Política

Cuba y Estados Unidos reabren sus embajadas tras 54 años

Es un importante paso simbólico y diplomático en la reanudación de sus relaciones, las cuales se encuentran en pleno proceso de deshielo tras décadas de distancia y enemistad.
20 Julio 2015, 4:30pm
Imagen vía AP

Cuba y Estados Unidos reabrieron hoy sus respectivas embajadas en sendos países, dando un importante paso simbólico y diplomático en la reanudación de sus relaciones, las cuales se encuentran en pleno proceso de deshielo tras décadas de distancia y enemistad.

Una numerosa delegación cubana encabezada por su canciller Bruno Rodríguez realizó hoy una importante ceremonia en Washington, donde se izó la bandera del país isleño en un mástil ubicado en el jardín del edificio.

Video of the Cuban flag being hoisted above the embassy for the first time in decades pic.twitter.com/L1j1tWPP5f

— nuclear iran victim (@samknight1) July 20, 2015

Video de la bandera cubana ondeando en la embajada en Washington, por primera vez en décadas, vía @samknight1

Por su parte, representantes estadounidenses reinauguraron su embajada en La Habana en un sencillo evento, tras décadas de funcionamiento como oficina de negocios. La embajada estadounidense no izará su bandera aún, algo que no es indispensable, hasta que el secretario de Estado, John Kerry, pueda viajar a la isla para darle el peso simbólico pertinente.

Se espera que Rodríguez y Kerry den una inédita conferencia de prensa esta tarde desde el propio departamento de Estado en Washington.

En Imágenes: La Habana antes de la inminente llegada de empresas extranjeras. Leer más aquí.

Tras las reaperturas, las cuentas de Twitterde ambas oficinas han adoptado el nombre de embajada, puesto que antes actuaban como simples delegaciones oficiales.

Como hoy oficialmente somos la Embajada de EE.UU. en Cuba, nuestro nuevo nombre en Twitter es — Embajada EE.UU. Cuba (@USEmbCuba)julio 20, 2015

Check change of profile at @SeccionCubaUS. We are now — EmbaCuba_EEUU (@EmbaCubaUS)julio 20, 2015

"Chequea el cambio de perfil en @SeccionCubaUS. Ahora somos @EmbaCubaUS"

El deshielo en las relaciones bilaterales dio su primer paso el 17 de diciembre de 2014 cuando ambos presidentes anunciaron mediante respectivos discursos televisados que reanudarían las relaciones entre sus países tras un estancamiento de 56 años.

En aquel momento ya se anunció el deseo de reabrir las embajadas. Distintos medios y analistas asignaron al Papa Francisco un rol fundamental como mediador entre las partes.

"Este es un encuentro histórico", dijo el presidente estadounidense, Barack Obama, en la reunión que mantuvo con Castro en la última Cumbre de las Américas, el 11 de abril.

Obama y Castro fueron los primeros presidentes de Estados Unidos y Cuba en mantener una reunión en más de medio siglo. Su inmediato antecedente fue la mantenida entre el dictador Fulgencio Batista y el presidente Dwight Eisenhower, también en Panamá, en 1956.

Tras el encuentro de Obama y Castro en la Cumbre, el presidente estadounidense propuso al congreso de su país excluir a Cuba de la lista negra de países que dan apoyo el terrorismo. La iniciativa fue corroborada el 29 de mayo y fue considerada como un paso previo al restablecimiento de las sedes diplomáticas.

Tanto el presidente de EEUU como el de Cuba ratificaron el 1 de julio un acuerdo para reabrir sus embajadas cuando intercambiaron cartas en un encuentro entre funcionarios de ambos países.

La reaperturas de las sedes es un nuevo y significativo paso que acerca posiciones para el gran objetivo cubano: el levantamiento del histórico embargo estadounidense que pesa sobre la isla desde 1962.

Barack Obama pidió a su congreso, controlado por los republicanos, avanzar para acabar con dicha medida. "Ciertamente [el embargo] no funcionó y no funcionó en los últimos 50 años. Hizo q la vida del pueblo cubano fuera peor", declaró en relación al asunto.

Raúl Castro publicó en ese momento una declaración oficial a través del periódico cubano Granma en la que afirmaba que "no podrá haber relaciones normales entre Cuba y Estados Unidos mientras se mantenga el bloqueo".

"Las elecciones en Estados Unidos son el año que viene. El Congreso es el único que puede derogar el embargo dado el entramado de leyes que lo nutren y que lo han ido endureciendo progresivamente durante todos estos años. Hasta que no quede conformado el nuevo congreso y se elija nuevo presidente de Estados unidos, el levantamiento del embargo quedará pendiente", dijo Sergio Maydeu-Olivares, analista de relaciones Internacionales y conflictos, a VICE News.

"Lo que si es posible es que Obama continúe realizando algunas concesiones económicas, haciendo uso de sus prerrogativas y eliminando sanciones", agregó.

En los últimos meses, desde Europa se han dado pasos en este sentido.

El presidente francés François Hollande visitó la isla en mayo, y declaró que "es posible que Cuba tenga por fin intercambios con el resto del mundo". Hollande destacó que desde 1991 Francia ha votado a favor del levantamiento del embargo contra Cuba en la Asamblea General de la ONU. "La UE tiene que dar un paso adelante", consideró Maydeu-Olivares al respecto.

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea abordarán este lunes el estado de las negociaciones entre la UE y Cuba para normalizar las relaciones, a petición de España.

Al ser consultado Maydeu-Olivares sobre cuales serán los pasos siguientes, opinó que "habrá que ver cómo se desarrolla el cierre de la cárcel de Guantánamo, que ha sido un compromiso de Obama al asumir como presidente".

Si bien la prisión no es la prioridad para la agenda de las relaciones bilaterales, forma parte permanente de la estrategia de defensa cubana a las acusaciones sobre violaciones de derechos humanos a su gobierno.

"Y el último eslabón, para lo cual habrá que esperar mucho más tiempo, será encarar la disputa de ese territorio ocupado por la base militar estadounidense en la mayor isla de las Antillas", agregó Maydeu-Olivares.

En relación a la llegada a Cuba de empresas extranjeras y sobre todo norteamericanas, el analista destaca que "habrá que ver cuál es la actividad real de las áreas de negocios de cada embajada".

"El transito de personas entre ambos países puede también generarle a Castro situaciones ambivalentes: por un lado provocarán un importante ingreso de divisas en forma de remesas, pero por el otro, permitirán un mayor flujo de entrada y salida de la isla de la disidencia del gobierno cubano", concluyó.

Sigue a Tomi Di Pietro en Twitter: _[@tomidipietro_](https://twitter.com/tomidipietro)

Publicidad