Publicidad
Noticias

Huracán Patricia: atorados en Manzanillo, el puerto mundial de la metanfetamina

"Aquí estamos inundados por la droga, no por el huracán. Pinches huracanes nos la pelan".

por Luis Chaparro
26 Octubre 2015, 4:00pm

En el desierto que rodea a Ciudad Juárez hay un psiquiátrico dirigido y fundado por el Pastor José Antonio Galván, quien fuera un enfermo mental y asegura que Dios lo curó. Galván dedica su vida a dos actividades principales: cuidar a los 120 loquitos de su psiquiátrico y pintar presidentes, calaveras, demonios y mucha, mucha sangre.

A continuación presentamos tres de sus cuadros, los cuales muestran desde su perspectiva, algunas de las historias más oscuras que pasan en la frontera.

La casa del diablo

Luego de vagar como drogadicto y "mala persona", el Pastor Galván se regeneró. Sin embargo, tras haber visto Ciudad Juárez desde ambos lados, Galván está seguro de una cosa: ésta es la casa del diablo.

"Este cuadro es una de las obras que salió de mi mente, nomás de mirar mi ciudad. Benito Juárez tiene una bandera que dice 'La casa del diablo', porque el diablo se apoderó completamente de Ciudad Juárez. La casa del diablo es un lugar donde hay fiestas brutales y sangrientas, y todos fuimos testigos. La mitad es México y la mitad es Estados unidos, el país que siempre está vigilando".

México, el país de la mariguana

Cuando el Pastor se pone a pensar sobre nuestra bandera se le vienen a la mente decapitaciones, sangre y mariguana.

"En México nos mataron a nuestros emblemas. Los asesinaron, porque no hay justicia. Lo hice en 2011, cuando estaban los asesinatos brutales. ¿Dónde no hay calaveras? Aquí alrededor en cinco años han encontrado 80 cuerpos, manos, cabezas, de todo. El Peludo [el perro guardián del psiquiátrico] ha descubierto más cuerpos que cualquier perro en el estado. Imagínate cuántos cadáveres hay en todo México".

No veo, no hablo y no oigo

Galván ha estado en eventos públicos y privados del alcalde, del gobernador y del presidente. Además es un asiduo lector de los diarios. Dice que por eso sabe que México es un país regido por ciegos, sordos y mudos. "tenemos una justicia decapitada. y aquí miramos que el gobierno federal no ve lo que está pasando, el estado no puede hablar y el municipal no oye las quejas del pueblo. Es una muestra muy palpable de la falta de justicia".

Cuando visité al Pastor, trabajaba en cuadro titulado "El teatro de Harvard", sobre el ex presidente Felipe Calderón. y me dijo: "Harvard es un teatro. Ahí preparan a los mejores actores para mover al mundo. El diablo lleva a Calderón para que les hable del show que ha hecho en México. Aún no está terminado, pero ya se ve que la muerte está adentro de Calderón".

El Pastor ha vendido más de 24 cuadros en los últimos dos años, la mayoría en Estados unidos. El dinero que obtiene de las ventas lo utiliza para mantener el increíble psiquiátrico que dirige.

Anteriormente:

Los espías de la DEA en Ciudad Juárez son ruteros, homeless y lectores del tarot

Lee más en nuestra columna El Puente.

Conoce más del Pastor José Antonio Galván:

El Pastor

El perro desenterrador de cadáveres

Tagged:
Drogas
metanfetaminas
colima
narcotráfico
inseguridad
Vice Blog
huracán
huracan patricia
Manzanillo