Actualidad

Las víctimas de la peor masacre en la historia de Canadá

Al menos 19 personas, entre ellas una oficial de la Real Policía Montada de Canadá, una maestra y dos trabajadoras de la salud, fueron asesinadas en un tiroteo masivo durante el fin de semana en Nueva Escocia.
21 Abril 2020, 7:05pm
Las víctimas del tiroteo en Nueva Escocia incluyen a la trabajadora de salud Kristen Beaton, izquierda, y los oficiales de correccionales Sean McLeod y Alanna Jenkins, derecha.

Artículo publicado originalmente por VICE Canadá.

El sábado por la noche un hombre de Nueva Escocia mató al menos a 19 personas. Se trató del peor asesinato masivo en la historia moderna de Canadá. Las víctimas incluyen a Const, Heidi Stevenson, una veterana de la Real Policía Montada de Canadá (RCMP, por sus siglas en inglés), una maestra de primaria y dos trabajadores de la salud.

El lunes por la mañana, el primer ministro Justin Trudeau describió el tiroteo como un acto de "violencia sin sentido" que tuvo lugar en pequeñas ciudades, donde las personas se cuidan entre sí. "Estas comunidades están de luto y Canadá está de luto con ellas", dijo Trudeau. "Lamentamos mucho su pérdida. Esta tragedia jamás debió ocurrir. En Canadá no hay sitio para la violencia".

Trudeau dijo que no se pueden realizar vigilias públicas porque violarían las medidas de distanciamiento social para combatir la pandemia del COVID-19. Sin embargo, el viernes se llevará a cabo una vigilia virtual a las 7 pm a través de una página de la comunidad de Colchester en Facebook.

Esto es lo que sabemos sobre las víctimas hasta ahora. Esta lista será actualizada.

Heidi Stevenson

Heidi Stevenson. Foto cortesía de RCMP

Const. Heidi Stevenson, una veterana de 23 años de la Real Policía Montada de Canadá (RCMP), fue una de las primeras víctimas identificadas después de los disparos mortales en Nueva Escocia. Cuando murió estaba atendiendo a la llamada de que había un tirador suelto, pero las circunstancias de su muerte aún no han sido confirmadas.

"Murió protegiendo a otros", dijo el lunes el primer ministro Justin Trudeau. "Estaba cumpliendo sus obligaciones, algo que hizo todos los días durante 23 años".

Stevenson, originaria de Nueva Escocia, era esposa y madre de dos hijos, de 10 y 13 años. Su esposo, Dean Stevenson, da clases en una escuela secundaria del área de Halifax, según el Globe and Mail.

"No hay palabras para describir el dolor", dijo el domingo el comandante de Nueva Escocia, Lee Bergerman, a periodistas. "Dos niños perdieron a su madre y un hombre perdió a su esposa. Los padres han perdido a su hija y muchos otros perdieron a una increíble amiga y colega".

Lisa McCully

Lisa McCully. Foto vía Facebook

Lisa McCully era madre de dos niñas y maestra tercer y cuarto grado en la Escuela Primaria Debert.

El domingo, su hermana, Jenny Kierstead, escribió en una publicación de Facebook: "Es muy difícil de escribir, pero muchos de ustedes querrán saberlo. Hoy nuestros corazones se rompieron cuando intentamos aceptar la pérdida de mi hermana, Lisa McCully, quien fue una de las víctimas del tiroteo masivo en Portapique anoche (sábado)".

El mes pasado, McCully publicó un video en Facebook de ella y dos niños pequeños cantando "Tonight You Belong to Me". "Aquí les dejo una canción de buenas noches para toda nuestra familia y amigos. Te extrañamos", dice McCully en el video mientras toca el ukelele.

El domingo, Paul Wozney, presidente del Sindicato de Maestros de Nueva Escocia (NSTU, por sus siglas en inglés), dijo en un comunicado publicado en Facebook: "9.300 corazones de la NSTU están rotos junto con los de sus colegas y estudiantes en la Escuela Primaria Debert, así como con los de su familia y amigos que la conocieron no solo por ser una excelente maestra sino por el amor que dejó en sus vidas".

