Publicidad
Este artículo se publicó hace más de cinco años.
Cultura

Archivo Vice: Fotos de habitaciones de niños que han muerto

Imagino que pedir a padres desconsolados que te dejen entrar en las habitaciones de sus hijos fallecidos debe ser un poco extraño.

por Elektra Kotsoni
29 Agosto 2012, 12:00am

Murió hace tres años (2010)

Room Projects, de Miranda Hutton, es una serie de fotos de habitaciones que pertenecían a niños que han muerto. Es un tema duro, así que la llamamos para ver cómo sobrellevaba el trabajo de tomar estos “retratos”.

VICE: ¡Hola Miranda! ¿Como empezó Room Projects?

Miranda Hutton: Hace ya mucho tiempo, cuando yo tenía 17 años, perdí a una amiga por el cáncer. Todas sus amigas nos llevábamos muy bien con sus padres, e incluso después de su muerte íbamos a la casa y subíamos a su cuarto. Era un lugar de gran importancia para nosotras. Íbamos allí a menudo. Al cabo de un tiempo murió mi madre. Supongo que fue por la pérdida de gente a la que quería que empecé a pensar en la importancia que adquieren los espacios y los objetos de la gente cuando ésta nos deja.

Es una manera muy racional de enfrentarte a la muerte. ¿Empezaste a tomar fotos de la habitación de tu amiga justo después de su muerte?

No, ella murió hace ya casi 20 años. Comencé a tomar fotos en 2003-2004.

¿Cambió mucho la habitación en esos años intermedios?

Pues no demasiado. Justo antes de ir al hospital, donde murió, cambió todos los muebles de lugar y ordenó sus cosas: Normalmente siempre era un desastre, y su madre pensó que era así como su hija quería que se quedara su habitación. No la tocaron durante mucho tiempo. Tanto que, cuando cogía algo sacaba el polvo alrededor para saber dónde volver a dejarlo.

Uff.

Ya. Creo que no fue hasta que empecé a tomar fotos de su habitación cuando empezaron a cambiar las cosas. Al parecer, las fotos que hice cobraron algún tipo de significado para ellos, los animó a hablar de los recuerdos que tenían guardados ahí arriba. Fue un cambio muy lento el de esa habitación, pero paulatinamente empezaron a usarla como cuarto para los invitados, y para sus nietos. La decoración aún es muy parecida, pero han limpiado todo el polvo y han cambiado las cosas de sitio varias veces.

Por lo que me dices, tu proyecto ayudó a los padres de tu amiga a pasar página, ¿no?

No. Creo que de algún modo he ayudado, pero hay una especie de carácter universal en la forma en que la gente se aferra a los objetos en las primeras fases de dolor y después, con el tiempo, empieza a cambiar las cosas. Mis fotos representan sólo una etapa de un proceso muy largo y duro, pero creo que compartir historias con los padres sirve de ayuda.

Murió hace ocho años (2004)

Seguro que tomaste fotos de esa habitación durante muchas de sus etapas.

Sí, pasé mucho tiempo tomando fotos de la habitación. Incluso, en algunas etapas, pensé rodar algún tipo de documental para mostrar el cambio; mostrar cómo podía pasar de estar iluminada a oscuro, y de oscura a iluminada, para así dar un mejor sentido de lo utilizada o poco utilizada que estaba.

Las fotos se tomaron con gran angular, y con la luz natural que emanaba de las ventanas.

Si. Al principio hacía fotos en primer plano, después empecé a retirarme más y a tomarlas desde la puerta. Me parecía menos intrusivo. Cuando empecé a trabajar en la serie ya tenía una idea de cómo quería fotografiar las habitaciones: gran angular con cámaras de formato medio. Sin flash, nada demasiado intrusivo.

Imagino que pedir a padres desconsolados que te dejen entrar en las habitaciones de sus hijos debe ser un poco extraño. ¿Cómo los encuentras?

Casi siempre gracias al boca a boca. Muchos padres afligidos forman grupos de apoyo. Eso es lo que hicieron los padres de mi amiga. Fue a través de uno esos grupos que tres otras parejas de padres contactaron conmigo para pedirme formar parte del proyecto. También escribí sobre él en varias páginas de apoyo en la web. Muchas de ellas cuentan con secciones de búsqueda. Así salieron un par de cosas, pero la mayoría fue por el boca a boca.

¿Teían los niños algo en común? ¿Quizá la edad, o la causa del fallecimiento?

No mucho. Hay una extensa variedad de accidentes de coche, enfermedades y edades. El cuarto azul claro perteneció a una de las chicas más mayores. Supongo que lo puedes deducir por el hecho de que está muy ordenado, y que no hay muchas cosas infantiles aparte de las fotos en la pared.

Murió hace 11 años(2005)

Se parecen un poco a los retratos antiguos que cuelgan sobre la chimenea en las casas viejas.

Me temo que no tienen nada que ver. Son retratos de un grupo de música que le gustaba mucho. No me acuerdo del nombre, pero debió recortarlos de una revista y creo que consiguió que se los firmaran. Obviamente para ella eran muy importantes, los tenía colgados en la pared, encima de la cama.

¿Hay alguna habitación con la que sientas una mayor conexión?

Cada una contiene su propia historia. Las relaciones que creo con los padres también son muy importantes. Como podrás imaginar, no es la clase de asunto en el que puedo presentarme, hacer fotos e irme. Hay que invertir mucho tiempo en explicarles de qué se trata: por qué lo hago y qué espero sacar del proyecto; después, ellos comparten conmigo sus historias sobre la habitación y sobre su pérdida. Cada cuarto representa unas circunstancias diferentes, así que no podría escoger uno antes que otro.

¿Cuáles fueron las cosas más interesantes que observaste durante el proyecto?

Una de ellas, que muchas de las habitaciones se acaban usando como lugares donde se guardan maletas y trastos, algo que tal vez simbolice pasar página. Y había una habitación lila en la que noté que no había pasado el tiempo. La forma en que todo estaba perfectamente colocado sugería que aún causaba mucho dolor. Por el contrario, hay otras habitaciones donde se puede notar el cambio. El cuarto de color naranja, por ejemplo, que la madre había empezado a usar como estudio artístico.

Otra cosa interesante es que, incluso cuando cambian, la decoración normalmente se conserva, y siempre la llaman “la habitación de...” como se llamará el niño: ya sabes, la habitación de Susan, el cuarto de Alison. Pero yo no soy nadie para decir cómo se debe sobrellevar ese tipo de dolor, ni qué debería hacer la gente. Mi único comentario [con esta serie] es que cada proceso es único.

Murió hace 4 años(2005)

Murió hace 11 años (2005)

¿Te han criticado alguna vez por abordar un tema tan delicado?

Sí. A menudo la gente no ve más allá de la fotografía. Sé que es un tema muy duro, pero parte de la razón por la que hago esto es que los padres, además de sufrir la pérdida de un hijo, también sufren ese especie de aislamiento que se produce cuando los demás, debido a la magnitud de la tragedia, no saben cómo abordarlos. Algunos padres me han contado que hay gente que cambia de acera sólo para evitarse tener que hablarles. Pero la pérdida no es una experiencia aislada; es algo por lo que todos tenemos que pasar en algún momento de nuestras vidas.

Tagged:
Fotos
Vice Blog