Publicidad
Cultura

¿Puede el gobierno romper una montaña y construir una autovía?

El Gobierno de Córdoba construye el primer tramo de una autovía que cambiará la fisonomía del Valle de Punilla para siempre

por Ignacio Conese
12 Junio 2018, 2:20pm

Artículo publicado por VICE Argentina

La Ruta Nacional 38, el tramo que conecta casi todos los pueblos de Punilla —el Valle más turístico de Córdoba y uno de los lugares más visitados de Argentina—, es objetivamente una Ruta saturada, para la cual y por la circulación que tiene, se recomienda desde normas viales establecidas la construcción de una Autovía de doble carril cuanto menos. Eso es un hecho. Dispuesto a darle solución, el Gobierno, actuando de modo críptico, comenzó primero con una obra faraónica de un nuevo puente que supuestamente iba a conectar la Autovía de Costa Azul con la RN38 del otro lado del Lago San Roque. Cuando comenzó la obra se puso en evidencia que el puente no estaba donde, según los planos que el Gobierno publicó en el diario de mayor circulación nacional, tendría que estar. El puente conectaba a ningún lado, o más bien a un camino nuevo, por construirse.

A causa de este conflicto, y a que el daño ambiental era mucho más grande de lo que el Gobierno había proyectado, comenzaron a surgir algunos cuestionamientos, y fue recién ahí cuando se anunció la Construcción del primer tramo de la “Autovía Pedemontana”, como la bautizaron, sugiriendo que ésta iría por el píe de las montañas, y no sobre ellas. Para entonces las topadoras y dinamitas ya estaban en los patios de las casas del barrio Perla del Lago, Comuna San Roque, y los vecinos comenzaron a enojarse primero y a organizarse después.

Puente Costa Azul – San Roque, en obra. Para la construcción del puente el Gobierno importó dos grúas especiales, las primeras de su tipo en Sudamérica, similares a las que se utilizan en los rascacielos de Dubai

Numerosas asambleas de vecinos fueron formándose en San Roque, y casi de inmediato siguieron naciendo en el resto de las localidades del Valle. La principal consigna es “No a la Autovía x la Montaña”. Es decir: autovía sí, pero no por donde se le ocurra al Gobierno hacerlo, sin mediar consecuencias.

Paisaje, Dique San Roque. Fotografía tomada en uno de los miradores cercanos al paredón del Dique, uno de los puntos más visitados por los turistas en la Provincia.

Ante este panorama, el Gobierno de la Provincia decidió movilizar algunos de los mecanismos de consulta e información contemplados por las leyes, cosa que debió hacer previo al inicio de la obra. A principios de mayo, en la ciudad de Cosquín, la Secretaría de Ambiente Provincial organizó una Audiencia Pública No Vinculante para tratar el tema. A pesar de que la lista de oradores de la Audiencia se debe confeccionar por orden de pedido de palabra, los defensores del Proyecto fueron los primeros oradores. La mayoría de los intendentes locales y legisladores representantes del Departamento, fueron a poner la cara por el Ejecutivo, en una muestra de la sinfonía calibrada que tiene el bipartidismo provincial.

Desmonte Total, Comuna San Roque. La especulación y expansión inmobiliaria que generaría este proyecto es para muchos Asambleístas el motivo principal de la trama propuesta. De hacerse la Autovía muchos pueblos pasarían de ser principalmente turísticos a ciudades dormitorio de la Capital.

La obra comenzó sin la Licencia Ambiental que la misma Provincia debe otorgar, previo estudio de impacto ambiental emitido por la Facultad de Ciencias Exactas Físicas y Naturales de la Universidad Nacional de Córdoba. Ingenieros, Biólogos, Geólogos y personas con un poco de criterio se sentaron y en menos de una semana encontraron tantas objeciones técnicas, argumentativas, de procedimiento, de datos, y básicamente cualquiera que el campo científico pueda buscar. Cuando leo sus conclusiones se mezclan sentimientos de indignación y vergüenza.


Relacionados: ¡Invasión alienígena en las Sierras de Córdoba!


La Provincia pagó 8,6 millones de pesos por un mamarracho técnico, que ponderaba esta alternativa de trama sobre otras propuestas, retorciendo la realidad para volverla la mejor opción y teniendo como argumento máximo, que la trama propuesta es la más veloz para los autos, pero hasta mintiendo con su largo total. El Gobierno de Schiaretti obtuvo un Estudio de Impacto Ambiental hecho a la medida de sus planes y pretensiones políticas, no del impacto en el ambiente, donde cuesta imaginar alguna alternativa peor, en casi cualquier plano en que se la contemple. Esto no es mi opinión. Por presión de los Asambleístas de Punilla, el Honorable Consejo Superior de la UNC, su máximo organismo de Gobierno sesionó especialmente para rechazar cualquier vínculo de la Institución con las opiniones y conclusiones del Estudio, que un Instituto de su Universidad confeccionó, y a su vez solicitaba a las Autoridades Provinciales que se contemplaran los graves peligros al ambiente que la obra generaría. Hasta ese día, el Gobierno movía su maquinaria publicitaria garantizando el aval de la Universidad en los planes de la Autovía y utilizando su emblema. Esas publicidades desaparecieron, al menos la versión que mencionaba la Universidad.

