guerras y conflictos

Estados Unidos tiene un serio problema con sus aliados en el norte de Siria

Siria, donde las milicias kurdas han sido las que más y mejor han combatido a ISIS respaldadas por EEUU, se ha convertido ahora en el escenario de combates entre éstas y la alianza formada por el ejército turco y rebeldes sirios, también aliados de...
31 Agosto 2016, 10:35am
Una columna de blindados se dirige de la base de Karkamis, en la provincia turca de Gaziantep, el 27 de agosto de 2016. (Umit Bektas/Reuters)

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El ejército de Estados Unidos ha hecho repetidos llamamientos para detener los enfrentamientos entre turcos, rebeldes sirios y combatientes kurdos en el norte de Siria. La administración Obama ha lanzado estas súplicas mientras Turquía, aliado de la OTAN, avanza cada vez más por suelo sirio dando apoyo a una coalición de grupos rebeldes.

El avance turco, que inicialmente estaba concebido para combatir a los combatientes yihadistas de Estado Islámico, ha provocado que hayan saltado las diferencias entre los aliados estadounidenses sobre el terreno, después de un incidente que ha enfrentado a turcos y kurdos.

El Pentágono ya ha desmentido haber apoyado el ataque de los turcos y de los rebeldes sirios contra las tropas kurdas, otro de los proverbiales aliados de Estados Unidos en la zona. De hecho, la sede militar estadounidense también ha proclamado que "los enfrentamientos son inaceptables y que son una fuente de profundas preocupaciones".

En las últimas horas, Estados Unidos informó haber conseguido una tregua entre ambas partes, hecho que el ministro turco para la Unión Europea, Omer Celik, se ha encargado de desmentir. El diplomático turco ha dicho: "No aceptamos bajo ninguna circunstancia ... un " compromiso o un alto el fuego alcanzado entre Turquía y elementos kurdos".

Turquía se escuda en Estado Islámico para frenar la expansión kurda en el norte de Siria. Leer más aquí.

Estados Unidos ha suministrado cobertura aérea para proteger el avance turco por el norte de Siria — una operación a la que se ha bautizado como Escudo del Éufrates —. Según han declarado los turcos la operación pretende desplazar a los guerrilleros yihadistas de Estado Islámico lejos de su frontera con Siria y detener, igualmente, la expansión del territorio controlado por los kurdos.

El problema es que los combatientes kurdos también son aliados de Estados Unidos, además de los líderes de las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF, por sus siglas en inglés) — uno de los aliados fundamentales en la lucha contra Estado Islámico.

El departamento de Defensa estadounidense se desmarcó de los enfrentamientos y de cualquier vínculo con los bombardeos orquestados por los turcos. Según una organización independiente que rastrea los atentados en Siria, la intervención de las tropas de Erdogan habría asesinado a 40 civiles este domingo.

Los turcos insisten en que los muertos son combatientes kurdos. Los bombardeos se desataron después de que los combatientes kurdos tendieran una emboscada a sendos tanques turcos. El ataque se habría saldado con la muerte de un militar turco.

"Estados Unidos no ha participado en los ataques, que jamás fueron coordinados con nuestras fuerzas y que nosotros no apoyamos", ha comentado el portavoz del Pentágono Peter Cook. "Lamentamos las bajas que han provocado los enfrentamientos y ya hemos transmitido nuestras condolencias al ejecutivo turco por la aparente muerte de uno de sus soldados".

Cook aprovechó para hacer un llamamiento a los turcos, los kurdos y los rebeldes sirios para que "depongan las armas inmediatamente" y disuelvan el conflicto para concentrarse en su auténtica misión, que no es otra que derrotar a los combatientes yihadistas de Estado Islámico.

Northern — Charles Lister (@Charles_Lister)August 27, 2016

Ahora en el norte de Alepo:

La CIA/El Departamento de Defensa de EE-UU y las tropas turcas apoyadas por la coalición rebelde FSA (Ejército Libre Sirio)

Contra

Las SDF (Fuerzas Democráticas Sirias) y las facciones anti Estado Islámico

Igual: A un lamentable desastre.

Sucede que las distintas facciones enfrentadas en la guerra de Sira tienen objetivos distintos, y que Estados Unidos se enfrenta ahora a una diseminación de lo que ya era una coalición muy precaria de fuerzas sostenidas por prioridades extremadamente controvertidas.

La semana pasada ya se desataron los conflictos debido a la dependencia de la administración Obama de las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF en sus siglas inglesas), que son sus principales combatientes en el terreno contra Estado Islámico.

Sucede que las SDF están fundamentalmente dirigidas por las Unidades de Protección Popular (YPG), nada menos que la franquicia siria del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), la guerrilla de los kurdos en Turquía, y una formación que tanto Estados Unidos como Turquía tienen proscrita desde hace años por considerarla una organización terrorista.

Estados Unidos ha respaldado por aire el avance por tierra de las SDF. Estas no tienen otro objetivo que desterrar a los combatientes yihadistas de Estado Islámico de ciudades estratégicas sirias como Manbij. Sin embargo los turcos no quieren que los kurdos se queden en esas ciudades, puesto que temen que se aprovechen del vacío de poder en la zona para ampliar sus territorios autónomos. Los turcos temen que si los kurdos desplegados en Siria obtienen un estatus cercano a la independencia, pues que entonces los turcos kurdos — a quienes les enfrenta una sangrienta guerra civil no declarada en el sur de Turquía desde hace décadas— querrán lo mismo.

De Aylan Kurdi a Omran Daqnish: 6 millones de niños sufriendo en Siria y el mundo les ignora. Leer más aquí.

El viceprimer ministro turco, Numan Kurtulmus ha declarado que el objetivo del Escudo del Éufrates se ha propuesto impedir que los kurdos logren formar un pasadizo de punta a punta de Siria.

"Si ello llega a suceder, entonces querrá decir que Siria ha sido dividida", ha comentado el turco a AFP.

Otros observadores internacionales han criticado el deterioro de la situación al norte de Siria a través de las redes sociales.

predictable (& widely predicted) result of a Tactical Gains Against IS 1st, Worry About Syria's Future Later policy: — Noah Bonsey (@NoahBonsey)August 29, 2016

Como era previsible — y había sido ampliamente previsto — la primera preocupación en Siria sigue siendo los avances estratégicos contra Estado Islámico. Preocuparse por el futuro de Siria viene después.

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsES