Actualidad

Ambientalistas, feministas, profesores y más: ¿quiénes son los que van a parar este 21 de noviembre en Colombia?

Las razones por las cuales se protestará este jueves 21 de noviembre varían: distintos grupos con diversas demandas participarán del paro. Hablamos con algunos de ellos sobre sus motivaciones.

por Santiago Cembrano
21 Noviembre 2019, 3:02pm

El paro nacional convocado para el jueves 21 de noviembre en toda Colombia va a ser masivo –en Bogotá, según reportó CM&, la Asociación de Educadores espera que se movilicen alrededor de 2 millones de personas–. Hace mucho no se sentía tanta efervescencia en las calles, en las conversaciones, en las redes sociales. A muchos los invita a salir a las calles un descontento general con el rumbo del país y con cómo el presidente Duque lo está dirigiendo; sin embargo, en la marcha habrá distintos grupos y motivaciones.

A veces se habla de las protestas como si todos los que participan en estas fueran una masa homogénea. Es una mirada gruesa: “los manifestantes”. Pero siempre hay heterogeneidad al interior de la protesta, varios colectivos con demandas y exigencias que pueden coincidir o pueden divergir. Y tener esto en cuenta ayuda a entender mejor la dinámica del paro del 21 de noviembre. Ahí está su potencia: no solo en que mucha gente salga a la calle, aunque eso es importante, sino en que diversos sectores sociales se organicen y articulen para parar.

El número de grupos que participará en el paro es difícil de estimar, así como es difícil identificar todas las causas alrededor de las cuáles se agrupan. Sí es posible destacar las principales: el llamado paquetazo del presidente Duque, que incluiría una reforma laboral y una pensional; la muerte de al menos ocho niños en un operativo militar en el Caquetá; la muerte de varios líderes sociales y excombatientes; la represión que ha enfrentado el paro por parte del Gobierno desde que fue anunciado; y un descontento general con el estado de las cosas. Dentro de la multiplicidad de razones y motivaciones que se ponen de manifiesto en una marcha, conversamos con algunos grupos y colectivos, que tienen distintas razones y objetivos, para entender una parte de las múltiples identidades de este paro.

1574347015675-el-paro-suena-2
Imagen cortesía El Paro Suena.


El Paro Suena
Músicos, periodistas musicales, mánagers y más personas que han trabajado alrededor de la música se han unido para consolidar El Paro Suena. Un portavoz, que asumió la vocería general del movimiento y pidió no ser identificado, manifestó que “las marchas históricamente han sido una acción de participación ciudadana que permiten el fortalecimiento y robustecimiento de las democracias. Y debido a la coyuntura nacional nos sentimos en la obligación de manifestarnos de forma pacífica y propositiva”. Así, invitan a participar en El Paro Suena a “todos los que se quieran unir a una marcha pacífica en donde cantaremos y bailaremos; sobre todo, a aquellos que crean que la vida de todos es sagrada”. El Paro Suena saldrá en Bogotá del Parque de los Hippies (carrera 7 con calle 60) desde las ocho de la mañana. En el Parque Nacional recibirán a las Chirimías del Cauca y de ahí saldrán al Planetario. Sobre lo que los motiva a salir, cuentan que consideran necesario “unirnos como sector, en especial al tema de la implementación (o no) del acuerdo de paz”. Con estas acciones, el impacto que esperan generar es “unir a la gente en una fiesta de protesta pacífica, una marcha contundente en contra de todo lo que debe cambiar, pero con la música y la alegría”.

1574347069775-madres-por-la-paz
Imagen cortesía Madres por las Paz.


Madres por la Paz
Las madres que hacen parte de este colectivo se conocieron en primer lugar, en Facebook (Geek Moms). Luego, tras la noticia del pasado 6 de noviembre, que reportó al menos ocho niños muertos durante el bombardeo al campamento de ‘Gildardo Cucho’, de las disidencias de las Farc en el Caquetá, un nuevo propósito cobró relevancia. “Surgió la iniciativa de hacer algo desde el ser madres: conectarnos con el dolor de otras madres que están perdiendo a sus hijos en el conflicto”, dice Laura Valdés, educadora por la paz, que habla en nombre de Madres por la Paz. La convocatoria para hacer parte del paro nacional ha tenido lugar sin filiación política. Sin embargo, Valdés aclara que son conscientes de su privilegio (viven en Bogotá, trabajan y han tenido acceso a educación), y que hay mujeres en los espacios rurales de Colombia que viven en condiciones terribles, pero resalta que, a pesar del privilegio, sus hijos también crecen en la injusticia. Por eso se manifestarán frente a las políticas del Estado que no evitan que los niños sean reclutados para la guerra o que mueran en bombardeos. No pararán por algo particular, sino contra toda la guerra: “No queremos seguir pariendo y criando hijos en la guerra”, afirma Valdés. “Somos madres, pero eso va más allá del amor. También construimos y sostenemos”. Este jueves, las Madres por la Paz caminarán en silencio, e incluirán prácticas de meditación y danza en movimiento. Valdés también cuenta que han recibido ataques durante la convocatoria que han hecho, pero resalta que están vibrando con amor. “Marchamos desde el amor y la resistencia. Nos juntamos en el amor y en el reclamo: queremos mayor justicia y queremos tejer red”, dice Valdés. Madres por la Paz también recibe a abuelos y padres, aunque su foco es la maternidad.

1574347112959-planeta
Imagen cortesía, Paro por el Planeta.


Paro por el Planeta
Un grupo de ciudadanos con intereses alrededor del medio ambiente contactó a Juan Carlos Losada, Representante a la Cámara por el Partido Liberal, que en 2016 logró que se aprobara la Ley 1774 de 2016, que declara a los animales como seres sintientes y en los últimos años se ha dedicado al activismo por la paz; junto a él y otros grupos ambientalistas generaron una convocatoria que se fue ampliando y que los reunió finalmente el pasado fin de semana para definir un plan de acción. Así surgió el movimiento de Paro por el Planeta. “Concluimos que queríamos crear un espacio pacífico y seguro para salir a marchar donde, además, podamos tener un mensaje claro y dirigido al ministro Lozano. Por eso decidimos reunirnos a las doce del día. frente al Ministerio de Ambiente para una verbena callejera por el planeta”, explica Gabriela Jaramillo, representante del movimiento Juventud por la Tierra. Desde Paro por el Planeta enlistaron “21 razones para el paro del 21”: entre estas que la preservación de la biodiversidad sea una prioridad para el Gobierno y el país, que se extiendan las zonas protegidas del Amazonas, contra la implementación de aspersión con glifosato para mitigar cultivos ilícitos, contra las políticas extractivistas que privilegian la minería sobre las fuentes hídricas, contra los plásticos de un solo uso y la contaminación que generan, por la protección del Páramo de Santurbán, contra el asesinato de líderes sociales, por la protección de los páramos y glaciares, del caimán aguja, los tiburones y más.
El impacto que quieren lograr con el paro del jueves es “interrumpir las jornadas de trabajo del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible para que nos escuchen y conozcan nuestras peticiones y reclamos. Queremos un paro coherente con nuestros valores, sin violencia ni agresión. Habrá un micrófono abierto para que todos podamos participar, a modo de festejo, por la convocatoria del gran movimiento ambientalista”, explica Jaramillo Distintos movimientos y organizaciones hacen parte de la gran convocatoria ambientalista: Juventud de la Tierra, Extintion Rebellion, Green Peace, Fridays for Future, Cumbres Blancas, Plasticómanos, Bomba Estéreo y Pernett. Desde entonces se han ido sumando más: Censat Agua Viva - Amigos de la Tierra Colombia, Pacto x El Clima y Life & Peace Engagement Foundation (LiPEF); Ecstatic Dance Colombia y Culture United Sound System apoyarán la movilización ambientalista desde la música, el baile y la conciencia. También hay ciudadanos independientes.

1574347142008-ola-morada
Imagen cortesía La Ola Morada.


