Exxon gasta millones en desinformar sobre el cambio climático, según un estudio

Durante 28 años, una de las empresas petroleras más poderosas del mundo ha estado invirtiendo cantidades gigantes en anuncios en la prensa que dudan sobre la veracidad del cambio climático. Ahora, se sabe, engañaron deliberadamente a los lectores.

|
24 agosto 2017, 5:40pm

Imagen vía Dave Hunt/ EPA

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Durante 25 años, la poderosa empresa petrolera Exxon Mobil publicó anuncios en el periódico New York Times denunciando o negando los efectos del cambio climático. Pero según un estudio de la Universidad de Harvard, el gigante energético y del gas estaba muy bien enterado de lo peligroso que es realmente este fenómeno y actuó deliberadamente para engañar a la población.

Un nuevo estudio académico, publicado el martes en la revista Environmental Research Letters, ofrece pruebas adicionales del intento de Exxon de sembrar sistemáticamente las semillas de la duda en las mentes de los estadounidenses sobre el cambio climático, a pesar de haber realizado su propia investigación reconociendo el papel de los humanos en el calentamiento global y la contaminación.

El cambio climático ya es un riesgo mayor para el mundo que una bomba nuclear. Leer mas aquí.

Los autores Geoffrey Supran y Naomi Oreskes, ambos investigadores científicos en la Universidad de Harvard, donde estudian cómo la industria afecta el conocimiento científico, habían estado interesados en Exxon por un tiempo. El interés creció después de la publicación en 2015 de un informe realizado por InsideClimate News y el diario LA Times que reveló que la influyente petrolera había emitido información pública engañosa sobre el impacto ambiental de la empresa.

En aquel año, incluso la compañía acusó a los periodistas de suprimir evidencia y pidió al público que leyera todos los documentos por sí mismos. Y eso fue exactamente lo que hicieron los investigadores Geoffrey Supran y Naomi Oreskes.

Ambos compararon sistemáticamente 187 informes internos e investigaciones con publicidad de Exxon, incluyendo "todos los documentos que Exxon Mobil proporcionó más algunos adicionales que InsideClimate News y LA Times habían encontrado, además de todo este conjunto de anuncios publicitarios que fueron formateados para parecer editoriales", dijo Oreskes en una entrevista con VICE News. "También leímos esos para obtener una imagen completa".

Y la imagen completa, de acuerdo con Oreskes, es "muy, muy clara": a pesar de que la compañía contribuyó a la conversación científica y aceptó el consenso científico sobre el cambio climático en privado, el mensaje que transmitió al público fue de duda y desinformación.

Más del 80 por ciento de los documentos internos reconocieron que el cambio climático estaba ocurriendo, mientras que más del 80 por ciento de los mensajes transmitidos al público expresaban dudas sobre la ciencia.

Esos mensajes incluyeron anuncios publicitarios colocados todos los jueves en el New York Times entre 1972 y 2001 —muchos de los cuales se centraban en el cambio climático— a un costo equivalente 30.000 dólares actuales por anuncio. En total, estiman los autores, Exxon gastó cerca de 15 millones de dólares promoviendo desinformación sobre la exactitud de la ciencia del cambio climático.

Los autores se refieren a este tipo de propagación intencional de desinformación como la "estrategia del tabaco", en la que una corporación deliberadamente oculta resultados científicos negativos, tal y como hizo la industria del tabaco al suprimir la investigación sobre los efectos perjudiciales del humo del tabaco en la salud humana.

Oreskes dice que no le sorprendió que Exxon haya adoptado la táctica, ya que muchas personas que trabajaban para la industria del tabaco ahora trabajan para o con la industria de combustibles fósiles.

El cambio climático es culpable de unos 60.000 suicidios entre agricultores de la India. Leer más aquí.

Oreskes y Supran estaban especialmente preocupados por lo oportuno de estos anuncios publicitarios, que aumentaron después de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en Río en 1992 y después del Protocolo de Kioto en 1997. "La ciencia del cambio climático es demasiado incierta para mandar un plan de acción que podría hundir las economías en un desorden" se puede leer en uno de los anuncios de Exxon en el Times, publicados poco antes de que el protocolo de Kioto fuera firmado.

Aún no está claro si este estudio generará alguna repercusión legal para Exxon. Lo que sí que está claro es que una de las principales causas de la negación del cambio climático no es la calidad de la ciencia, son las empresas que más se benefician al ignorarlo, afirmaron los investigadores.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs

Más VICE
Canales de VICE