden los derechos de los peatones, nunca han hecho nada en contra de los carros o a favor de que los semáforos den más tiempo a los peatones para pasar o cosas así.

La denuncia fue siguiendo su camino y, también gracias a una deficiente defensa del ayuntamiento de Zaragoza, en 2012 se falló esta sentencia que entró en vigor la semana pasada.

¿Qué ha pasado desde entonces?

Desde entonces la policía ha puesto muchísimas multas. Aparte de que ahora pueden, todo se ha complicado mucho porque actualmente tienen un conflicto laboral con el ayuntamiento por el que han decidido ir “a reglamento”. Lo que implica esto es que no dejan pasar ni una y si alguien comete alguna infracción aplican la sanción que sea.

Durante la última semana han estado en contra de los ciclistas que somos un objetivo fácil. Las sanciones podían ser de entre 36 y 200 euros, pero todas son de 200.

Lo que ha pasado es que nuestra reacción ha sido contundente y parece que las cosas se han calmado un poco, aunque siguen aplicando el reglamento contra otros ciudadanos.

La policía multando a un ciclista en el centro de Zaragoza (vía)

¿Qué han hecho estos días para protestar contra esta situación?

Los ánimos se calentaron muchísimo entre los usuarios de la bicicleta. Nosotros como colectivo empezamos a enviar comunicados de prensa y a plantear acciones contra este ataque.

Todo ha culminado en la manifestación que hicimos el viernes 26 de septiembre en una de las calles principales de Zaragoza, el Paseo de la Independencia, en la que nos llegamos a juntar más de 2.000 personas. Ha sido la mayor manifestación ciclista de la historia de la ciudad. Tras concentrarnos nos dirigimos hacia el ayuntamiento para plantear nuestras peticiones y denunciar situaciones paradójicas como que en una calle peatonal puedan circular camiones que van a descargar a un comercio pero no bicicletas.

Este sábado haremos una marcha masiva para pedir que se anulen las multas que se han impuesto, algunas completamente absurdas.

¿Algún ejemplo de multa absurda?

Bueno, la que se lleva el premio es una que le pusieron a una madre y su hijo de cuatro años porque el niño iba por la acera en un triciclo. Es una situación completamente kafkiana. El odio de una personas por las bicicletas, la torpeza del ayuntamiento al defender las leyes en los tribunales y el conflicto laboral de la policía ha metido a los ciclistas en una situación insostenible.

¿Y qué pasará a partir de ahora?

Lo más curioso es que en dos meses llegará el nuevo Reglamento General de Circulación a nivel nacional que volverá a permitir a las bicicletas circular por los lugares por los que antes lo hacían. Este reglamento, aunque tiene medidas un poco polémicas como que los menores de 16 tendrán que llevar casco, ha sido una medida bastante consensuada con muchos colectivos, esperamos que sea positiva y permitirá por ejemplo que se circule por zonas de Zaragoza que ahora estaban vetadas, como la Plaza del Pilar, que ahora será “zona no motorizada”.

¡Gracias Perico!

Puedes seguir a Juanjo en Twitter

Tagged:
hippies
manifestaciones
ESPAÑA
protestas
bicicletas
policías
polêmicas
multas
Vice Blog
zaragoza
ciclistas
cambios
Plaza del Pilar
Perico Ruiz
Colectivo Pedalea
Tribunal Superior de Justicia de Aragón