Publicidad
Cultura

Curiosa operación subversiva: rescates nocturnos de enanos de jardín

Se trata de una insólita ola de robos de enanos de jardín que tomó por asombro a vecinos y viveristas de la ciudad patagónica de Cipolletti, en Argentina.

por Cintia Belarde
03 Abril 2019, 3:00pm

Artículo publicado por VICE Argentina

Cipolletti, Río Negro, Patagonia, argentina. Fue reconocida ciudad capital de la educación física, también del famoso jugo ‘cipolletti’, y de una popular creencia entre los turistas de suponer que es parte de su vecina provincia neuquina, cuando en verdad pertenece a la provincia de Río Negro. Ahora, esta ciudad está siendo víctima de un extraño episodio en torno a robos de enanos de jardín.

Bien podríamos estar frente a un movimiento que se dedica a capturar enanos de yeso mediante peticiones en plataformas virtuales, tomando una iniciativa legislativa popular, o movilizando públicamente a sus seguidores y aliados, creando una página en Facebook o cualquier otra red social. Sin embargo, estamos de cara a un misterio que parece actuar de manera operativa, sin intenciones expresamente vandálicas, pero dispuestos a desvalijar la espeluznante jardinería. Se trata de un grupo de personas que se dedicó en los últimos días, a emboscar jardines domésticos de la ciudad rionegrina con un solo propósito: despojar sus enanos y no dejar rastros más que el de la marca pesada de la resina sobre la tierra.


Relacionados: Así fue crecer en: Neuquén


“Estamos enterados de la noticia, parece que por las noches se los llevan para volver a pintarlos y venderlos más caros de lo que en verdad valen”, cuenta Daniel, trabajador del ‘Vivero La Rotonda’, mientras que Néstor, encargado del vivero, comenta que en los 40 años que trabaja para el lugar, nunca había escuchado algo parecido. Afirma que no vende enanos desde hace un año. Preocupados, porque son los principales fabricantes de gnomos y adornos de jardín en la zona. Mientras que Claudine, dueña de su propio vivero, desconoce por completo la noticia, y asegura que “no le gustan los enanos”, más bien, prefiere los cisnes floridos.

1554219360276-Enano-de-Vivero-La-rotonda
Enano de vivero La rotonda

Nelly es vecina del barrio Bartolomé Mitre, tiene su enano de jardín junto a un simpático hongo de yeso en la entrada de su casa. Cuenta que fue un regalo de su hermana quien, desde la infancia, conoce su apreciación por los gnomos. “Me habían comentado de los robos que están sucediendo, pero no tengo miedo que puedan llevárselo. Él transmite muy buena energía, por lo menos yo lo encuentro como un símbolo de buena suerte”, comenta. Le preguntamos a Nelly qué piensa sobre la gente que libera enanos, quienes consideran que éstos gnomos poseen alma y, por dentro, se sienten oprimidos estando estáticos tras las rejas o paredones. A propósito, contempla la idea y afirma que, en caso que el gnomo tenga un alma, él podría sentirse libre, no lo tiene encerrado o mal cuidado, su jardín es amplio, lo riega junto a sus plantas y a veces su pequeña nieta lo besa en la mejilla cuando llega de visita.


Relacionados: Del caviar al low-cost: cómo es hoy el servicio arriba del avión


Con seguridad, es un caso insólito en la ciudad, pero no nos precipitamos a confirmar que se trata de una mafia como afirman algunos medios locales. Hay antecedentes históricos de robos de enanos de jardín que se remontan a fines de los 90 en Francia, protagonizados por el FLEJ o FLNJ (Frente de Liberación de Enanos de Jardín). Éste movimiento comandado por un grupo de estudiantes, comenzó a capturar enanos de los jardines de su pueblo para luego liberarlos, contra toda jardinería opresiva, en grandes bosques y parques abiertos.

Cuando el caso comenzó a hacerse visible, un grupo de vecinos salieron a protestar, llegando a crear una plataforma como respuesta a tales actos subversivos organizando turnos de vigilancia alrededor de sus jardines. No fue motivo de susto y cese para los rebeldes captores de enanos, sino por el contrario, su accionar se tornó mucho más ambicioso.

1554222833808-Nelly-y-enano
Enano y hongo con Nelly

En una exposición de figuras, en las que por supuesto se incluían enanos, organizada por el ayuntamiento de París, el FLEJ actuó liberando 20 figuritas, y a modo de reivindicar tal acción provocativa, escribieron una nota destinada a una agencia de noticias de la capital parisina donde además de asumir la acción, exigían "el cierre inmediato de esa odiosa exposición y la puesta en libertad sin condiciones de los enanos de jardín que siguen detenidos". La repercusión del accionar heroico bajo la convicción de acabar con la dominación de la población gnómica, se desplazó a otros países como Italia, Inglaterra, Holanda y Estados Unidos.

1554221824067-Vivero-La-Rotonda
Vivero

Éste precedente de lucha nos detiene a sospechar que también puedan formar parte de una rebelión bien organizada, ¿pero con qué motivos? ¿Tendrán finalidades estéticas contra cierto feísmo pequeñoburgués? ¿Estarán incentivados por una suerte de ventaja en el mercado pirata? ¿La gente realmente les comprara esos enanos robados y repintados a un valor hiperinflado? ¿Estarán honestamente bajo una corazonada heroica liberadora de almas oprimidas en yeso? ¿Qué? A los vecinos de Cipolletti les dejaron una sola certeza: los enanos de jardín son verdaderamente parte de algo que no se les presenta obvio, los tomó de sorpresa, y esperan tener alguna novedad que esclarezca el absurdo arrebato. ¿O será que en vez de sentarse a esperar, la ciudad de Cipolletti tenga que tomar cartas en el asunto y declarar, como es el caso de los flamencos rosados en Wisconsin, al enano de jardín fabricado en yeso o resina, como adorno oficial de la ciudad y penar cualquier tipo de vandalismo o atentado hacia el mismo? ¿O saldrán también los bienes raíces a decir que tales adornos reducen el valor inmobiliario?. Y en todo caso: ¿Por qué estaría de más otro motivo de reconocimiento para la ciudad?.