Publicidad
Actualidad

¿Quieres ganar plata siendo YouTuber? Acá te decimos cómo

Ganar miles de dólares al mes posteando videos de YouTube o fotos en Instagram es la ciencia de nuestros tiempos. Es muy jodido, pero, de acuerdo a lo que pudimos documentar, así es como se hace.

por Lorenza Betancourt
25 Enero 2019, 3:30pm

Capturas de pantalla vía YouTube.

Artículo publicado por VICE Colombia.


Los YouTubers y los Instagrammers no son una cosa nueva. Sin embargo, para muchos de nosotros es un mundo que conocemos pero en el que no estamos sumergidos y del que no entendemos su magnitud. Del que no entendemos tal vez nada.

Para la Generación Z —los que nacieron entre mediados de los 90 y mediados de los 2000— e incluso para la generación después de ellos, los YouTubers y los Instagrammers son un producto de consumo diario y predilecto. Al punto de que ser YouTuber, por ejemplo, ya es un oficio al que muchos niños aspiran. Según Bloomberg, uno de cada tres niños en el Reino Unido entre los 6 y 17 años quieren ser YouTubers de tiempo completo.

Esas cifras varían, ya que hay otros estudios menos alarmantes, pero sí es cierto que cada vez más niños y adolescentes sueñan con ser celebridades de internet. Pero lograrlo en la realidad no es nada fácil: según un estudio de la Universidad de Ciencias Aplicadas en Offenburg, Alemania, solo el 3 por ciento de las personas que intentan ser YouTubers ganan más de, aproximadamente, 1.000 dólares al mes.

Aún así, son miles de personas las que buscan e intentan monetizar sus publicaciones en todas las redes sociales. En el caso de Twitter, Snapchat y Facebook, ganar dinero es más literal y directo: hay que ser famoso o reconocido para que una marca decida pagar para salir en la foto, el video o el tweet de una cuenta específica. O si no, la otra forma es vender directamente un producto o servicio propio a través de esas redes sociales.

Pero en YouTube e Instagram el camino a hacer dinero tiene más matices.

Es medio imposible, es extraño, es nuevo e incomprendido, pero si su sueño es ser un YouTuber o un Instagrammer acá le explicamos cuál es el camino que hay que seguir. O simplemente lea y dese cuenta qué es lo que hace la gente para llegar a ganar miles de dólares por una foto.

Advertencia antes de que comencemos: por supuesto, como en todo, estos pasos son los que hay documentados, son meras instrucciones. Para ser un YouTuber, tipo Germán Garmendia, hay que tener un algo, un no sé qué, un pequeño talento diferencial del que quizás él mismo no pueda dar cuenta.

Siendo así las cosas, arranquemos.

YouTube

Ganar dinero en YouTube es un deseo tan popular que hay incluso videos en YouTube hechos por YouTube explicando cómo hacer plata en YouTube.

En resumen funciona así: primero hay que tener una audiencia activa, es decir, un número importante de usuarios que sigan los videos con frecuencia. Luego hay que aplicar al YouTube Partner Program (YTT), el grupo al que pertenecen los usuarios que hacen plata. Para ser aceptado hay que cumplir tres requisitos: que el canal tenga al menos 1.000 suscriptores, que la suma total de horas vistas por otros usuarios sea mínimo 4.000 y que el contenido de los videos se ajuste a las políticas de YouTube.

Una vez aceptado en el YTT se habilita la opción de que salgan avisos y comerciales en los videos y de esa manera se empieza a hacer dinero. Pero no es fácil. YouTube paga por clics y por "impresiones" de los comerciales y avisos, pero la plata empieza a aumentar de verdad después de las 1.000 vistas de un aviso. El cálculo es más o menos un dólar por cada 1.000 vistas. Pero eso puede variar mucho y depende en últimas de la discreción de YouTube, que a la hora de pagar tiene en cuenta cosas como el país donde se ven los videos, el público que los ve, si los anuncios se ven completos o no, cuánto dinero pagaron los anunciantes, en fin. Así que el cálculo de 1 dólar por 1.000 vistas no es una regla. En cualquier caso, YouTube empieza a desembolsar dinero después de que superen los 100 dólares acumulados.

