Creators

Este artista de caligrafiti creó piezas de graffiti con luz por todo el mundo

El mexicano Said Dokins pasa de pinturas a luces en su último proyecto.

por Cynthia Arvide
08 Agosto 2017, 5:04pm

Para Said Dokins, embajador mexicano de caligraffiti, la idea de escritura como acto creativo es la raíz y la preocupación central de su trabajo. Hace tiempo, en su camino como escritor de graffiti, se encontró y estudió a fondo la caligrafía clásica. Al fusionar estos dos campos, ha experimentado con un fascinante género, el caligraffiti, el cual Said realiza sobre distintos soportes, desde papel, una pared, animación hasta instalaciones efímeras de luz.

"En mi caso hubo una correspondencia directa entre el graffiti, la caligrafía y el espacio público; es decir, el graffiti tiene en su hacer mismo, el gesto caligráfico, a su vez la caligrafía, así como el graffiti son un acto en sí mismo, un acto performático. La diferencia está en que el graffiti se hace en lugares que no están destinados para ello y en la tradición caligráfica hay una preparación previa y cuidadosa", menciona.

Said Dokins y Leonardo Luna, Performance durante la apertura de la bienal OSTRALE, The Time of Adonis. 2017. Dresden, Alemania

Said creció en la Ciudad de México, comenzó haciendo graffiti en los años 90 y considera a los espacios urbanos como un campo de batalla donde el graffiti es una forma de resistencia a los moldes sociales. "El graffiti es justo la demostración de un error en este sistema, síntoma de que algo no está funcionando bien en la ciudad: inscripciones hechas en lugares no destinados para eso. Los muros se convierten en el lienzo donde se expresan disensos, deseos y valores que no entran en la norma establecida", afirma.

"La idea de la escritura como acto, como experiencia generadora de sentido en el momento mismo de la acción, ha sido una preocupación central en mi trabajo y me ha conducido, entre otros caminos, a la experimentación con las posibilidades de la luz como metáfora de la evanescencia del acto. Estas inquietudes me han llevado a trabajar con distintos medios y soportes, como la animación, la instalación e incluso, a probar nuevas tecnologías, como lo es la realidad virtual, con el Tilt Brush (Google), aplicación que prácticamente te permite pintar en el aire. De igual forma, dieron origen al proyecto Heliografías de la memoria". De este proyecto en particular nos platicó más. Se trata de uno de sus trabajos de largo aliento que ha realizado a lo largo de varios años y en distintas ciudades con el fotógrafo Leonardo Luna. Lo está presentando este verano en Alemania en dos instancias: la exposición "The Art of Writing" en el Museo de Arte Urbano de Munich —donde realizó el mural más grande de Munich, llamado Chalchihuite— y en la Bienal de Arte Contemporáneo Ostrale, en Dresden.

Said Dokins y Leonardo Luna, The Power of the people, 2016. Caligrafía con luz. Dresden, Alemania.

"El proyecto Heliografías de la memoria consiste en una serie de intervenciones efímeras por medio de acciones caligráficas lumínicas que envuelven emplazamientos. Estos trazos de luz, que desaparecen tan pronto como son sugeridos, son capturados mediante fotografías de larga exposición, revelando en una sola imagen todas las trayectorias coordinadas de luz realizadas en un lapso prolongado, en contraste con el estatismo ordenado del espacio público", explica. "Las acciones lumínicas esbozan recorridos invisibles que hacen pensar en los movimientos intermitentes o atropellados de las multitudes, en los múltiples cambios de uso que se le dan a lugares específicos, en la inercia de un flujo permanente que desdibuja y erosiona simbólicamente un lugar o por el contrario, en el uso recurrente de un espacio que lo dota de mayor significación, ya sea por el tiempo del proceso productivo, de esparcimiento, religiosidad, la celeridad de la ciudad o la cotidianidad", agrega.

Said Dokins y Leonardo Luna. Capitalism as a religion, 2016. Caligrafía con luz. Bordeaux, Francia.

El proyecto inició en México, en donde intervinieron sitios históricos y monumentos en ciudades que destacaban por el papel que ocuparon dentro del relato de la historia nacional. Posteriormente, se extendió a Europa, en distintas ciudades de Francia y Alemania. "En aquella ocasión, nos interesamos por aquellos pequeños espacios locales en donde, en pequeña escala, era posible ver los principales problemas del mundo global. Uno de los factores que nos llevaron a emprender el viaje a Europa fue el interés por investigar aquellos espacios que ejemplifican de manera muy precisa la idea de palimpsesto, las capas de la historia que se superponen unas a otras".

"Alemania resulta particularmente interesante por los fenómenos socio-espaciales que se dieron como consecuencia de la caída del Muro de Berlín: por un lado, el abandono de los espacios, pequeñas comunidades que quedaron vacías en cuanto sus habitantes tuvieron la opción de pasar al otro lado: fábricas, negocios, centros de reunión, se convirtieron en ruinas con la salida de sus pobladores; por otro lado, la reconstrucción de edificaciones afectadas por la guerra; por ejemplo, la Frauenkirche en Dresden, en donde al ponerse de nuevo pie, hay una resignificación simbólica de dichos espacios dentro del escenario contemporáneo".

Said Dokins y Leonardo Luna. Slaughterhouse, 2016. Caligrafía con luz. Halle, Alemania.

En Dresden, en el contexto de la bienal de Ostrale presentó una pieza originalmente realizada en Burdeos en 2016, dos piezas realizadas en Alemania en 2016 y se llevó a cabo un acto de performance en colaboración con Andrea Hilger y su proyecto Hillumination. Mientras que en el Museo de Arte Urbano de Munich, primer museo de arte urbano en Alemania, en el marco de la exposición 'The Art of Writting', Said presentó piezas anteriores y también realizó nuevas ex profeso, incluyendo un mural de 1000 metros cuadrados (el más grande de Munich) titulado Chalchihuite, que explora el tema central del tiempo cíclico, representado en un gran círculo, y retomó un poema por el autor sirio Adonis que reflexiona sobre el tiempo, la guerra y la condición humana. Una pieza que invita a la apertura y diversidad en esta época.

Said Dokins. Heliographies of Memory Poiesis. Paris, France-

Said Dokins. Heliographies of Memory Necropolitics. Salamanca, México.

Said Dokins, Chalchihuite, 2017. Museum of Urban and Contemporary Art, MUCA, Munich. Foto: Leonardo Luna.

Sigue a Saidokins y Leodluna en Instagram para seguirle la pista al proyecto.