Heather O'Brien

Heather O'Brien. Foto vía Facebook

Heather O'Brien era esposa, madre, abuela y enfermera. Trabajó como enfermera en el equipo de la Orden Victoriana de Enfermeras (VON, por sus siglas en inglés) durante aproximadamente 17 años.

"Ella compartía su profundo afecto por los demás", dijo el presidente de la VON, Jo-Anne Poirier, en un comunicado publicado el lunes.

El domingo, la hija de O'Brien confirmó la muerte en una publicación de Facebook: "Un monstruo asesinó a mi madre", dijo su hija, Darcy Dobson, y agregó que a las 10:15 pm del sábado, su madre ya había fallecido. En la publicación, Dobson dijo que quiere que su madre sea recordada por su amabilidad, su pasión por su carrera como enfermera y "la forma en que sus ojos brillaban cuando hablaba con sus nietos".

Kristen Beaton

Kristen Beaton. Foto vía Facebook

Kristen Beaton fue asistente de atención en la Orden Victoriana de Enfermeras durante más de cinco años.

Según el Sindicato de Empleados Generales y del Gobierno de Nueva Escocia (NSGEU, por sus siglas en inglés), Beaton dedicó su vida al cuidado de los más vulnerables de la provincia. "Fue asesinada en el trabajo, haciendo su importante deber durante la pandemia del COVID-19", dijo el NSGEU en un comunicado el lunes. "A raíz de su pérdida, su esposo nos ha pedido a todos que usemos nuestras voces para abogar por la protección y el equipo adecuados para todos los compañeros de trabajo que permanecen en el trabajo durante esta crisis".

Su esposo, Nick Beaton, publicó en Facebook el lunes por la mañana: "Lloraba (todos los días) antes y después del trabajo, con miedo de llevar el COVID a su hijo que amaba más de lo que alguien pudiera imaginar".

También dijo que amaba su trabajo. "Así que por favor, por el bien de Kristen, protejan a los que nos protegen", declaró.

Corrie Ellison

Corrie Ellison. Foto cortesía de Ashley Fennell

Eran las 3 de la madrugada del lunes cuando Ashley Fennell se enteró de que Corrie Ellison había sido una de las víctimas. Le dijo a VICE que inmediatamente le envió un mensaje a Ellison, pidiéndole que fueran a dar un paseo, porque no quería creer las noticias.

"Esperaba que se hubieran equivocado de persona", dijo Fennell. Según el, Ellison tenía poco más de 40 años y era un "alma hermosa", siempre dispuesta a ayudar a quienes lo rodeaban.

Habían sido amigos durante aproximadamente nueve años, desde que Ellison ayudó a Fennell a superar la adicción. Cada vez que Fennell necesitaba apoyo, Ellison estaba allí, listo para llevar a su amigo a tomar un café.

Los dos permanecieron cerca durante casi una década, a menudo pasando los días de verano nadando juntos. Durante Navidad, Ellison también ayudó a Fennell con algunas dificultades financieras, dijo Fennell. "Es difícil creer que esto sea cierto", dijo Fennell. "Corrie era increíble. Quiero que todos sepan cuán especial era realmente".

En Facebook, Clinton Ellison compartió una foto de él y su hermano Corrie cuando eran niños con su padre, informó el Globe and Mail. "RIP mi hermano", escribió Clinton en el pie de foto el lunes por la mañana. "(Fue) asesinado por ayudar a alguien".

Una mujer que se refirió a Ellison como su primo acudió a Facebook para rendir homenaje a su ser querido perdido. "Le envié un mensaje de texto esta mañana para ver si su padre estaba bien... sin saber que estaba fuera y que ya había sido asesinado", escribió Juliene Henderson.

Jolene Oliver, Aaron Tuck, y Emily Tuck

Emily Tuck, Jolene Oliver, y Aaron Tuck. Foto vía GoFundMe

Jolene Oliver, Aaron Tuck y su hija Emily Tuck, de 17 años, fueron asesinados en su casa, según una página de GoFundMe iniciada por la hermana de Jolene.