La Ola Morada
Distintos colectivos feministas se unirán en el Planetario para formar la Ola Morada. Vanessa Daza, de Siete Polas, uno de esos colectivos, cuenta que apoyan el paro, por lo menos, por cuatro razones. “La primera es que sentimos que en este Gobierno nuestros derechos, los de las mujeres, no están garantizados”, explica Daza, y presenta como pruebas el silencio del Estado frente a los feminicidios, las barreras que enfrentan las mujeres para poder ejercer el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo, las alianzas del ente gubernamental con grupos religiosos fundamentalistas y la falta de disposición para reducir el desbalance que plantea a las mujeres como las encargadas de la mayor parte del trabajo de cuidado del hogar y la familia. “La segunda razón es el incumplimiento de los acuerdos de paz. El conflicto armado tiene consecuencias para todos, pero tiene consecuencias diferenciales y atroces para las mujeres”, añade. En el conflicto armado el cuerpo de las mujeres suele ser utilizado como un arma de guerra, por lo que solamente en cuanto se implementen las medidas de justicia de los Acuerdos de Paz –en particular la JEP– las víctimas podrán tener verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición. “La tercera razón es que el Gobierno ha sido incapaz de proteger a los y las líderes sociales, cuyos asesinatos sistemáticos vienen incrementándose desde los Acuerdos de Paz. Criticamos la indolencia del Gobierno y le atribuimos a este la muerte de al menos ocho niños en un operativo militar en el Caquetá”, continúa Daza. Finalmente, dice, la cuarta razón es la defensa de la protesta social, un derecho social y una herramienta fundamental para los movimientos sociales, incluyendo el feminismo. “Yo, Vanessa Daza, he sido testigo del uso desproporcionado de la fuerza contra personas que ejercen pacíficamente su derecho a la protesta, y criticamos eso. Para nosotras marchar también es defender nuestro derecho a movilizarnos pacíficamente por las causas que consideramos justas”.
El plan de Siete Polas para el paro del jueves “es encontrarnos las colectivas feministas en el Planetario, vestidas de morado para hacer la ola morada. Esperamos unir las voces de todas las sectores sociales que se oponen a las medidas de este Gobierno y a las feministas que se oponen a la falta de protección de los derechos de las mujeres por parte de este Gobierno, y que todo eso se dé de manera pacífica pero contundente”.

1574347209309-profes
Imagen cortesía Profes al Paro.


Profes al Paro
Las profesoras Alejandra Soriano y Ángela Cruz han coordinado, para movilizarse este jueves, Profes al Paro, es un grupo conformado, en su mayoría, por profesores de universidades privadas, pero también se les han unido estudiantes e investigadores. Se movilizan por cuatro razones: la primera, explica Soriano, es “la reforma laboral, que, aunque el Gobierno diga que es una mentira sabemos que está en curso y tendría como consecuencia la precarización de los trabajadores”. Para Profes al Paro, merecen trabajar en condiciones dignas y que les permitan vivir de manera justa. La segunda razón es “la reforma pensional, que propone la privatización de Colpensiones y reducirla por debajo del salario mínimo”. Soriano cita el caso de Chile como un ejemplo de las consecuencias nocivas que puede tener privatizar las pensiones. La tercera razón por la que se movilizan es para reclamar “que se implementen y se cumplan los Acuerdos de Paz que se firmaron con garantías de cuidado y protección para la vida”. Para Soriano, los asesinatos de líderes sociales y excombatientes en distintas regiones del país están ligados directamente con el incumplimiento de los Acuerdos. La cuarta razón es que están “en contra de la criminalización de la protesta social, vamos a ejercer nuestro derecho a salir a manifestarnos y reclamar, y el de nuestros estudiantes”.
Desde Profes al Paro esperan lograr un movimiento colectivo, “encontrarnos en la calle con muchas organizaciones y sectores. La fuerza está en lo colectivo. Queremos manifestarle al Gobierno que el poder no es como lo quieran implementar. Exigimos que se respete la voluntad del pueblo, desde sus diferentes lugares. Esto se está conformando también como una red colectiva de cuidado para entre todos estar pendientes”.

1574347272156-trans
Imagen cortesía Red Comunitaria Trans.


Red Comunitaria Trans
Las maricas y las putas también pararán este jueves 21 de noviembre. Así lo afirman, con énfasis, desde la Red Comunitaria Trans. “Nos encontramos en un momento de retroceso en materia de los derechos alcanzados para las personas trans y los sectores LGBI”, señala la organización. Esto, en parte, se lo atribuyen al Gobierno de Duque, “autoritario, de derecha, abiertamente anti-LGBT”, pero también lo ven como el resultado de un proceso histórico de discriminación “hacia aquellas personas disidentes del hetero-cis-patriarcado, un proceso de persecución a aquellxs que nos atrevimos a ser dueñxs de nuestros cuerpos, de nuestro sexo, de nuestro culo… dueñxs de nuestra vida y libertad”. Así, las razones por las que la Red Comunitaria Trans se manifiesta este año no son nuevas: luchan por su dignidad y sus derechos. Sin embargo, sí resaltan que “este año las condiciones no son las mismas del año pasado, pues el aumento de las violencias hacia las personas LGBT y el vergonzoso crecimiento de homicidios a líderes sociales nos pone bajo un riesgo inminente”. En síntesis, la Red Comunitaria Trans marchará este 21 de noviembre por garantizar sus derechos. “Por los líderes y lideresas asesinados, por el derecho a vivir en un país que defiende a la naturaleza por encima del dinero extranjero, por el derecho a habitar la calle, por el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos, por el derecho a la educación de todos los colombianos, por la libertad de expresión y por el derecho humano de ser como se nos dé la gana y no morir por ello”. Invitan a quien no tenga parche a unirse a su movilización; el punto de encuentro será en la Red Comunitaria Trans (Calle 21 # 16a-66).

1574347324358-mangueria
Imagen cortesía Manguería.


Manguería “¿De qué me hablas, viejo?”
A lo largo y ancho del mundo habrá distintas manifestaciones de colombianos que apoyan el paro desde otros países. Una de ellas tendrá lugar en Madrid, España, donde un grupo de amigos estará por tres horas en la Puerta del Sol invitando a los transeúntes a conversar con ellos sobre lo que pasa en Colombia. “No es algo formal ni institucional. Con Daniel, mi amigo y compañero de piso, veníamos hablando de cómo nos sobrecogían las noticias y estar lejos. También pensábamos en cómo podíamos participar desde la distancia y con un alcance que es más simbólico. Queremos motivar la conversación”, cuenta Camilo Mutis, uno de los participantes y líderes de esta iniciativa. Para lograr motivar el diálogo van a imprimir noticias sobre la coyuntura reciente de Colombia para que los que participen en la dinámica puedan intervenirlas con escritos, dibujos o lo que sea. “Nos parece una manera simbólica de manifestar el apoyo al paro, de rechazar lo que ha pasado en Colombia y de tener una imagen compuesta entre todas esas intervenciones que muestren el resultado de esa conversación”, añade Mutis. Como gancho, para que más gente se interese en conversar con ellos, regalarán mango. Mutis celebra que, aunque solo han difundido la iniciativa por sus redes sociales, “varios colombianos conocidos se han sumado a hablar o a picar mango”. Mutis también agregó que otra manifestación formal en Madrid, más grande que su iniciativa, tendrá lugar a las siete de la noche en la Puerta de Alcalá.

1574347399036-Captura-de-pantalla-2019-11-21-a-las-94300-a-m
Imagen cortesía Paro Chapola.


Movimiento social y sindical
Diversos movimientos sociales y sindicales se encontraron el pasado 4 de octubre en Bogotá para plantear sus razones para parar. Este “Encuentro Nacional de Emergencia del Movimiento Social y Sindical” es presidido por el Comando Nacional Unitario (CUT, CGT, CTC, CPC), COS, Cumbre Agraria, Aconalferros, CRIC, UNEES, ACREES, y contará con la participación de más de 100 organizaciones sociales y sindicales. Principalmente, el movimiento social y sindical se moviliza contra el “paquetazo de Duque”, las reformas laborales y pensionales que el gobierno de Iván Duque buscaría implementar siguiendo las directrices de la OCDE. “Ambas reformas lo que buscan es empeorar las condiciones de los trabajadores, pretenden aumentar las ganancias de los empresarios a costa de la disminución del valor de la mano de obra, garantizar el fortalecimiento de los fondos privados de pensiones a costa de eliminar o marchitar Colpensiones, en suma, salvaguardar los intereses del capital financiero especulativo en cabeza de Luis Carlos Sarmiento Angulo”, señala un comunicado oficial. Asimismo, esgrimen como razón para parar “el incumplimiento por parte del Gobierno de los acuerdos firmados con los sindicatos estales y Fecode”. Este movimiento también exige el cumplimiento de los acuerdos de paz para que se detengan los asesinatos de excombatientes y líderes sociales. Por lo anterior y más, se unen para parar el 21 de noviembre “con el fin de derrotar las intenciones del Gobierno de seguir destruyendo al país, la paz, y los elementales derechos de los trabajadores y el pueblo”.

Sigue a Santiago Cembrano en instagram