VICE News

Ahora siguen los musulmanes: Trump firma el decreto para iniciar el 'veto extremo'

A partir de hoy, ningún sirio podrá pisar Estados Unidos. Y por los siguientes 90 días, todos los musulmanes de Irán, Sudán, Libia, Somalia, Yemen e Irak tienen el paso cerrado a la Unión Americana. Así, Trump cumple con otra promesa de campaña.
28 Enero 2017, 10:58pm

Los primeros días de la "era Trump" se concentraron en cómo blindar a Estados Unidos de los latinos, con la construcción de un muro fronterizo y la destrucción de las "cuidades refugio" o "ciudades santuario". Ahora, vienen las iniciativas para mantener alejados a los musulmanes.

Este viernes, el presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva que prohíbe aceptar en la Unión Americana a cualquier refugiado de Siria, el epicentro de la mayor crisis humanitaria actual. En esa zona, las fuerzas armadas del presidente sirio, Bashar Al-Asad, pelean contra "la oposición rebelde", es decir, yhiadistas, cuyo rostro más visible es el Estado Islámico.

Esa guerra ha causado la muerte de cerca de 350.000 personas, el éxodo de 5 millones de refugiados y la ONU estima que entre 10 y 13 millones de sirios necesitan ayuda urgente para sobrevivir. Una manera de ayudarlos es recibirlos en distintos países, pero Trump les ha dado un portazo.

La misma orden ejecutiva —firmada en "El Tanque", un ala del Pentágono de uso exclusivo para altos mandos militares— establece que en los próximos 90 días no podrá entrar a Estados Unidos ningún ciudadano de Irán, Sudán, Libia, Somalia, Yemen e Irak, países con población mayoritariamente musulmana.

Trump dice 'bye' a las 'ciudades refugio' de migrantes y 'hello' a 5.000 agentes fronterizos. Leer más aquí.

Esa restricción temporal podría renovarse las veces que Trump lo requiera, quien dijo que el objetivo de dicha medida es "mantener a los terroristas islámicos radicales fuera del país".

"Son nuevas medidas de vigilancia", dijo el nuevo presidente. "Sólo queremos admitir en nuestro país a aquellos que apoyan el país y aman profundamente a nuestro pueblo. Nunca vamos a olvidar las lecciones del 11 de septiembre".

Cuando era candidato presidencial, Trump ofreció a sus seguidores la creación de un programa de "veto extremo" a los musulmanes. En cada mitin, dijo que, si llegaba a la Casa Blanca, cerraría el paso a los seguidores de esa religión y los vinculó a actos terroristas. A los cristianos de esa zona, como en Siria, sí los dejaría pasar, aunque no especificó cómo distinguiría entre un cristiano y un islamista.

La lista de países con "veto extremo" no incluye a Afganistán, Pakistán, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos y Egipto, que —por ahora— son aliados de Estados Unidos en la zona.

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsES