FYI.

This story is over 5 years old.

Noticias

La batalla por Uber en la Ciudad de México

La flota de taxis más grande del mundo necesita reformas.
30 Junio 2015, 3:00pm
Imagen por Marco Ugarte/AP.

Los taxis son uno de los proverbiales problemas en la Ciudad de México.

La ciudad posee la llamada flota de taxis matriculados más grande del mundo —con cerca de 140,000 licencias— y uno de los servicios más baratos del mundo, con un banderazo de 8.74 pesos.

Sin embargo, los taxis de la superpoblada megalópolis de más de 20 millones de personas son conocidos por no ser confiables, por no cumplir con las normativas y por ser, incluso, peligrosos.

A los extranjeros y a los visitantes de la ciudad se les recomienda habitualmente que no paren a un taxi por las calles del DF. Los atracos en los taxis también son un problema habitual.

"He tenido demasiadas malas experiencias", le contaba un usuario de taxis del DF a Associated Press recientemente.

Desde el punto de vista de los taxistas con licencia, las montañas de trámites burocráticos que tienen que hacer y las cuotas que les impone el ayuntamiento los disuaden de mantener sus vehículos en mejores condiciones para ofrecer el mejor servicio posible.

Todos ellos son problemas que han afluido desde la llegada de Uber en 2013. Uber es una de las múltiples aplicaciones para contratar taxis que están creciendo en México. Su irrupción ha desatado un acalorado debate en el estresante mercado del transporte.

Taxistas con licencia oficial forcejean con la policía metropolitana mexicana durante la manifestación contra Uber celebrada el día 25 de mayo en el centro de Ciudad de México. (Foto por Marco Ugarte/ AP).

Además de los taxis con licencia, las cifras del gobierno revelan que hay alrededor de 45,000 taxis ilegales circulando por las calles de la ciudad. Además, se estima que entre 5,000 y 10,000 vehículos prestan sus servicios a través de aplicaciones para teléfonos inteligentes.

Los taxistas oficiales tachan a los servicios prestados por las aplicaciones de "ilegales" y señalan que representan una competencia "desleal".

"Los conductores de Uber no tienen tarjetones, o sea no son personas calificadas para prestar el servicio de transporte y tampoco están autorizadas", declaró el taxista Vicente Soto a VICE News en la manifestación en contra de Uber celebrada el pasado 25 de mayo.

Soto lleva trabajando como taxista en el aeropuerto internacional del DF desde hace 30 años. A su juicio aplicaciones como Uber están perjudicando a las empresas que obedecen las estrictas —y caras— leyes de transporte local.

Los taxistas oficiales pueden llegar a pagar más de 100 mil pesos al año en impuestos.

"La ley dice que tienes que comprar una concesión con 80 mil pesos, más otros trámites que suman cerca de 100 mil pesos", comentaba a VICE News Sergio Gallegos, otro taxista legal.

"Y si al gobierno se le ocurre cambiar el color de los taxis, lo hace, y los de Uber obvio no pagan por nada de esto", añadió Gallegos..

Después de una semana de tensión e incertidumbre, las aplicaciones para taxistas podrían llegar pronto a su fin.

El viernes pasado, una organización sin ánimo de lucro patrocinada por el ayuntamiento, LabCDMX (Laboratorio para Ciudad de México), publicó una serie de recomendaciones para las autoridades en las que hacen un llamamiento a "la igualdad en el lugar de trabajo", tanto para taxistas de la aplicación como para los de la ciudad.

Tras las recomendaciones se celebró un debate el 17 de junio en el que se citaron más de 50 representantes de ambos bandos, además de expertos en transportes y otros invitados. Una vez finalizado, LabCDMX concluyó que el DF tiene que reducir y simplificar los impuestos y los trámites que se imponen sobre los taxis regulados.

"No se puede congelar la ciudad en un tiempo por no mover las cosas como están", expresó la directora de LabCDMX, Gabriela Gómez-Mont a VICE News el lunes. "Siento que la tecnología trae consigo nuevos paradigmas, para poder garantizar mayor transparencia, y estamos buscando la manera de crear un piso parejo", añadió.

Las recomendaciones no son vinculantes y la consejería de transporte de la ciudad todavía no ha expresado públicamente cómo responderá. Pero Gómez-Mont dijo que está segura de que la administración del alcalde, Miguel Ángel Mancera, responderá favorablemente.

Varias de las grandes compañías de taxis se han avenido en dar la bienvenida a Uber al mercado si les son recortadas las obligaciones burocráticas. Uber también ha comunicado que está de acuerdo con una regulación igualitaria para los taxis de la ciudad.

"Hay otros taxistas que dicen, pues bienvenidos a la competencia", proclamó Gómez-Mont.

Sin embargo Uber se sigue enfrenando al escepticismo en otras partes de México donde ha empezado a prestar su servicio. En Querétaro y el Estado de México, los servicios de la aplicación han sido tachados de ilegales por parte de las autoridades.

"No es por otra cosa, ni porque no queramos la competencia. Que compitan bien", comentó a VICE News Raciel Palafox, que lleva 12 años circulando con un taxi con licencia.

"Nuestras unidades a lo mejor no se comparan con las de ellos, pero si las comparas en gastos con las de ellos, pues podría yo traer un Passat o traería un BMW con todo lo que me han sangrado", afirmó Palafox.

Paralelamente, la aplicación también recibió una respuesta favorable de la Comisión Federal en Competencia Económica de México. La organización señaló a principios de mes que apoya el reconocimiento formal de Uber en el mercado del DF.

Gómez-Mont, la directora del laboratorio, comentó que merecía la pena mantener la presencia de las aplicaciones para taxi en el contexto adecuado, que no es otro que el de la inmensa y desigual Ciudad de México. La directora también señaló que los delitos registrados en taxis han disminuido a lo largo de la última década.

"Uber tiene un límite muy interesante: necesitas tarjeta y un smartphone. Pero menos de 2 millones de personas tienen tarjeta en la Ciudad de México", declaró.

El conductor de taxis oficiales, Sergio Gallegos, opinó que ahora es el turno del gobierno para responder.

"La gente alega mucho que el taxi está muy desorganizado, que hay mucho riesgo, bueno pues es el riesgo que el gobierno ha dejado, es la corrupción la que permite este tipo de irregularidades en los taxis", concluyó Gallegos.

Daniel Hernandez ha contribuido en este reportaje. Sigue a @VICENewsEs para más actualizaciones sobre México.