Algunos consejos para lograrlo más rápido: apuntarle a una audiencia definida, a un nicho, eso hace que el canal sea interesante para patrocinadores específicos; y lograr hacer contenido frecuente que sea realmente atractivo para la audiencia. De ahí en adelante solo queda empezar a ser famoso para que haya patrocinadores que hagan el contacto directo para que su producto o marca sea el protagonista de un video. De esa manera, si un YouTuber estima que uno de sus videos tendrá 10 millones de vistas, puede empezar a cobrar el video patrocinado por más de 10.000 dólares, dependiendo de su audiencia.

Actualmente, algunos de los YouTubers que ganan más dinero haciendo videos son, por ejemplo, PewDiePie, la cuenta que hasta la fecha tiene el mayor número de suscriptores —82 millones— y cuya red de videos hizo 15,5 millones de dólares en 2018. Sin embargo, no es la cuenta de YouTube que más ganancias hace a pesar de ser la que tiene más suscriptores. Ese puesto se lo lleva un niño de siete años, Ryan, que con ayuda de sus papás hace videos en los que juega con juguetes y hace reseñas de esos juguetes. En 2018 el canal de YouTube Ryan ToysReview hizo 22 millones de dólares, en parte gracias a la línea de ropa y de juguetes propia de Ryan que se vende en Walmart.

En el caso de los latinos, HolaSoyGerman es el que más hace dinero en YouTube, se gana unos 43.000 dólares al mes con sus videos. Y Yuya, tal vez la YouTuber mexicana más famosa, gana unos 18.000 dólares al mes

Instagram

En Instagram se complica un poco más. A diferencia de YouTube, Instagram no tiene un sistema directo de publicidad que permita hacer plata solo permitiendo que los comerciales aparezcan. En Instagram son las empresas las que les pagan directamente a las cuentas que ellos escogen por hacer publicaciones con sus productos.

Por eso, lo primero que hay que hacer en Instagram es volverse relevante, “famoso”, un “influencer”. Para eso no es necesario tener millones de seguidores, según las decenas de páginas que aconsejan cómo ser influencer, lo que hay que tener son seguidores reales —no cuentas falsas— que pertenezcan a un nicho —gente que consuma productos de belleza o cuyo interés sean los viajes o los deportes, por ejemplo— y que participen activamente en las publicaciones. Solo ese tipo de cuentas son las que le interesan a los que ponen la plata.

En el momento en que una cuenta se vuelve importante dentro de un nicho, los patrocinadores llegan sin tener que llamarlos. Sin embargo, también hay maneras de buscar patrocinadores. La primera opción es contactar directamente a las empresas y ofrecerse como un “influencer”. La segunda opción es recurrir a los “mercados” de influencers. Heartbeat, Tribe Group, Grapevine, Shoutcart, iFluenz son algunas de las páginas que permiten postular el perfil de Instagram dentro de una base de datos para que otras empresas lo encuentren. Cada página maneja un sistema distinto: algunas piden un número mínimo de seguidores, otras no, pero el resultado ideal siempre es el mismo: ser contactado por una marca para ofrecer un producto en una publicación de Instagram a cambio de dinero.

Hay una tercera forma, pero es tal vez la más complicada, y es ser un “afiliado” en lugar de un “influencer”, eso implica ofrecer un producto a través de un link —lo que ya es complicado en Instagram— y ganar una comisión según el número de personas que compre ese producto a través de ese link. La última opción, y la más obvia, es vender cosas propias: vender las fotos publicadas en Instagram o vender productos propios.

Las personas que más hacen dinero en Instagram son personas que ya son celebridades. Kylie Jenner, por ejemplo, es tal vez la que más recibe dinero por publicación patrocinada —alrededor de un millón de dólares—, en la lista también están Beyoncé, Selena Gómez, Cristiano Ronaldo, Justin Bieber y Messi. Ninguno gana menos de 500.000 dólares por publicación.

Pero también hay personas que se han vuelto celebridades de Instagram y que hacen dinero con sus publicaciones. Tres de los instagrammers que más ganan dinero son Danielle Bernstein, con su cuenta de We Wore What que cobra entre 8.000 y 20.000 dólares por publicación; Zoe Sugg que cobra unos 16.000 dólares por publicación; y Huda Katta, que en su cuenta Hudabeauty cobra 33.000 dólares por publicación.

Por supuesto, como en todo, estos pasos son los que hay documentados. Para ser un YouTuber, tipo Germán Garmendia, hay que tener un algo, un no sé qué, un pequeño talento diferencial.