¡Taz, taz, taz!

Poesía punk y un manifiesto anti-Rodrigo D: Giovanni Oquendo, el poeta maldito de Medellín

“Manifiesto punk tercermundista y otras blasfemias”, el punk hecho poesía.

por Juan Sebastián Barriga Ossa
22 Abril 2016, 10:43pm

Pintura hecha por Giovanni Oquendo, cortesía de La Valija de Fuego.

A finales de los 80, por las empinadas calles del barrio Castilla de Medellín, caminó Giovanni Oquendo, un poeta maldito que plasmó la esencia del punk en sus textos. Sus versos forjados en la calle expresan toda la angustia y la desazón de vivir en una ciudad consumida por la violencia y donde la única ley que se respeta es la de vivir extremo para morir joven y, de ser posible, dejar un cadáver hermoso.

La mente de Giovanni era una perturbadora e incontenible máquina creativa. No solo escribía poemas, manifiestos y obras de teatro. También pintaba cuadros, hacía ilustraciones y tocaba el bajo en un banda llamada Desadaptadoz, todo de forma empírica, hecho por el amor al arte y al ejerció de crear. El grupo fue fundado en 1987 y se caracteriza por su puesta en escena teátrica y performática, y por la crudeza de su sonido inspirado en las ratas y el mugre que cubren las calles. Giovanni tenía una sensibilidad especial para ver y entender el mundo, su pluma atormentada rememora los amargos versos de Baudelaire, Rimbaud y Bukowski. Escribió decenas de textos pero muchos quedaron perdidos en el tiempo y el espacio. La editorial y librería La Valija de Fuego buscó y recopiló varios de sus poemas sobrevivientes en un libro llamado Manifiesto punk tercermundistas y otras blasfemias, el cual forma parte de las novedades que la editorial ofrece en la Feria del libro de Bogotá.

“Este es un libro muy importante para nosotros”, comenta Carolina Romero. “No lo conocí, ni viví esa época del punk, pero tengo una afinidad con él terrible. Era un tipo muy honesto y es una cosa muy emocional porque todo el mundo a estado en ese momento en que la vida es una mierda y no hay palabras para describir esa rabia y esa frustración que sientes. Pero de alguna manera él lo encontró a través de la música y de la poesía” agrega. Ella cuenta que gracias a los hermanos de Giovanni pudieron recopilar 32 poemas, una obra de teatro llamada Qué Hastío y dos manifiestos, con los que armaron este homenaje al trabajo, del que probablemente, fue el primer poeta punkero del país.

Entre sus texto sobresale una muy honesta y agresiva crítica a Rodrigo D No Futuro. “Un cineasta con vista de carroñero comprende que era el momento, que además de cocaína se podía exportar porno miseria del tercer mundo. Así que manos a la obra y con cámara al hombro se fue de tour por las comunas de Medellín para ver qué especies salían a su encuentro”, escupe con sus palabras. El poeta llama a la película un ultraje llevado a cabo en una ciudad que “se convirtió en el epicentro de lo absurdo”. El corto manifiesto critica de forma directa, pero con mucha finura la película que consideraba un abuso y una pose, porque para los miserables capturados en video que mostraron su mundo desahuciado, no quedó ningún reconocimiento.

Ilustración hecha por Giovanni Oquendo, cortesía de La Valija de Fuego.

Otro de los textos que sobresalen por su crudeza y fuerza es el que le da el nombre al libro. "El Manifiesto Punk Tercermundista". “Un gargajo en el rostro, escupitajo a la mediocridad de los que se creen virtuosos. El cadáver apesta y su hedor se esparce para refrescar los aires” así comienza este texto que expresa de forma perfecta la esencia punk. Una esencia que va a más allá de las poses y la moda. Este escrito es un llamado a vivir con honestidad lo que se profesa. Sin importar los años, las nuevas generaciones, el mundo o la realidad. “Punkeros tercermundistas, la tierra nos pertenece. Que los que vienen nos pisotéen porque no tuvimos ningún miramiento con los que nos precedieron, es más, hasta las futuras generaciones desechamos y de plano odiamos la nuestra con tanto amor hacia ella que nos resbalan lágrimas de la energía que nos invade”.

La honestidad era la característica principal de este hombre que murió a los 35 años por culpa de una enfermedad. Según cuenta Carolina, Giovanni tenía varios cuadernos con sus poemas, pero se perdieron. Por suerte su hermana y hermano guardaron varios de sus escritos y los compartieron con La Valija De Fuego, quienes armaron este libro con la ayuda de varias manos, que compartieron textos, cuadros y tiempo para poder recopilar el trabajo de este punkero a quien sus amigos lo comparaban con Sid Vicious, quien amaba el lumpen y los barrios bajos, y que no paraba de crear.

Pintura hecha por Giovanni Oquendo, cortesía de La Valija de Fuego.

“Como editorial estamos muy enfocados en dar espacios para visibilizar voces que no están en la rosca y que ofrecen otras visiones del mundo”, comenta Carolina. Ella comenta que detrás de los textos de este poeta callejero, está la historia del punk de Medellín y son una radiografía de lo que pensaba la gente en esa época. “Buscamos escribir ese tipo de historia subterránea desde otra mirada y desde la misma gente que la vivió, para así aportar a la historiografía y la narración”, agrega.

***

El manifiesto punk tercermundista ya está disponible en el espacio de La Valija de Fuego ubicado en el pabellón tres de Corferias. Mañana sábado 23 de abril, a las 10 de la mañana la librería mostrará todas sus novedades. Para conocer todo el catalogo visítenlos por aquí.

Tagged:
Music
Noisey
MEDELLIN
punk
poesía
artículos
La Valija de Fuego
Manifiesto Punk Tercermundista
Manifiesto anti-Rodrigo D No Futuro
Giovanni Oquendo
Feria Del Libro De Bogotá 2016
FILBO