Este artículo se publicó hace más de cinco años.
Noticias

Todo lo que tienes que saber sobre Ross Ulbricht y Silk Road

Ser físico e ingeniero no te asegura tener la astucia de un criminal. Ross Ulbricht ha sido declarado culpable de ser el dueño de Silk Road, el mercado negro más grande de la deep web. ¿Quién es Ulbricht?

por Christina Gómez Echavarría
07 Febrero 2015, 3:00pm

"¡Ross es un héroe!" gritó un seguidor de Ulbricht mientras este salía del tribunal escoltado por la policía. Al escuchar esto, el ahora declarado delincuente, miró por encima de su hombro y asintió.

Acusado de ser el dueño y autor intelectual de Silk Road, el mercado negro más grande de la deep web, Ulbricht se enfrenta a una sentencia de entre treinta años y cadena perpetua después de haber sido declarado culpable de todos los cargos que le fueron imputados.

Silk Road nació a finales de 2011, Ulbricht fue capturado en octubre de 2013, el juicio se demoró un mes y el jurado tardó tres horas y media deliberando. Su sentencia será anunciada en mayo de este año, aunque la defensa ha prometido apelar.

El mundo del ciberespacio es el equivalente a un iceberg y la world wide web que todos amamos y conocemos solamente es la punta. Todas las páginas a las que podemos acceder a través de Google suman unas 25 mil millones. La deep web tiene alrededor de 900 mil millones. Silk Road operaba dentro de la deep web como un mercado negro anónimo, el más grande que se ha visto hasta ahora y donde no se podían rastrear las compras, las ventas o las búsquedas. Esto gracias a que a la deep web solamente se puede acceder a través del buscador de Tor, que permite el anonimato al ocultar la dirección IP del usuario y encriptar todas sus acciones.

Foto vía.

¿Quién es Ulbricht?

Ross William Ulbricht, un físico de 30 años, nunca fue percibido como narcotraficante ni capo ni criminal por aquellos que lo conocen, más bien se grabó en la mente de sus amigos como un experto en células solares orgánicas. Sin embargo, después de haberse graduado de su posgrado empezó a interesarse por el libertarismo, una filosofía política que lucha por la libertad individual y el mercado libre. Silk Road fue una respuesta directa de esta nueva filosofía adoptada. Un mercado anónimo y encriptado, que utiliza Bitcoins, la única divisa que se puede ultizar allí, que tampoco se puede rastrear, razón por la cual la llaman 'criptomoneda'. Esto permitía una libertad absoluta en las acciones ante el Gobierno, eso hasta que el FBI clausuró la página.

Lo que Ross le mostró siempre a sus familiares y amigos era una vida completamente normal y sin excesos. Era el presidente de una compañía llamada Good Wagon Books, un servicio de mensajería sin ánimo de lucro en el que se recogen libros usados de hogares y luego son donados a las prisiones o librerías de colegios públicos. Nada parecido al perfil de un capo.

Sin embargo, aparentemente un posgrado en física no te asegura tener la astucia de un criminal. Ulbricht cometió el máximo pecado de cualquier delincuente: mantener un registro escrito de sus andanzas... ¡digital!

Foto vía.

La captura

Cuando Ulbricht fue capturado, en la sección de ciencia ficción de la Librería Pública de San Francisco, estaba conectado a la cuenta maestra del servidor de Silk Road con el usuario de Dread Pirate Roberts (DPR). El FBI estaba detrás de Ross hacía dos años, y el investigador de Seguridad Nacional, Jared Der-Yeghiayan, líder de la búsqueda, testificó haber hecho más de 50 compras de drogas y haber gastado miles de horas en la página con el fin de encontrar al autor intelectual. Der-Yeghiayan logró tomar el control de la cuenta de uno de los administradores más importantes de la página, que operaba bajo el nombre de Cirrus y quien se comunicaba con DPR regularmente. DPR le pagaba a Cirrus mil dólares a la semana para que manejara los foros de la página y para que contestara las preguntas de los usuarios. Después de meses de rastreos y de conversaciones que DPR no sabía que eran con el FBI, estos ya conocían su conducta regular y el hecho de que solía utilizar el WiFi de lugares públicos para entrar a los servidores.

DPR hacía esto porque si se rastreaba la dirección IP del computador, al ser un lugar público, no se podría conectar en ningún modo con él. Sin embargo, el peligro de utilizar un WiFi público es que hackear los datos ingresados es muy fácil. Por esta razón, el FBI pudo interceptar el correo electrónico de Ulbricht y se encontraron con que había estado recibiendo identificaciones falsas, uno de los cargos que luego le imputaron.

