Esta líder de un templo satánico está blogueando sobre su aborto

Jex Blackmore, directora del Templo Satánico de Detroit, empezó un blog para contar la historia de su aborto y proporcionar información sobre el proceso.

|
09 Diciembre 2015, 8:21pm

Este artículo fue publicado originalmente en Broadly, nuestra plataforma para mujeres.

Jex Blackmore, directora del Templo Satánico de Detroit, empezó un blog para contar la historia de su aborto y proporcionar información muy necesaria sobre el proceso de la que nadie habla.

"La decisión de convertirse en dos personas en lugar de una es monumental. A veces es el momento adecuado y a veces no. Ésta es una de las veces que no", escribe Jex Blackmore, directora del Templo Satánico de Detroit. Blackmore se realizó un aborto el día de acción de gracias y detalla el proceso del embarazo inesperado a la estabilización en "Unmother" (que podría traducirse como "Des-maternidad"), un blog con el URL crisispregnancymichigan.com. Blackmore y el Templo Satánico, como defensores intransigentes de los derechos reproductivos de las mujeres y de la separación entre iglesia y estado, eligieron ese URL estratégicamente; esperan que las mujeres embarazadas en busca de información sobre el aborto se tropiecen con su página web y no terminen en alguna del centro de crisis de embarazo (CCE), que se sabe que se hacen pasar por centros de salud de las mujeres. En realidad, los CCEs son grupos religiosos que difunden información sesgada entre los jóvenes y las mujeres embarazadas para evitar abortos.

Por otro lado, el sitio web "crisis de embarazo" de Blackmore revela la realidad de lo que se siente tener un aborto por primera vez. En su blog explica los reglamentos promulgados y pendientes de Michigan con respecto al aborto, el costo de obtener un aborto en Michigan (800 dolares equivalente a 13 641 pesos), el proceso de inducir un aborto y las secuelas. El staff de VICE habló con ella por teléfono para conocer más a fondo el proyecto.


Relacionado: Fui a una extraña conferencia sobre cómo afecta el aborto a los hombres.


VICE: ¿Cómo te sientes? De acuerdo a tu blog, han pasado 11 días desde tu aborto inducido.
Jex Blackmore: Correcto. Hace dos días me empecé a sentir mejor. Ahora me siento más como yo. Tengo una revisión mañana para asegurarme de que todo salió a la perfección a nivel interno. Voy a escribir una última entrada después de la visita de mañana.

Como parte del Templo Satánico, has sido defensora de los derechos reproductivos de las mujeres por mucho tiempo. En tu blog, mencionas brevemente el momento en el que te diste cuenta de que pasaste de ser una defensora del derecho al aborto, en un sentido teórico, a ser una persona que de hecho necesitaba tener un aborto. ¿Cómo fue el proceso para ti?
Fue muy surrealista porque me he centrado mucho en los derechos reproductivos de las mujeres y en la información disponible para quienes están en el proceso de abortar. Al principio, ni siquiera quería creer que estuviera embarazada. Entonces me sentí como si estuviera en un tipo de universo paralelo. Yo había estado abogando por el derecho de esta "otra" mujer desconocida para obtener un aborto y, de repente, yo era esa mujer.

¿Cuándo decidiste bloguear al respecto?
Después de que me enteré de que estaba embarazada, me tomó unos días procesarlo. Era muy obvio que lo estaba; mi ciclo menstrual estaba retrasado y me sentía adolorida por todas partes. Yo sabía que iba a abortar, así que quería documentarlo. Hay muy poca información en línea sobre los sentimientos que experimenta una mujer embarazada que planea abortar. Nadie habla de lo que realmente significa tener un aborto. Me pareció que había muy poca información o recursos sobre las semanas previas al procedimiento, así que pensé que tal vez escribir sobre ello ayudaría a cerrar esa brecha en la experiencia.

Sí, una vez que estás embarazada y decides dar a luz hay muchísima información sobre cómo hacerlo. Hay toda una industria alrededor de ello. Pero nadie te dice cuál es la mejor manera de abortar.
Al ir a la clínica para que me explicaran el proceso, me enteré de que era mucho más complicado de lo que esperaba. Pero para los médicos, es una especie de rutina. Ellos como que pasan por alto lo doloroso que puede ser, por ejemplo, o el tiempo que tarda la recuperación. A veces pienso que en el movimiento pro-libre elección hay un intento subconsciente de pasar por alto estos detalles que son difíciles. Creo que tiene que ver con el miedo de impulsar la histeria que de por sí ya existe en torno al aborto. En realidad, el dolor físico no es demasiado, pero no se discute lo que la decisión de asumir un aborto requiere, al menos no físicamente.

