Publicidad
ESPAÑA

'Estos son los tuits por los que me acusaron de enaltecer el terrorismo'

Hablamos con uno de los detenidos en la Operación Araña, un operativo policial que ya se ha saldado con más de medio centenar de detenidos en España por sus afirmaciones y proclamas vertidas en redes sociales.

por Quique Badía
05 Mayo 2016, 7:00am

Arkaitz Terrón posa ante la cámara en el Salto del Nervión, en el País Vasco. (Imagen cedida por Arkaitz Terrón)

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Cuando Arkaitz, abogado de profesión, salió de casa el pasado 13 de abril nunca habría imaginado que la mitad de ese día se lo pasaría en una comisaría de la Guardia Civil. Iba con su atuendo de siempre: traje y corbata. Y puntual, como siempre, a las 9 en punto en el portal de su piso de Barcelona, se encontró de cara con cuatro agentes de paisano del instituto armado.

"De entrada no te los crees. Cuatro tíos con pintas, en la puerta de tu casa y que te piden el DNI. Lo que crees es que te quitarán la cartera, te darán dos hostias y se marcharán corriendo", explica Arkaitz a VICE News. Se identificaron. Seguía sin creérselo. No fue hasta que vio dos coches camuflados de la policía española, y uno de ellos con luces, que empezó hacerse a la idea de la situación.

"De entrada pensé que se trataba de algún tema relacionado con clientes que, no sé por qué, me habría salpicado. No entendía nada", asegura. Pero cuando le dijeron que estaba acusado de enaltecimiento del terrorismo y de humillación a las víctimas lo tuvo claro: "Vale. Twitter".

Extracto_Sumario.jpg

Extracto del sumario en el que aparece uno de los tuits con un tatuaje de Arkaitz y el motivo por el que creen que constituye un delito de enaltecimiento.

A Arkaitz lo detuvieron en la cuarta fase de la llamada Operación Araña, un operativo policial que ya se ha saldado con más de medio centenar de detenidos por sus afirmaciones vertidas en redes sociales.

Entre las frases de sus tuits se leen algunas del tipo "No entiendo por qué la placa de Carrero no se la ponen los productores de cava. El día que ETA lo hizo volar se descorcharon muchas botellas!". El almirante Luis Carrero Blanco estaba llamado a suceder al dictador Francisco Franco hasta que, en 1973, la organización armada e independentista vasca Euskadi Ta Askatasuna (ETA) acabó con su vida.

Se considera afortunado: a algunos de los arrestados en esta batida se los llevaron agentes encapuchados. A él lo metieron en el coche sin enmanillar.

"Mientras me llevaban el tío me leía los derechos, y entre sus manos tenía papeles con los tuits. Yo ya me lo sabía de memoria, no le hacía mucho caso", sigue contando el imputado. "Le pregunté si llevaban mucho tiempo esperando, y me dijeron que no, que 10 minutos. Se sabían los horarios. 'La Guardia Civil viene con los deberes hechos de casa'", asegura que le dijeron.

Fue un viaje corto. En 10 minutos estaba en comisaría, donde un guardia protestó porque no le habían cacheado antes de traerlo. Esta vez sí que lo hicieron, y le pusieron las esposas.

"El tío me tocó como si quisiera cenar conmigo o algo, y me pusieron las manillas: eso fue en el cuartel, y me llevaron donde estaban los guardias haciendo la instrucción", relata Arkaitz. Duró poco. Cuando empezó la instrucción se las quitaron.

'Para el PP o eres del Opus Dei o eres de ETA'. Hablamos con César Strawberry de Def Con Dos. Leer más aquí.

"El tío [el instructor] iba reseñando todos mis objetos: llevo un llavero con la ikurriña [bandera del País Vasco], dos colgantes, uno con el Ché y otro con la ikurriña. Iba con el kit completo e iban haciendo coñas. Me leyeron cuarenta veces los derechos, y cuando reseñaron todo lo que llevaba encima me quitaron de ahí", continúa la explicación.

Luego lo llevaron a la biblioteca en vez de al calabozo. Le daban agua cuando la pedía y podía ir al lavabo. Asegura que le trataron bien. Arkaitz cuenta que cuando le retiraban los objetos personales los agentes hacían bromas.

"Eran todos de Madrid, ¡Y del Atlético de Madrid! Uno de ellos hasta llevaba una camiseta del equipo. Hablaban de la vuelta a la Champions, que era ese día", afirma.

Después de la instrucción, sobre las dos del mediodía, le dejaron marchar. Algo poco habitual, pues cuando median acusaciones de terrorismo el órgano judicial competencial es la Audiencia Nacional. Cree que sólo necesitaban sus dispositivos móviles.

"No nos llevaron a Madrid a ninguno de nosotros, lo que querían era los teléfonos. A todos nos incautaron nuestros dispositivos. Tuve que comprarme uno porque lo necesito para el trabajo".

Y después de los arrestos, la organización de los detenidos. Arkaitz explica a VICE News que se abrió una cuenta en Facebook adrede para contactar con otros detenidos en la operación. Hace notar a este medio que todos ellos tenían un perfil revolucionario y de izquierdas. Asegura ser defensor de la libertad de expresión, también con la extrema derecha, pero señala la doble vara de medir que ve para los que se sienten partícipes del espacio político con el que el se identifica.

Al ser preguntado por los motivos de su detención, tiene su propia teoría: "después de que desapareciera el terrorismo doméstico la división antiterrorista de la Guardia Civil está mano sobre mano. Tienen que justificar su existencia".

Sigue a Quique Badia en Twitter: @qbadiamasoni

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsES