Fotos que muestran cómo se desarrolla una relación a través de los celulares

La fotógrafa Res se sorprendió cuando su celular empezó a jugar un papel importante en su relación.

por Res; traducido por Daniela Silva
24 Junio 2018, 3:30pm

Artículo publicado originalmente por Broadly Estado Unidos. Leer en inglés.

Este ensayo se publicó originalmente en el número de Privacy & Perception de Vice Magazine, creado en colaboración con Broadly. Puedes leer más historias relacionadas al tema aquí

Cuando Res y su pareja están separados, los dos pasan mucho tiempo en sus celulares. Una noche, cuando Res estaba lejos, se quedaron dormidos en plena conversación a través de mensajes de texto. Horas después se despertaron, medio dormidos, y sus manos empezaron a buscar el celular, que estaba en la cama junto a ellos. Sus manos se movieron hacia él, y más tarde se dieron cuenta de que era como cuando "las manos buscan el cuerpo de tu pareja en la noche". Comenzaron a pensar: ¿Qué estoy haciendo? ¿Qué significa este objeto para mí? Res se preguntó qué pasaría si empezaran a tratar a la pantalla como un "cuerpo", no como una extensión de sí mismos, sino como un elemento por sí solo. ¿Qué "revelan estas cosas sobre la intimidad, el deseo y el sexo"? dicen. En última instancia, si ponemos atención, son cosas que miramos y que nos miran todo el tiempo.

Hace unos meses, viajando constantemente entre las dos residencias de Res en Nueva York y Suecia, se propusieron explorar las respuestas a estas preguntas. En su nueva serie de fotografía, que eventualmente Res planea convertir en un libro, presentan los celulares de tal manera que resaltan su aspecto físico –lo que parece ser la intención de esta tecnología– y usan la pantalla para presentar un espacio íntimo, generalmente un retrato. Una foto, por ejemplo, muestra una mano agarrando un iPhone, con una mujer desnuda acostada seductoramente en la pantalla; un mensaje de texto de "trabajo" cubre su cabeza.

"Siempre hemos encontrado nuestro deseo en las fotografías", dice Res, "pero nunca nos ponemos a intentar encontrar fotografías con las manos en la noche".