La pelota mesoamericana: el origen de todo esto

¿Quiénes fueron los Cristianos Ronaldos de este deporte?

|
may. 14 2014, 3:00pm


Imagen vía

Cristiano Ronaldo para de correr y se mira el peinado en las pantallas gigantes que devuelven imágenes en mejor definición que la propia realidad. Messi hace publicidades de pan, afeitadoras, bancos, electrodomésticos y golosinas, poniendo la misma cara siempre. Un representante hace la edición falsa de un video para vender a Europa a un jugador que nunca nadie ha visto y que, a pesar de ser vendido, nunca nadie verá.

Deporte era el de antes.

Pero no el de hace cincuenta años, como creen los nostálgicos más tibios. Cuando hablamos de antes, hablamos de antes.


Imagen vía.

El juego de pelota

El juego de pelota mesoamericana era un deporte duro, sacrificado en todo el sentido de la palabra. Existían los Cristianos Ronaldos, pero duraban poco. Este deporte ritual puede ubicarse temporalmente alrededor del año 1400 a.C., y espacial y especialmente en el mal llamado Mundo Maya, hoy conocido como México, Guatemala, Belice, Honduras y El Salvador. También se han encontrado canchas en los actuales territorios de Estados Unidos y Nicaragua, y variantes en la cultura azteca.

Se conoce que al finalizar los partidos había sacrificios, pero no siempre era así. Igual que en el deporte actual, en donde algunas veces no hay muertos. Muchas muertes se producían por golpes de la pelota de caucho de tres kilos que se utilizaba. Se jugaba en una cancha larga, con paredes para que rebotara el balón. El mismo debía ser impulsado por los brazos, los hombros, las rodillas y hasta la cintura. El objetivo era hacerlo pasar por unos anillos de piedra ubicados en altura, como una especie de básquetbol. También daba puntos que la pelota tocara esos anillos. Se enfrentaban dos equipos de dos a cuatro jugadores. Algunas variantes eran sin aro, o impulsando la pelota con bastones.

Además de su función ritual, servía para dirimir conflictos. Y para hacerle preguntas a los dioses, en donde un equipo representaba el y otro el no, y el resultado del partido daba la respuesta. En náhuatl era conocido como tlachtli, y en maya como pok-ta-pok. En la actualidad en Guatemala y México se practica una versión conocida como ulama, sobre todo en Sinaloa. Se enfrentan dos equipos como en el voley, pero sin red de por medio. La pelota se impulsa de un lado al otro golpeada por la cadera, y hay punto cuando a algún equipo se le cae.

En el presente

Sus variantes son algunos de los 180 deportes que actualmente investiga y difunde la Federación Mexicana de Juegos y Deportes Rituales Autóctonos y Tradicionales, impulsora a su vez de la Asociación Panamericana de Juegos y Deportes Autóctonos y TradicionalesEl juego de pelota mesoamericana ha sido exhibido en encuentros de deportes tradicionales en Europa, y es practicado con fines folklóricos en el centro y norte de América. En la previa del mundial de futbol de Alemania en 2006, el juego de pelota hizo una gira alemana como parte del programa cultural oficial de la FIFA, por ser “el pok-ta-pok lo que hoy es el futbol”.

En Guatemala, fue declarado en 2005 como Patrimonio Cultural Ancestral de la Nación. Se creó también un Programa para fomentar su práctica actual. Si bien se anunció una Copa Internacional de Pelota Maya para noviembre de 2013, parece no haberse realizado, o al menos no se publicó nunca nada sobre aquello. Consultamos al Ministerio de Cultura de Guatemala pero aún no obtuvimos respuesta. ¿Un silencio que nos hace sospechar de maniobras oscuras? No, nada que ver, no seas fantasioso.

El siguiente video no es un documento arqueológico, sino que data de la época en la que ya se había inventado el video. Como verán, es una representación de ulama primero, en donde no se sabe bien cuándo hay punto ni por qué. Y de pelota con aro luego. Como vemos, el pok-ta-pok es tanto un antecedente del fútbol, que también se ha convertido en un negocio para el turismo.

Las estrellas

Pero, ¿quiénes fueron las máximas figuras de este deporte? Sin duda, los gemelos Hunahpú e Ixbalanqué. Luego de que Los Señores del Inframundo derrotaran y mataran a su padre y su tío en un partido de pok-ta-pok, ellos pidieron la revancha, pero con cerbatanas. Perdieron, y Hunahpú fue asesinado. Luego de que su hermano lo reviviera, volvieron a enfrentar a los malvados Hun-Camé y Vucub-Camé, de visitante, en la siempre difícil Casa de los Murciélagos. Volvieron a perder y a ser asesinados, pero eso no los iba a detener. Difícil recuperarse de dos muertes, pero el deporte da para todo, y es por eso que es tan lindo y tan horrible.

Volvieron a revivir, y enfrentaron a los Señores de Xibalbá —en el ocaso de su carrera, hay que decirlo— para ahora sí derrotarlos. La experiencia que los gemelos habían ganado luego de tantas derrotas y de haber ido y vuelto tantas veces de la muerte, les sirvió para jugar un partido memorable, no exento de picardías como el uso de la magia, que el Popol Vuh no prohibía explícitamente en ningún lado.

Así, se lo recuerda como el partido del siglo, un antes y un después en la historia del deporte, de la vida y de la muerte. Aún hoy puede visitarse el estadio donde se jugó este encuentro. De aquello sólo queda una caverna, en algún lugar de Alta Verapaz, Guatemala.

Sigue a Bola Sin Manija en Twitter:

@bolasinmanija

Más VICE
Canales de VICE