Tammy Oliver-McCurdie escribió que todos los familiares están en Alberta y necesitan ayuda para pagar los gastos del funeral en otra provincia. En Facebook, una mujer que dijo que su hijo era el novio de Emily escribió un homenaje: "Esta joven de 17 años era una de las chicas más inteligentes que he conocido. ¡Podía arreglar cualquier cosa con sus manos porque su papá le había enseñado a hacerlo y tocaba música que te hacía sentir en paz! decía el post. "Se graduó con 17 años, todavía tenía mucha vida por delante".

Sean McLeod y Alanna Jenkins

Sean McLeod y Alanna Jenkins. Foto vía Facebook

En una emotiva publicación de Facebook, Taylor McLeod escribió sobre la pérdida de su padre Sean McLeod y la esposa de su padre, Alanna Jenkins.

Taylor confirmó al National Post que ambos habían muerto. Según el Post, ambos eran oficiales correccionales, McLeod trabajaba en Springhill Institution y Jenkins en la Nova Scotia Institution for Women. En un comunicado a VICE, un portavoz de Corrections Canada, Anick Charette, dijo que está al tanto de que los informes de noticias identificaron a dos empleados de correccionales como víctimas, pero no pudieron confirmar su identidad.

Taylor dijo que extrañará su presencia en la vida de su hija. "Estoy desconsolado porque las dos personas favoritas de Ellie le han sido arrebatadas y ella no entenderá por qué ya no irá a hacer pijamada con ellos", escribió. Dijo que echará de menos ir a hacer tubing y pedirle consejos a su padre.

"Simplemente no puedo entender el hecho de que nunca podré llamar a mi papá para hacerle una pregunta tonta sobre la adultez, o ver cómo se ilumina la cara de mi bebé cuando cruzaba la puerta", escribió.

Lillian Hyslop

Lillian Hyslop vivía en el área de Wentworth. Su suegra, Carol Hyslop, confirmó a VICE que Hyslop fue una de las víctimas.

La compañera de caminata y vecina de Hyslop, Heather Matthews, le dijo a la CBC News que Hyslop había salido a caminar por el valle de Wentworth el domingo por la mañana cuando fue asesinada.

Tom Bagley

Tom Bagley. Foto vía Facebook

Tom Bagley era bombero voluntario y trabajó durante tres décadas como parte de la brigada de bomberos en el Aeropuerto Internacional de Halifax hasta 2006. Según lo informado por el Chronicle Herald y la CBC, Bagley fue asesinado a tiros el domingo por la mañana, según los vecinos, cerca de la explosión en Hunter Road en West Wentworth.

Su hija Charlene Bagley se refirió a él como un "alma hermosa" en una publicación de Facebook el domingo por la noche. "Murió tratando de ayudar, si lo conocías, sabías que eso era lo único que quería. Sé que fue muy importante para mucha gente".Dijo que sus amigos y familiares lo describieron como un héroe, como alguien que se preocupaba y siempre hacía reír a la gente.

Leah Batstone, portavoz de la Autoridad del Aeropuerto Internacional de Halifax, le dijo a VICE en un correo electrónico: "Nos gustaría compartir nuestras más sinceras condolencias a sus seres queridos y a toda la gente de Nueva Escocia afectada por esta situación inimaginable, en este momento increíblemente difícil".

Jamie y Greg Blair

Greg y Jamie Blair. Foto vía Facebook

La pareja casada Jamie y Greg Blair está entre los muertos. Según la Canadian Press, fueron asesinados a tiros en su casa de Portapique.

"Honestamente, no sé qué pasó. Ambos fueron fusilados. Eso es todo lo que sabemos, no sabemos por qué. No lo sabemos", dijo la hermana de Greg, Kelly Blair, a la CP.

La tía de Jamie, Judy MacBurnie, le dijo a la CP que la pareja tiene dos hijos pequeños, que ahora están con sus abuelos. Greg también tiene dos hijos de una relación anterior. Según los informes, la pareja también tenía un negocio especializado en el servicio, la venta y la instalación de unidades de gas natural y propano en el área donde tuvo lugar el tiroteo.