¿Cómo fue el dolor después de tu aborto inducido?
Bueno, básicamente, tienes un parto. Tienes contracciones. La experiencia es un poco diferente para cada quien, pero varias mujeres que me han contado sus historias tuvieron experiencias similares a la mía. El dolor empieza como cólicos menstruales normales pero luego se vuelve intenso, más profundo. Es tolerable, pero después de una hora o algo así, experimenté dolor cegador. Fue muy intenso, pero tan pronto como se acabó, se acabó. No hubo una disminución gradual del dolor; fue muy doloroso y luego terminó.

Michigan es un estado que tiene una buena cantidad de regulaciones para las mujeres que buscan abortar. ¿Me puede explicar lo que tuviste que hacer antes de conseguir tener un aborto?
Hay un período obligatorio de espera de 24 horas. Hay que ponerse en contacto con una clínica y luego imprimir o pasar a recoger los materiales de consentimiento informado, escritos por el Estado, y confirmar que se hayan revisado antes del procedimiento. Esos documentos no están escritos por ningún profesional en medicina e incluyen información engañosa.

En Michigan, no se requiere que los seguros de gastos médicos cubran el aborto. Yo no tuve que lidiar con esto, pero muchas mujeres sí. Muchas pólizas de seguro en el estado no ofrecen cobertura de aborto y hay que comprar una cobertura extra. Esto es realmente una carga adicional para las mujeres; adquirir la cobertura por adelantado.

Además de eso, las clínicas de aborto están tan reguladas que no hay muchas en los condados de Michigan. Yo soy afortunada de vivir cerca de Detroit, donde hay un montón de lugares. Hemos estado trabajando en un proyecto de investigación para proporcionar información sobre las clínicas de aborto que hay en el estado. En estos momentos, hay menos de 50 clínicas que realizan abortos. En comparación, hay un poco más de 100 centros de crisis de embarazo.

"Nadie habla de lo que realmente significa tener un aborto, y me pareció que había muy poca información sobre las semanas previas al procedimiento.

¿El Templo Satánico está trabajando en nuevos proyectos relacionados con los derechos reproductivos?
Bueno, esperamos que este proyecto crezca y que pueda redirigir a las mujeres hacia una fuente confiable de información. Hemos estado reuniendo información sobre las clínicas seguras a las que las mujeres que quieren un aborto pueden llamar y que les generen confianza, en lugar de ser tomadas por sorpresa y acaben accidentalmente llamando a un CCE, por ejemplo. También hemos estado recopilando información de los CCEs para subirla a nuestro sitio web y que la gente pueda ver la propaganda que promueven. Además estamos trabajando en una guía para ayudar a navegar el sistema e informar acerca de lo que pueden esperar legalmente. En Michigan, por ejemplo, si eres menor de 18 años tienes que obtener el permiso de tus padres — así que es un proceso distinto para las mujeres más jóvenes.

No me di cuenta hasta hace poco que tan calumniosos son los CCEs. ¿Estos centros de crisis de embarazo tienen éxito consiguiendo que las mujeres usen sus servicios?
Son relativamente exitosos. Sé que sus sitios web son muy engañosos y, uno en particular, ofrece direcciones para llegar desde el campus de la universidad estatal hasta su clínica. Ya sabes lo que anuncian: "¿Está usted embarazada? ¿Asustada? Podemos ayudar". No dicen nada sobre proporcionar información del aborto. El personal de la clínica ni siquiera está médicamente certificado. No son más que las mamás que hacen voluntariado en la iglesia o algo por el estilo.

Hay varios centros de crisis de embarazo en un radio de una milla de la clínica a la que yo fui. De hecho, leí un comentario entre las reseñas de la clínica, en el que la autora escribió que llegó por accidente a un CCE antes de encontrar la clínica. Se quedó ahí atrapada viendo videos de propaganda hasta que se dio cuenta de que estaba en el lugar equivocado. Los CCEs y los clínicas reales se ven casi igual. La reseña es un buen indicador de que otras mujeres podrían caer en la misma trampa.


Relacionado: La historia de mi aborto.


¿Has recibido alguna respuesta sorprendente con el proyecto?
Lo que ha sido increíble de este proyecto es la cantidad de comentarios positivos que he recibido de otras mujeres que nunca antes habían discutido sus experiencias. Creo que es realmente importante que haya una oportunidad para que las mujeres compartan sus historias de aborto de forma anónima. Espero poder poner algo en el sitio más o menos mañana para que las mujeres publiquen sus experiencias. Sé que ya hay un proyecto llamado #ShoutYourAbortion que es muy similar, pero creo que pensar en todo el proceso que condujo al aborto debería ser incluido en el diálogo.