Publicidad
inmigración

Migrantes se cosen los labios en protesta por la demolición de ‘la Jungla’ de Calais

Los trabajos de demolición del campamento de refugiados y migrantes francés entran hoy en su cuarto día. Un grupo de hombres iraníes han decidido coserse los labios en señal de protesta por el trato que se dispensa a los residentes del campamento

por Sally Hayden
03 Marzo 2016, 8:58am

(Photo par Michel Spingler/AP)

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Un grupo de ciudadanos iraníes se han cocido los labios para protestar contra las condiciones de 'la Jungla', el campamento de refugiados de la ciudad portuaria de Calais, en Francia — mientras las autoridades reemprendían las labores de demolición de un amplio sector del asentamiento.

Los manifestantes han desfilado imperturbables rumbo a una columna de policías que se están encargando de supervisar las tareas de demolición. Los brazos de los migrantes sostenían pancartas con distintas leyendas. En una se podía leer: "representantes de Naciones Unidas y de los derechos humanos, venid y soportad ser testigos de esto: somos seres humanos". Otra rezaba: "¿dónde está vuestra democracia, dónde nuestra libertad?"

Imagen por Sally Hayden/VICE News

Los integrantes del grupo de manifestantes se han concentraron el miércoles a primera hora del día en el "centro de información" del campamento, apenas unos metros más allá de la ya convertida en emblemática catedral de St.Michel, para desplegar su protesta.

"¿Estáis seguros de que es una buena idea?", les preguntaba el voluntario. Un segundo protestante se preguntaba por si alguno de los presentes llevaba consigo alguna clase de analgésico.

Hamid tiene 17 años y es iraní. Hamid dice que llegó solo hasta aquí, pero que su hermano le espera en el Reino Unido. Cuenta que había escuchado que la manifestación estaba convocada pero que no cree que la misma vaya a traer "paz" alguna a 'la Jungla'.

Imagen por Sally Hayden/VICE News

Los refugiados y migrantes ya habían acudido a la sutura de sus labios como modo de protesta anteriormente. Lo hicieron durante las avalanchas que se padecieron en la frontera greco-macedonia hace unos meses, en verano, cuando las oleadas de exiliados desbordó a las autoridades de media Europa. Entonces, los migrantes ya protestaban por el mismo motivo por el que protestan ahora: por el trato indigno que se les dispensa.

Las obras de demolición de parte del trazado de 'la Jungla' arrancaron este lunes — se estima que en el superpoblado campamento residen entre 4.000 y 5.500 personas —, después de que el gobierno francés se adjudicara previsiblemente una dilatada batalla legal contra los indefensos refugiados. El ejecutivo galo tenía el plan de obligar a los migrantes a que se trasladaran rumbo a un nuevo asentamiento que se ha levantado con ayuda de contenedores de barco, o a otros centros de acogida del resto de Francia. Su idea no era otra que reducir la población del campamento, hasta dejarla en 2.000 residentes. Finalmente, se ha salido con la suya.

El desalojo de 'la Jungla' está siendo de lo más estrepitoso. Las organizaciones benéficas que trabajan en el campamento han denunciado el uso de gases lacrimógenos, de balas de goma, de cañones de agua, apisonadoras, mazos y sierras eléctricas durante la evacuación, por mucho que las autoridades francesas ya habían anunciado que el desahucio se produciría de manera pacífica y paulatina.

En imágenes: el campo de refugiados de Dunkerque es incluso peor que 'La Jungla' de Calais. Ver aquí.

Muchos refugiados, gran parte de los cuales han sido echados sin poder recoger sus pertenencias, no tienen idea de lo que van a hacer.

"Hoy sucede aquí. Quizá en el día de mañana les toque venir a mi país", comenta un refugiado iraquí. "No tengo ningún plan porque no sé qué puedo hacer. Si voy al campamento me van a tomar las huellas dactilares. Si no voy al campamento, quedarse afuera es un problema, especialmente para los niños. No me puedo quedar a la intemperie".

Un refugiado afgano nos cuenta que los contenedores habilitados como refugio alternativo ya están llenos. "Ahora mismo estamos viviendo dentro del cine y no tenemos ningún lugar en el que descansar. Allí no les queda sitio. De ahí que nosotros estemos afuera", dice.

"Allí, en la Jungla hay un dormitorio en el cine. Así que nos han dicho que si no tenemos ningún lugar adonde ir a descansar, puesto que vayamos allí y durmamos durante dos o tres días. Quizá encontremos una solución para todo esto", añade.

Imagen por Daniel Bateman/VICE News

VICE News habla con un afgano de 25 años que viaja con su hermano de seis. El mayor se llama Jawad Amiri y nos enseña los ojos inyectados en sangre de su hermano pequeño. Le ha alcanzado el gas lacrimógeno disparado por la policía.

Mucha gente que vive en el campamento no se quiere ir a ningún sitio, y menos aún al asentamiento oficial decretado por el gobierno francés, donde se les exige registrarse. Ellos están convencidos de que si lo hacen, les obligarán a tener que pedir asilo en Francia, un país en el que muchos están de paso, y donde saben que estarán constantemente sometidos al paranoico escrutinio policial.

Francia se compromete a construir un nuevo campamento para refugiados. Leer más aquí.

La mayoría quiere llegar a Gran Bretaña, puesto que se aceptan casi el doble de las peticiones de asilo de las que se aceptan en Francia [el 25 por ciento galo, palidece frente al 41 por ciento inglés). Además la tasa de desempleo de Inglaterra es del 5 por ciento, mientras que Francia dobla ese número. Y por si fuera poco, muchos de los migrantes y refugiados concentrados aquí, aseguran tener familiares en Gran Bretaña.

Las organizaciones benéficas han expresado su preocupación sobre la presencia de centenares de menores que viven sin el acompañamiento de ningún adulto en las instalaciones de la Jungla, además del obsceno número de niños que han sido alcanzados por los gases lacrimógenos.

[body_image src='//news-images.vice.com/images/2016/03/02/migrants-sew-their-lips-shut-in-protest-at-calais-jungle-demolition-body-image-1456934646.jpeg' width='1024' height='684']

Imagen por Daniel Bateman/VICE News

Algunos refugios han sido incendiados, aunque no está claro que el por qué. Imagen por Sally Hayden/VICE News

Reuters ha contribuido a este artículo.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs

Tagged:
VICE News
Calais
refugiados
francia
Derechos Humanos
migración
La Jungla
DDHH
manifestacion
en imágenes
crisis migrantes europa