“Un día vivís en una Comuna tranquila, a 2 minutos de la Ruta, cerca de Córdoba, y con la Montaña como guardiana y al otro día tenés dinamitas y máquinas las 24 horas tirándote la misma montaña encima, construyendo una autovía, donde había monte cerrado, en lo que era el patio de tu casa, y nadie te había dicho nada, nadie nos preguntó si queríamos esto, si estábamos de acuerdo” me comentó Eugenia, que vive en la Comuna San Roque y es una de las voceras de la Asamblea Regional de Punilla.

Casa sobre la traza en Comuna San Roque. A escasos metros de donde se encuentra la obra existen casas, y en distintos puntos como en Cosquín barrios enteros. El plan propuesto por la Provincia no establece como serán las expropiaciones necesarias, ni cómo y cuánto se pagarán.

Me invitaron a presenciar una reunión abierta pública de las Asambleas Regionales en Cosquín. Este es el Organismo máximo de representación que formaron los vecinos auto-convocados de las distintas localidades de Punilla. Para poder votar, es necesario formar parte de una Asamblea local, y para formar una Asamblea se deben contemplar ciertas normas y procedimientos unificadores. Los demás presentes en la Asamblea tienen voz, pero no voto. Antes de comenzar, cada persona se presenta con nombre, agrupación o localidad de donde pertenece. El ejercicio democrático de la Asamblea es algo que exasperaría a más de un monje zen. Sin embargo es democracia pura, desde donde está surgiendo una resistencia implacable al proyecto de la autovía por la montaña.

La propuesta oficial “hace agua” por todos lados; el Ingeniero Delgadino, Docente de la misma Facultad donde se originó el Estudio de Impacto Ambiental, lo calificó con las siguientes palabras:

- “Desde la Filosofía es la Nada misma. Desde la Física, no cumple con la primera, tampoco con la segunda, ni la tercera Ley de Newton. Desde la Ingeniería es una maqueta mal hecha.”

Entre otras cuestiones, el Estudio no contempla que va a pasar por un yacimiento de uranio de alta radioactividad. En dicho lugar se deberían remover cerca de 40 mil camiones de tierra radioactiva, que, por Ley y Convenciones Internacionales, tiene un protocolo específico para su manejo, para el cual no se cuenta ni con el conocimiento ni la infraestructura necesaria.


Relacionados: El estilo, la sensualidad y la pasión del Cuarteto cordobés


El 75 por ciento de la traza propuesta se encuentra sobre montes nativos catalogados por la misma Provincia como zonas rojas, lo que las convierte por leyes nacionales y provinciales en intocables, o en todo caso muy difíciles de tocar.

Pala mecánica arrojando escombros cerro abajo. Comuna San Roque. El plan del Gobierno detalla un manejo de suelo y clasificación del mismo que es imposible en la práctica, y que no se aplica.

Tomando en cuenta la porción de obra realizada, ya existe una intervención mayor que lo propuesto en el Estudio. Según el estudio como tal, califica esa completa destrucción del paisaje como de categoría baja en cuanto al Impacto Visual, argumentando que no afecta patrimonios visuales importantes, cuando la traza propuesta prácticamente es sobre el cordón serrano, el mayor patrimonio visual de todas las localidades del Valle.

Rocas removidas. La naturaleza del suelo, junto con que la traza propuesta se encuentra sobre la mayor falla geológica de las Sierras, va a generar derrumbes constantes sobre la ruta como ya tienen caminos similares, algo no contemplado en el Estudio de Impacto Ambiental.

No contempla en absoluto las modificaciones y alteraciones para la flora, fauna y cursos hídricos de superficie y subterráneos. Increíblemente resume el impacto de la Bio-diversidad en una página, donde la mitad de las especies que nombra no existen, o no es su nombre correcto, o no son de la zona.

Rio Suquía. El 60% de la población provincial depende de los recursos hídricos que se generan en el Valle de Punilla. Tanto la alteración de los cursos hídricos por la Autovía, como la contaminación probable por liberación de uranio radioactivo en los escombros, podría destruir de forma irreversible este ecosistema y el suministro de agua potable.

Ernesto es un Asambleísta de Valle Hermoso, hace un tiempo tuvo un accidente vial que lo dejó un mes sin poder trabajar. El músico y profesor, se planteó la necesidad de salirse de la cultura de la queja que tanto habita en redes, y poner el cuerpo y la energía en una causa real. Se sumó a la Asamblea Ambiental de Cosquín un tiempo antes de que este conflicto estallara.

– “Creo que mucha gente se siente movilizada porque comprende que es un atropello, y que salga a poner el cuerpo son decisiones personales muy fuertes, hay gente que viene de luchas anteriores, en mi caso puntual quizás en otro momento no hubiera participado, pero es un atropello demasiado grande. Es más que nada ir juntarse con personas y resolver. Es impresionante poder juntarse y debatir con personas que no conocés, empezás a conocer, compartís, terminás tomando una decisión para luego llevarla a cabo, y si eso tiene resultados, es completamente gratificante”.


Relacionados: Fuimos a una aldea duende


Con un año electoral a la vuelta de la esquina, y con la determinación de muchas personas conscientes, la batalla por el futuro de las Sierras parece recién haber comenzado.