En una publicación compartida más de 1.700 veces en Facebook hasta el lunes por la tarde, Jessica MacBurnie (pariente) honró a los Blair: "Hoy perdimos a dos hermosas almas. Mi corazón está roto por mi familia, mi corazón está roto por todos los demás que están sufriendo esta tragedia", dijo.

Joanne Thomas y John Zahl

Joanne Thomas y John Zahl. Foto vía GoFundMe

Joanne Thomas y John Zahl vivían al lado del asesino, según una página de GoFundMe creada para sus dos hijos por una mujer llamada Gena Lawson. Están desaparecidos y se presume que están muertos.

Uno de sus hijos, Justin, de 22 años, le dijo a la CBC que no había tenido noticias suyas desde el sábado por la noche y que John no apareció el lunes para llevarlo a una cita. La policía le dijo que "se prepare para lo peor".

En la página de recaudación de fondos dice que la pareja vivía en una casa en Portapique Beach Road que fue incendiada; sus gatos también están desaparecidos."Ambos eran voluntarios en la Iglesia Presbiteriana de St. James y Joanne era la directora del 'Laundry Project', un grupo sin fines de lucro que ayuda a las personas necesitadas a lavar su ropa", dice GoFundMe.

Gina Goulet

Gina Goulet. Foto vía Facebook

Gina Goulet, de 54 años, era dentista en Shubenacadie. Su hija, Amelia Butler, confirmó al National Post que su madre fue una de las víctimas.

Le dijo al Post que ella había luchado mucho por su vida: Goulet venció al cáncer dos veces. En 2016, Goulet fue diagnosticada con cáncer cerebral y, a pesar de todos los pronósticos, sobrevivió, dijo Butler. A finales del año pasado, a Goulet le diagnosticaron cáncer nuevamente y casi lo había vencido cuando le dispararon.

A Goulet le encantaba bailar salsa y viajaba a Cuba cuando podía. "Ahí era la más feliz", agregó Butler. La hermana de Goulet, Micheline Kerekes, escribió en Facebook que es un "ángel ahora", mientras que una amiga la describió en una publicación de Facebook como alguien que era "divertida, luchadora y le encantaba bailar".

Dawn y Frank Gulenchyn

Dawn y Frank Gulenchyn eran residentes de Oshawa desde hace mucho tiempo y recientemente se mudaron a Nueva Escocia, según Durham Radio News.

Dawn Gulenchyn trabajó en Hillside Terraces, un hogar de cuidado a largo plazo, durante décadas, según un comunicado de John Henry, presidente regional y director ejecutivo de Durham.

"Esta tragedia fue especialmente cerca de casa, ya que dos de las víctimas eran residentes de Durham desde hace mucho tiempo. Dawn, quien fue una exempleada que trabajó en el hogar de cuidado a largo plazo de Hillsdale Terraces durante décadas y se jubiló en 2019, y su esposo Frank”, dijo.

Se creó una página GoFundMe para ayudar al hijo de la pareja, Jon Farrington, creado por los amigos y colegas de Jon. En Facebook, el otro hijo de la pareja, Ryan Farrington, escribió: "Te amo mamá y Frank".

Joey Webber

El domingo por la mañana, Joey Webber salió a hacer un mandado para su familia en una comunidad rural cerca de Antrim y nunca regresó, según su vecino, el concejal de Halifax, Steve Streatch. Era padre de dos niñas.

Streatch lo describió como un trabajador y un padre atento. "Lo veía de camino al Ayuntamiento; vivía muy cerca. Siempre lo veía parado en la parada del autobús y siempre saludaba con una gran sonrisa mientras vigilaba y se aseguraba de que sus hijos se subieran al autobús escolar", dijo.

Webber trabajaba en silvicultura en la planta de celulosa local, pero recientemente había sido despedido porque se cerró. Era el único proveedor de su familia según una página de GoFundMe creada por su cuñada.

Sigue a Manisha Krishnan, Anya Zoledziowski y Anne Gaviola en Twitter.