En julio, el FBI rastreó los servidores de Silk Road hasta Islandia y con la ayuda de las autoridades locales hizo una copia del sitio, descubriendo 957.000 cuentas de usuarios que la utilizaban. Este debió haber sido el momento en el que DPR subiera la guardia y parara de operar por unos meses. Pero no lo hizo.

El primero de octubre de 2013, el FBI estaba monitoreando diferentes lugares con WiFi gratuito, atentos a cuándo DPR accedera a los servidores. Había varios agentes repartidos por el barrio donde Ulbricht se conectaba, observando su conducta lo vieron salir de su casa y pasar por varios lugares que frecuentaba antes de entrar a la Librería Pública, donde minutos después ingresó al sistema. El FBI lo arrestó inmediatamente, literalmente con las manos en la masa, y se quedó con su computador.

¿Qué dice la fiscalía?

Después del arresto, el FBI tenía vía libre al computador de Ulbricht, a su disco duro y a su historial; la prueba más importante para la fiscalía. Encontraron su diario digital, en el que escribió, desde el principio, todas las razones por las que empezó Silk Road, como por ejemplo que quería un "año de prosperidad" y porque "algún día alguien escribirá la historia de mi vida, y sería bueno tener un recuento detallado". En el diario se encontraron con cosas como esta:

"Empecé a trabajar en un proyecto que tenía en la cabeza hace rato. Lo iba a llamar Agentes Encubiertos pero después preferí Silk Road. La idea era crear una página donde la gente pudiera comprar cualquier cosa de manera totalmente anónima, sin dejar ningún registro que permitiera rastrearlos. He estado estudiando tecnología durante un tiempo, pero necesitaba un modelo de negocios y una estrategia. Finalmente decidí que sembraría hongos alucinógenos para poder anunciarlos en la página con un buen precio para lograr que la gente se interesara". (2010)

Foto vía.

"No sabía cómo manejar una cuenta de bitcoins. Ahora tengo la programación básica de mi página escrita. La lancé desde freedomhosting. La anuncié en los foros de bitcointalk. Tan solo unos días después de haber lanzado la página, ya tenía los primeros usuarios, y después mi primer mensaje. Estaba tan emocionado que no sabía qué hacer conmigo mismo. Poco a poco la gente empezó a registrarse y había vendedores que también se estaban registrando. Y después pasó. Mi primera orden. Nunca lo voy a olvidar". (2011)

"Soy tan estúpido. Todo el mundo sabe que estoy haciendo intercambio de bitcoins. Siempre pensé que la honestidad era lo más importante, pero ahora no sé qué hacer. Le debí haber dicho a todo el mundo que soy un programador freelance o algo así, pero he tenido que decir verdades a medias. Me sentía mal mintiendo totalmente, entonces traté de decir la verdad sin contar las partes malas, pero ahora estoy metido en un lío. Todos saben demasiado. Mierda". (29 de diciembre, 2011)

Además de estos textos, que parecieran ser casi una confesión, el FBI hizo un rastreo a la billetera electrónica de Ulbricht en la que encontraron $13.4 millones de dólares en bitcoins recibidos de Silk Road.

En su computador también encontraron chats en los que pedía el asesinato de ciertos usuarios de Silk Road que amenazaban con revelar su identidad.

En marzo 27, 2013, DPR respondió: "A mis ojos, FriendlyChemist es un peligro y no me importaría si fuera ejecutado... No sé qué tanto saben de este tipo, pero he seguido su información y estoy esperando para que me manden su dirección". DPR dio el nombre real de FriendlyChemist y dijo que vivía en White Rock, Columbia Británica en Canadá con su "esposa + 3 niños". DPR agregó: "déjenme saber si necesitan la dirección exacta".

Imagen vía.

Ulbricht originalmente fue imputado de tentativa de homicidio, pero el FBI nunca pudo rastrear si estas ordenes se llevaron a cabo y no había suficiente evidencia para confirmarlo. Sin embargo, la fiscalía utilizó estas conversaciones para convencer al jurado de que Ulbricht era un peligro para la sociedad y para que no le dieran la opción de salir si pagaba una fianza.

¿Qué dice la defensa?

El mayor argumento que da el abogado principal de Ulbricht, Joshua Dratel, es que a Ross le tendieron una trampa. Al principio del juicio, la defensa admitió que Ulbricht sí fue el creador de Silk Road, pero que lo había hecho solamente como un "experimento económico" y que después de unos meses lo vendió. Dratel dice con convicción que Ulbricht no es Dread Pirate Roberts y que hay alguien (o varias personas) que cometieron todos los crímenes por los cuales Ulbricht está siendo incriminado, y que cuando se dieron cuenta de que el FBI estaba cerca de encontrarlos, hallaron la manera de que Ulbricht se volviera a involucrar con la página. Dice también que el computador de Ross había sido hackeado y que le habían metido los documentos incriminatorios, a lo que la fiscalía respondió que era "una salvaje teoría de conspiración" y un "intento desesperado de crear una cortina de humo".

"El verdadero DPR está allá afuera". Imagen vía.

Más de cinco veces, Dratel dijo que era un juicio nulo, ya que afirma que la investigación del FBI fue ilegal. Es cierto que el FBI todavía no ha dado una explicación racional de cómo llegaron a los servidores de Silk Road en Islandia, y quizás hay un caso de doble moral, pues se especula que para poder llegar a los servidores, había que hackear ciertos sistemas. La juez descartó la moción de la defensa de suprimir la evidencia porque no era legítima. La defensa dice que el FBI violó los derechos de la cuarta enmienda de la constitución de Estados Unidos, que protege el derecho del ciudadano a requisas irrazonables. Sin embargo, para que esta defensa sea reconocida ante la corte, Ulbricht tendría que declarar que él es el dueño de los servidores en Islandia. A menos de que él compruebe que le violaron un derecho en su propiedad, no puede recurrir a la protección de la cuarta enmienda. Un cuchillo de doble filo.

Un caso que genera precedente

Este es el primer caso de su tipo, y según como transcurra, transcurrirán el resto de los casos para los hackers, dealers internautas y capos digitales del futuro. Un partidario de Ulbricht dijo "Si no es culpable, lo tienen que dejar libre... y si sí es Dread Pirate Roberts, es un héroe por haber puesto el mercado negro en un lugar seguro". Este juicio se trata de un tema de libertad digital, y si el FBI pudo obtener información de manera ilegal, podrá continuar haciéndolo.

"Ser dueño de una página web no es un delito. ¿Qué putas?". Imagen vía.

Además de esto, actualmente, los dueños de las páginas web no son responsables de lo que hagan los usuarios a través de sus páginas. Por ejemplo, si alguien es violado después de haber conocido a alguien por Tinder, el dueño de Tinder no es responsable. Sin embargo, si Ulbricht pierde la apelación que planea, el día de mañana los dueños de las páginas sí podrán ser declarados culpables por las acciones de los usuarios.

Hackers, libertarios, miembros de comunidades de bitcoin, entre otros, han ayudado a pagar para la defensa de Ulbricht, y hay una página web que recibe todo tipo de donaciones (incluyendo bitcoins) y que muestra declaraciones de quienes lo conocían, diciendo quién es verdaderamente y pidiéndole al público que no crea todo lo que lee en los medios, y hasta una carta de su madre.

Ulbricht tenía siete cargos imputados: narcotráfico, conspiración de lavado de activos, conspiración de piratería informática, continuación de una empresa criminal, conspiración de tráfico de documentos de identidad fraudulentos, complicidad en la distribución de narcóticos y complicidad en la distribución de narcóticos por medio de internet. El veredicto es que es culpable de todos.

Captura de pantalla vía.

La resolución de este caso no se conocerá hasta después de que la defensa presente su apelación. Sin embargo, a menos de que presenten pruebas condundentes de que a Ulbricht le tendieron una trampa, Ross estará el resto de su vida en una celda vestido de naranja fosforescente. Las pruebas están en su contra, y si el jurado se demoró menos de cuatro horas deliberando, lo más probable es que estuviera ya sesgado a su decisión definitiva.

El gobierno estadounidense no muestra ningún tipo de concesiones ante este tipo de crímenes y por ahora Ross tiene muy poco con qué defenderse.

Tagged:
Tech
Bitcoin
Internet
Hacking
Silk Road
FBI
deep web
narcotráfico
Tecnologia
mercado negro
criminales
Hongos Alucinógenos
Vice Blog
dread pirate roberts
Ross Ulbricht
fisico
cibercrímenes
documentos de identidad falsos