"Sin mucho sentido" es un disco tributo a Talking Heads hecho por bandas latinas y acá te lo presentamos canción por canción.

Conversamos con Sokio de Ponk Records, el sello que reunió a diez bandas latinoamericanas para hacer covers del grupo de David Byrne. Escúchalo acá en exclusiva para Noisey México.

|
19 Noviembre 2014, 5:56pm

Sokio es el nombre con que todos conocen a un músico chileno que dio vueltas por Brasil, México y Francia hasta llegar al lugar donde echó raíces: Brooklyn, Nueva York. Específicamente Williamsburg, un barrio con tantos detractores como fans y el lugar donde están las oficinas de Vice en Estados Unidos. Desde acá maneja el sello Ponk, dedicado a promover bandas latinas en Estados Unidos y acá fue dónde se le ocurrió por primera vez hacer un tributo a una de las bandas ícono de la gran manzana, Talking Heads.

Sokio lo explica mejor: "Como sello identificamos una realidad, que guste o no guste, esta ahí latente: por mucho esfuerzo que hagamos, el público en Estados Unidos es de habla inglesa y no está muy interesado en "lo latino". Por un lado piensan que es salsa o reggeaton. Ya hay un prejuicio a combatir".

La idea del sello Ponk es promover el indie latinoamericano, alejarse lo más posible de lo que creen acá que es música latina y unir los mundos, juntar los idiomas, acercar los artistas, atraer público: "Pensamos '¿qué puede lograrlo?' y justamente se cumplían los 30 años del Stop Making Sense. Fue un chispazo, una explosión el darnos cuenta que teníamos la respuesta. Y empezamos a tramar el proyecto".

Para los no iniciados, Stop Making Sense'es una película de 1984 grabada por 3 noches consecutivas en un teatro de Hollywood. No es una película-película, es más bien un concierto en vivo. Tiene dos grandes características: está filmada en 35 milímetros, es considerada una de las mejores películas de rock y el audio fue grabado con técnicas digitales. Si no la han visto haganlo ya, es un compendio de los mejores éxitos de Talking Heads con una cinematografía increíble, una banda espectacular y David Byrne siendo el mejor David Byrne. Desde la iluminación hasta el vestuario son un golpe visual de esos que no olvidas más. "El audio original es cien por ciento en vivo y corresponde a cada canción contenida en la película. Esa es la magia, cómo toman lo que ya era genial y dan un paso mas allá" dice Sokio.

Existía el proyecto, existía la aprobación por parte de Talking Heads pero sólo faltaban las bandas latinas que quisieran ser parte de este experimento sonoro: "hay gente de varios lados: Chile, México, Venezuela, Colombia y Puerto Rico. Lo que buscamos era artistas que estuvieran en un buen momento y que creativamente fueran capaces de llevar estos temas a otro lugar. Gente que iba a saltar de alegría al invitarlos a participar. Lo más complicado del proceso fue que nosotros queríamos dirigir la elección de las canciones e invitar al artista a hacer un tema en particular. ¿Me explico? Nosotros les propusimos qué tema hacer".

Bajo esta idea es que Torreblanca de México son los encargados de hacer 'Psycho Killer', o Protistas de Chile entregan una versión punk rock de 'Life During Wartime'. También aparecen El Sueño de la Casa Propia y Entrópica, Ulises Hadjis y Presidente, Sonido San Francisco y Coronel, Miss Garrison, Sokio y Andrés Landon, entre otros.

Quizás lo más importante para los músicos y para los fans, que en este caso son lo mismo: ¿Sabe David Byrne de la existencia de este disco en una era dónde los derechos de autor se compran por Internet?: "Sí, sabe" dice Sokio, "Le enviamos el material a través de su manager directo y él nos dijo que David Byrne está muy honrado".

El disco se llama Sin Mucho Sentido, pero a nosotros nos hace demasiado.